El pedrisco del fin de semana dañó unas 15.000 hectáreas de cultivo en la provincia de Valencia

Cultivo dañado por el pedrisco caído el pasado fin de semana.

Cultivo dañado por las tormentas registradas el pasado fin de semana.

La Unió de Llauradors informa que las tormentas del pasado fin de semana, acompañadas de pedrisco en algunos casos, han afectado a una extensión de cultivo de unas 15.000 hectáreas (Ha) de la provincia de Valencia.

Las zonas con mayor afección se sitúan en las comarcas del Camp de Túria, Valle de Ayora-Cofrentes, Los Serranos, Vall d’Albaida y en menor medida en la Ribera Baixa. No se tiene constancia de daños generalizados ni en la provincia de Castellón ni en la de Alicante.

Los cultivos más afectados en extensión que no en daños, con cerca de 3.000 Ha en cada uno, son los cereales, olivar (aunque habrá pocos daños en el cultivo) y el almendro donde sí se espera un mayor daño de producción. Los cítricos también se han visto afectadas con un poco más de 2.500 Ha, la uva de vinificación con 1.400 Ha y en frutales destacan el albaricoque con 400 Ha, caqui (384 Ha), melocotón (350 Ha) y ciruelo (100 Ha).

La incidencia del pedrisco ha sido muy dispar según la zona concreta en la que se produjo, así por ejemplo existen parcelas con daños del 100% y otras a sólo 500 metros de distancia con incidencia mínima. Esta circunstancia provoca que sea difícil cuantificar los daños.

En líneas generales, y pese a todo lo anterior, la lluvia ha sido muy bien recibida en la mayoría de comarcas, aunque los agricultores lamentan que han sido episodios muy cortos con una gran precipitación, lo que hace que la tierra no acabe de absorber toda el agua y se pierda por efecto de la escorrentía.

Suscríbete a nuestra newsletter