La información económica de los líderes

El apoyo público, fundamental en todos los sistemas de innovación

2017-abril-redit-congreso-CristinadelCampo

Cristina del Campo, directora general de Redit

Cristina del Campo, directora general de Redit, fue la encargada de presentar el estudio “Sistemas internacionales de apoyo a la innovación”, que ha realizado la Red en colaboración con la UPV. En el mismo, se ha llevado a cabo un análisis comparativo de agentes y sistemas de innovación de siete países de referencia en materia de I+D+i, como son Francia, Alemania, Finlandia, Suecia, Noruega, EE.UU. y Corea del Sur. El objetivo ha sido analizar países de nuestro entorno, con redes de centros tecnológicos de alto nivel o con un alto grado de inversión en esta materia.

 [masinformacion post_ids=”105395,105411″]

Durante su intervención, Del Campo destacó la fuerte inversión en materia de I+D+i con respecto al PIB de países como Corea del Sur (4,29 %) que es el líder mundial; Suecia (3,3 %) y Finlandia (2,9 %). “Si nos fijamos en la media de la Unión Europea de los 28 que se sitúa en el 2,03 %, España sale muy mal parada en este ranking con un 1,22 % y la Comunidad Valenciana, con el 1,02 %, no está ni en la media española”, recalcó Del Campo.

Respecto al caso alemán, el análisis se ha centrado en la Corporación Fraunhofer y en AIF. Hay que destacar que Alemania ha incrementado de 2000 a 2013 en más de un 70 % los apoyos públicos a la I+D. En cuanto a sus políticas en este sentido, “están desarrollando una estrategia de alta tecnología para dar respuesta a áreas como el desarrollo sostenible vinculado a la bioeconomía y también pretenden mejorar las condiciones de apoyo a la innovación de las pymes con un presupuesto que se ha multiplicado por dos desde 2007 a 2013”, explicó Del Campo.

En Finlandia destaca la labor de VTT (1942), una institución pública sin ánimo de lucro que combina centros tecnológicos y laboratorios gubernamentales centrada en la competitividad de la empresa. Las prioridades de Finlandia en políticas de I+D están centradas en incentivar la compra pública innovadora en soluciones de tecnologías limpias y en poner en marcha nuevos instrumentos de financiación pública que permitan a los científicos explorar la transformación de los resultados de investigación en nuevos negocios.

En EE.UU, se ha estudiado el MIT, una institución privada de educación superior que en 2016 ingresó más de 3.000 millones de dólares, de los que 1.600 corresponden a I+D. De estos, el 83 % corresponden a fondos federales.

De Corea del Sur, la directora de Redit destacó que los principales actores de su sistema de innovación, los llamados GRIs, reciben un 88,7 % de sus ingresos de origen público.

Como conclusión, Del Campo destacó la “mayor participación del sector privado en gasto en I+D en todos los países con respecto de España” y el “apoyo público a las entidades de I+D+i de los países analizados que, en ningún caso, es inferior al 50 %”. En este sentido, llamó la atención sobre Corea del Sur, donde las GRIs reciben prácticamente un 90 % de apoyo público y EE.UU. donde el apoyo público ronda el 90 %; el VTT de Finlandia que recibe un 63 % o la Corporación Fraunhofer de Alemania que se financia en un 58 % gracias a fondos públicos .

La directora de Redit destacó también el importante apoyo basal que existe para las organizaciones de I+D e innovación de estos países por parte de sus gobiernos “por lo que deberíamos inspirarnos de estos modelos y replantearnos el sistema de apoyos a nuestros institutos tecnológicos”.

Suscríbete a nuestra newsletter