El calzado infantil ya cuenta con una norma de seguridad

La población infantil cuenta, desde febrero, con una norma específica que establece las características mínimas de seguridad en riesgos físicos y mecánicos aplicables al calzado para niños hasta la talla 34.
Esta normativa, elaborada por el Comité Nacional de Normalización CTN 59 “Industrial del cuero, calzado y derivados”, cuya secretaría desempeña Inescop, el Instituto Tecnológico del Calzado y Conexas, servirá de referencia en cuestiones de seguridad. Asimismo, permitirá un entendimiento entre las partes involucradas: fabricantes, comercializadores, usuario y autoridades de vigilancia de mercado.

SONY DSC

Estas partes involucradas han trabajado durante más de un año en la elaboración de esta norma guiados por Inescop quien, consciente de la necesidad, coordinó con Aenor la formación de un grupo de trabajo sobre seguridad infantil, dentro del Comité CTN59, para llevar a cabo el desarrollo técnico de esta normativa específica donde, dadas las características concretas de estos calzados, se han tenido en cuenta otras normativas relacionadas con el textil y con el juguete.

La norma se aplica por un lado, al calzado de bebé hasta la talla 24 incluida, para evitar los riesgos debidos a la existencia o generación de piezas pequeñas, elementos cortantes o punzantes, cordones, adornos y accesorios. Y, por otro lado, se aplica al calzado infantil hasta la talla 34 incluida.
En Inescop se elaboran multitud de ensayos para el sector calzado, muchos de los cuales están acreditados por Enac, por lo que están igualmente preparados para ofertar los ensayos contemplados en esta norma, con el fin de que las empresas de calzado infantil puedan asegurarse de la seguridad de sus productos.
Debido al tiempo trascurrido desde que se diseña un zapato hasta que se pone a la venta, la norma no se hará efectiva hasta agosto de 2018.

Suscríbete a nuestra newsletter