Las ciudades del futuro deberán responder a todo tipo de amenazas naturales y humanas

Rosa María García, presidenta de Siemens SA, ha impartido una conferencia en la UPV dentro de la IV Jornada sobre Ciudades Seguras, Sostenibles e Inteligentes. Para la presidenta de Siemens España,hasta cierto punto, los equipos de gobierno municipales se sienten decepcionados con las smart cities: de momento, la tecnología y la digitalización han llegado solo a la periferia de los procedimientos, pero aún no ha tocado realmente el corazón de la ciudad.”

siemensEn su opinión, hay mucho por hacer. “Una smart city es el resultado de un smart government (un gobierno municipal abierto y participativo), una smart economy (polo de atracción económica y de start-ups); una smart society (un lugar inclusivo que llega a todos los barrios, sin islas empobrecidas); y un smart environment (espacios sostenibles y eficientes).”

Y para todo ello hace falta un plan maestro. La tecnología no rige la ciudad; sino más bien, al revés. Es la ciudad la que manda sobre la tecnología. Las metrópolis digitales se basan en los deseos de los ciudadanos, que están expresados a través de sus gobiernos, y deben ser diferentes, acordes a las preferencias de sus habitantes. Van más allá de la tecnología y no es el hardware, ni el software, ni el conocimiento, sino todo junto”, ha explicado García.

Ciudades resilientes
La presidenta de Siemens aseguró que “ya se ven las primeras ciudades 3.0. en el mundo: capitales en las que las cosas funcionan de forma integrada: edificios conectados y transportes que dialogan entre sí. Y, en un futuro, viviremos en metrópolis 4.0, donde las cosas funcionan, además, de forma colaborativa. Y tendremos edificios que son entes vivos y que colaboran con el municipio: captan su propia energía y la gestionan eficientemente; si les sobra, la ceden a la ciudad si a esta le hace falta, y si no, se almacena en los coches eléctricos estacionados en el parking,”.

En el futuro, en opinión de García, las ciudades serán capaces de superar la adversidad causada por desastres naturales o atentados terroristas. “Para contrarrestar los impactos, debemos diseñar lugares a la japonesa (resistentes a terremotos), construir hospitales sólidos que funcionen con fallos de suministros; flujos de tráfico abiertos para desalojar rápidamente a una población… Hay que considerar todos los escenarios”, ha concluido la presidenta de Siemens.

La jornada ha reunido a representantes de importantes compañías como Everis, Indra, Repsol, IBM, TPYSA, Gas Natural, Ampere Energía, Viesgo, Grupo Chillida, SICE, Grupo ETRA, FERMAX y de entidades como Banco Sabadell, la Asociación Valenciana de Empresas del Sector de la Energía (AVAESEN), la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, la Cámara de Comercio y la DGT.

Suscríbete a nuestra newsletter