La información económica de los líderes

Los economistas creen que las medidas proteccionistas de Trump perjudicarán a las exportaciones valencianas

2017-marzo-COEVA-02

“El 77% de los economistas creen que las medidas proteccionistas anunciadas por Donald Trump perjudicarán las exportaciones de la Comunidad Valenciana hacia los Estados Unidos”, ha anunciado Francisco Menargues,  decano del Colegio de Economistas de Alicante durante la presentación de la encuesta sobre la repercusión política y económica de la política industrial y comercial del nuevo presidente de Estados Unidos, en el marco de Forinvest. Menargues ha estado acompañado también por los decanos de los colegios de Valencia y Castellón, Juan José Enríquez y Jaime Querol respectivamente.

Menargues también ha recordado que EE.UU. es el primer destino de los productos valencianos fuera de la Unión Europea y es el cuarto país hacia el cual la Comunidad Valenciana dirige sus exportaciones después de Alemania, Francia y Reino Unido. Igualmente, en 2015, las ventas al mercado norteamericano alcanzaron un valor de 2.119 millones de euros, el 7% del total exportado por la región.

Tal y como revela dicha encuesta, en la que han participado más de 400 economistas de las tres provincias, “más de  tres cuartas partes de los economistas están convencidos de los posibles efectos negativos que las políticas de Donald Trump puedan tener en las exportaciones de la Comunidad Valenciana”, ha insistido Menargues quien también ha indicado una serie de factores que pueden incidir a favor o en contra de ese efecto negativo. En concreto, ha mencionado Menargues  que “los economistas prevén un crecimiento del PIB en Estados Unidos, en el primer trimestre de 2017, del 2,1%. También se está viendo una apreciación del dólar, lo cual hace que los productos valencianos sean más competitivos y esto podría favorecer, en principio, a las exportaciones”. “También podría ser favorable –ha añadido– el turismo, ya que en estos últimos años se ha visto un crecimiento importante de los visitantes de EE.UU. a la Comunitat, siendo estos además, los que más dinero se dejan por estancia”. En cambio, ha matizado Menargues, “la renegociación de los tratados bilatarales y el proteccionismo del que hace gala la Administración Trump a medio plazo puede ser un efecto negativo sobre todo en algunos sectores como la maquinaria, el calzado o la cerámica. En Valencia también tenemos a Ford que podría verse afectada por estas políticas de Estados Unidos”.

Los economistas están convencidos de que la política económica proteccionista de Estados Unidos, resumida con el lema ‘América, primero’, tendrá importantes consecuencias en el ámbito internacional. Sobre todo en el comercio internacional (6,21 sobre 10). En esta pregunta, la mitad de los encuestados señala la horquilla 7-10, anticipando el enorme influjo que la administración Trump tendrá en las relaciones comerciales. En su opinión, también incidirá, aunque no tan profundamente, en el crecimiento económico mundial (5,5) y el empleo (5,41). Sin embargo, su efecto no será tan pronunciado en la evolución del mercado inmobiliario mundial (4,53), tal y como ha explicado Juan José Enríquez, decano del Colegio de Economistas de Valencia.

La encuesta también analiza la elección de Trump en clave europea. Por un lado, existe la creencia de que la nueva política norteamericana podría dar alas a los movimientos nacionalistas y abiertamente antieuropeistas que proliferan en algunos países de la Unión Europea. Sin embargo, otros observadores prevén una mayor cohesión de la Unión Europea como respuesta a las políticas norteamericanas.

Enfrentados a este dilema, los economistas se decantan sensiblemente por la segunda opción: que generará mayor cohesión en el seno de la UE, que obtiene una puntuación de 3,24 sobre 5, mientras que espolear los movimientos antieuropeístas da como resultado un 3,07. En cualquier caso, son muy factibles ambas consecuencias, contrapuestas pero no contradictorias entre sí: puede ayudar a cimentar los movimientos nacionalistas al tiempo que los europeistas promueven una mayor integración como reacción.

2017-marzo-COEVA-01

En cuanto a si las medidas proteccionistas afectarán a países como Irlanda, sede de empresas multinacionales estadounidenses por su baja tributación, el promedio de respuestas se sitúa en 6,06 sobre 10. También influirá, pero menos (5,56), en los intercambios de información tributaria para perseguir la deslocalización y los traslados de negocios buscando una tributación mínima.

Consecuencias internas en Estados Unidos

La política industrial y comercial anunciada por Trump apuesta por atraer la producción de las empresas americanas a suelo americano, amenazando incluso con sanciones y fuertes gravámenes en casos de deslocalización. Los economistas creen que, durante el mandato del nuevo presidente americano, dichas políticas tendrán un efecto positivo en la creación de empleo (5,53 sobre 10) y, en menor medida, en la industrialización (5,19)  e inflación (5,01) del país. En los tres casos, en torno a la mitad de los encuestados se sitúa en la horquilla 5-7, asumiendo que los efectos económicos internos de la política industrial y comercial de Trump serán positivos.

Por último, los economistas consideran que el endurecimiento de las políticas contra la inmigración afectará a la contratación de extranjeros, sobre todo de personal de baja cualificación (4,03 sobre 5). En este caso, la respuesta es rotunda: la mitad de economistas marca la casilla del 5 y tan solo el 15% se sitúa en la horquilla inferior (1-2). También repercutirá en los investigadores sin la nacionalidad estadounidense (3,4) y, aunque no tan significativamente, en el personal de alta dirección (2,5) y los trabajadores de alta cualificación (2,45). En esta cuestión, no hay excepciones: ni los altos directivos parece que van a tener fácil librarse de la dureza del gobierno estadounidense en materia migratoria.

La Cámara de Valencia se muestra más comedida

mompo

De izda. a dcha., Eduard Navarro, Enrique Lucas, Vicente Mompó y Luis Galiano de Pablo

Por su parte, Vicente Mompó, director del Departamento Internacional en la Cámara de Comercio de Valencia ha declarado, durante la celebración de una mesa redonda en este mismo foro bajo el título ‘El efecto Trump’,  que no ve ningún peligro para Ford en Valencia, ni para otras filiales estadounidenses que están en España. En su opinión, las políticas de Trump no van a afectar a las exportaciones de la Comunidad Valenciana. “Creo que va a afectar más el brexit que Trump. Aunque, sí que hemos visto algunos retrocesos en las exportaciones pero se deben más a la incertidumbre. No creo que los americanos se vayan a cerrar al mundo“.

Vicente Mompó ha explicado a los periodistas que, a  pesar de que Donald Trump está amenazando con subir los aranceles un 10%, “no lo puede hacer unilateralmente, tiene que pasar por el Congreso americano y por la Organización Mundial del Comercio, un organismo que han impulsado los norteamericanos. De todas formas, ¿qué pasaría si  se cumple esta subida de los aranceles como ha anunciado Trump? Los fabricantes norteamericanos en todo el mundo que están fabricando para Estados Unidos deberían pagar un 10% más, una medida que penalizaría al consumidor americano. Se incrementaría la inflación porque los americanos comprarían más caro y se produciría una apreciación del dólar, por lo tanto, los españoles venderíamos más barato”, ha subrayado Mompó.

Al respecto, el representante de la Cámara de Comercio también ha matizado que “Estados Unidos con quien tiene un problema comercial de verdad es con China, no con Europa ya que el 50% de su déficit comercial lo sustenta China“. “Afortunadamente, hay nichos de mercado en EE.UU. De hecho, hay 1.200 empresas implantadas en Estados Unidos de las que 120 son valencianas”, ha concluido.

 

Suscríbete a nuestra newsletter