La SGR ya ha vuelto a prestar avales

2017-feb-IVF-Manuel-Illueca-4Manuel Illueca, director general  del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF)

– En tanto que director general del IVF, ha sido nombrado también presidente ejecutivo de la Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) ¿Es salvable la SGR como operador financiero?

M.I. Estamos haciendo un esfuerzo tremendo para que así sea. Piense que la Comunidad Valenciana es la única comunidad autónoma que ha entrado en algo parecido a un rescate bancario, pero nosotros no tenemos FROB ni Sareb, por lo que hemos estado muy solos en este rescate. El director del IVF está actuando como si fuera el presidente del FROB, la propia Generalitat se va a tener que inventar una Sareb y el dinero ha tenido que salir de nuestros fondos. Para conseguirlo, hemos hecho un gran esfuerzo vía FLA con el Ministerio de Hacienda.

 [masinformacion post_ids=”99587,99595,99613,99626,99635″]

Hemos tenido que reducir drásticamente el endeudamiento de la SGR de los 400 millones que reflejaba su contabilidad, a los 115 millones de euros que quedan actualmente. Y para lograrlo hemos pactado con la banca un esquema de devolución de este nivel de deuda en virtud del cual, la banca recupera todo el efectivo si además le da negocio a la SGR. Nosotros acometemos una actuación importante que creemos que es de interés público, una vez que ya estamos embarcados en un rescate que seguramente no hubiéramos decidido. Pero embarcados en él y con los compromisos encima de la mesa, hay que hacerlo bien y hay que ir hasta el final por un principio de seguridad jurídica.

– La situación patrimonial de la SGR, ¿es la correcta? ¿Puede prestar avales?

M.I. Ya está haciéndolo. Con este acuerdo de reestructuración en el que se han comprometido las principales entidades financieras que operan en la Comunidad Valenciana, lo que queremos es ver a la banca cooperar con la SGR, utilizarla como herramienta para minorar el consumo de capital de sus operaciones y entrar en los segmentos en los que tiene que entrar una SGR: micropymes, autónomos, etc.

Después de esta operación y de haber puesto sobre la mesa 275 millones de euros, creemos que la SGR es una herramienta útil. Tenemos una línea de 15 millones de euros firmada con Bankia, hemos firmado otra con CaixaBank por cinco millones, tiene las líneas firmadas con el propio Instituto Valenciano de Finanzas y otras entidades financieras se nos han acercado… Con lo que vemos que la SGR puede tener un nivel de actividad considerable. Esperamos en este primer año llegar a los 30 millones de euros en avales concedidos, pero tenemos un target suficiente como para llegar a los 100 millones de euros de avales/año. Avalis de Catalunya está dando unos 150 millones de euros de avales/año.

Y si lo logramos, en esta legislatura habremos revitalizado las dos herramientas de apoyo público a la financiación empresarial. Una palanca para la concesión de avales –SGR-, muy útil en momentos como el actual, de elevada liquidez y bastante aversión al riesgo, pues con los avales puedes hacer que la aversión al riesgo sea menor. Y la segunda palanca -el IVF-, para movilizar fondos cuando la liquidez se retraiga. Son dos herramientas que interactúan entre sí.

De hecho, el deseo de esta Administración es concentrarlas incluso físicamente; es decir, que las dos estén en el mismo sitio, que cooperen y que funcionen con una estrategia común, pero siempre desde la óptica de la colaboración público-privada. Ni el IVF ni la SGR tienen sentido si no es de la mano de las entidades financieras, cooperando con ellas y no quitándoles mercado, porque no se trata de eso.  

Suscríbete a nuestra newsletter