Navarro defiende la CEV como modelo para la futura patronal autonómica

Navarro defiende la CEV como modelo para la futura patronal autonómica

Como solución a la crisis de las organizaciones empresariales de la Comunidad Valenciana, Salvador Navarro, presidente de la CEV, defendió su modelo de gestión. Tras señalar que el modelo actual es insostenible -una patronal autonómica sustentada en las cuotas de las provinciales- Navarro señaló que la nueva organización debe atender por igual a las empresas y sectores de Alicante, Castellón y Valencia. Navarro apuesta por un modelo que vertebre la comunidad, con presencia en aquellas zonas donde sea necesaria.

salvador navarroEn su intervención en el Fórum Europa, Navarro recordó que la CEV -que este año celebra el 40 aniversario de su fundación- es la única patronal saneada y que está respaldada por las bases. «Hemos colaborado con Cierval y hemos aportado liquidez en la medida de nuestras posibilidades», agregó, aludiendo a las dificultades económicas que sufre la patronal autonómica que la han abocado al preconcurso de acreedores. 

[masinformacion post_ids=»97456,97474″]

Navarro responsabilizó de la mala situación de las organizaciones empresariales valencianas a anteriores gestores y afirmó que no se puede depender del dinero público, ya que la independencia económica es la que facilita el éxito. Asimismo, el presidente de la CEV anunció una próxima consulta a los asociados sobre el modelo de organización, si bien reiteró que  hay que alejarse de «viejas fórmulas que no sirven. Hay que construir algo nuevo y sólido».

La intervención de Navarro comenzó con un repaso a las grandes magnitudes económicas de la Comunidad Valenciana. El presidente de la CEV destacó el liderazgo de la Comunidad Valenciana en crecimiento económico y subrayó que el 16,5% de recuperación del empleo nacional tiene origen valenciano. También destacó que somos la segunda autonomía exportadora, pero con un importante superávit comercial. Datos, dijo, que hay que poner en valor, teniendo en cuenta la diferencia de ventajas con las que se parte. En ese aspecto, reivindicó la necesidad del corredor mediterráneo, la conexión con Zaragoza y el corredor Cantábrico.

Ninguneo a la Comunidad Valenciana

«Cada euro que no se invierte -aseguró- afecta a todos los valencianos«. Navarro se preguntó por las razones del «ninguneo» a las inversiones en la Comunidad Valenciana y por los beneficiarios de ese ninguneo. Sin embargo, recordó que la actual composición del parlamento nacional supone una oportunidad para negociar un mejor tratamiento al territorio valenciano haciendo valer una producción industrial líder de casi el 20% o un sector turístico que bate récords históricos y está a punto de convertirse en primer destino turístico en alojamiento hotelero. Datos que contrastan con un PIB per cápita un 11% inferior a la media nacional o una tasa de paro un 19% superior a la media nacional.

Trato también del déficit en innovación y la fuga de talento que calificó de «difícil de cuantificar». El dirigente empresarial reclamó que los recursos adicionales que obtenga el gobierno autonómico con el nuevo modelo de financiación sirvan para invertir y no para aumentar la burocracia.

Defendió el modelo de colaboración público-privado y pidió una armonización fiscal general, ya que en estos momentos hay más de 100 impuestos autonómicos diferentes que «rompen el mercado único» y son caldo de cultivo de una competencia desleal entre autonomías para atraer empresas.

Armonización fiscal

Criticó con dureza los cambios fiscales, tanto de la administración central como autonómica. «La política fiscal no se puede improvisar», afirmó, en referencia a los diversos cambios realizados en el Impuesto de Sociedades y, en el ámbito autonómico, de donaciones y sucesiones, una reforma que compromete gravemente el futuro de la empresa familiar.

Otro gran pacto que solicitó fue el que estabilice los planes de estudio educativos. En este sentido, pidió que se diera más protagonismo a la enseñanza privada en todos los niveles. En cuanto a la formación profesional y universitaria, pidió una relación más fluída con la empresa. En este aspecto, destacó que la CEV tiene un acuerdo con la UPV para asistir a las empresas que buscan soluciones a sus problemas de producción y que están cerca de alcanzar un acuerdo similar con la UV.

También habló el presidente de la patronal de la necesidad de crecimiento de las pymes y micropymes para poder acceder a los procesos de digitalización y las fuentes de financiación, para superar el problema de baja productividad que actualmente tienen en comparación con Europa. 

Sobre la inversión extranjera, Navarro se mostró crítico con los poderes públicos que, dependiendo del color, asumen compromisos que no se asumen por los sucesores, creando una enorme inseguridad jurídica. También se mostró muy crítico con los mensajes que se difunden sobre corrupción. «La valenciana es la octava comunidad en número de sumarios en la Audiencia Nacional por corrupción. Cataluña es la primera. No podemos ir a Madrid con mensajes sobre corruptelas, porque conseguimos identificar corrupción con Comunidad Valenciana y eso no es así».

El fruto del diálogo

Elogió la capacidad de diálogo entre patronal y sindicatos, que «le ha ahorrado a la sociedad muchas horas de trabajo y dinero». Un diálogo que se resume en subidas salariales del 1.5%, con un 0,5% de mejora si se mejoran algunos aspectos, como el absentismo o la productividad. También presumió de tener un 20% de mujeres en la junta directiva y un 50% en el comité de dirección de la CEV, aunque reconoció que «es difícil encontrar mujeres» para ocupar puestos representativos en las organizaciones empresariales, concluyó que espera que su sucesor «sea una mujer«.

Por último, preguntado sobre el brexit, afirmó que vamos hacia un mundo más proteccionista. Reino Unido es el tercer cliente de la Comunidad Valenciana y eso afectará especialmente a los sectores de automoción y agroalimentario. Una deriva proteccionista que se extiende a Estados Unidos, país que ya tiene unos aranceles muy altos. «Ojala todo esto sirva para unir a Europa. Estamos a tiempo de colaborar, porque solos, los países no van a ninguna parte».

 

 

 

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.