B. Vargas (KPMG): “Solo el 4 % de las empresas familiares de la Comunitat han reducido empleo”

Eva Máñez

Bernardo Vargas, socio director de KPMG en Comunidad Valenciana

Las empresas familiares con sede social en la Comunidad Valenciana, presentan algunos aspectos diferenciales respecto a la media española, según las respuestas que han dado en la 5ª oleada del Barómetro de la Empresa Familiar, que anualmente elabora KPMG, firma de servicios empresariales avanzados. Esta es la entrevista mantenida al respecto con Bernardo Vargas, socio director de KPMG en la Comunidad Valenciana.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

¿Cuál es el aspecto diferencial más destacado en las respuestas de las empresas familiares de la Comunidad Valenciana?

Las empresas familiares de la Comunidad Valenciana son las que menos empleo han destruido en los últimos doce meses, según se desprende de las respuestas recogidas entre los representantes de empresas familiares de la Comunidad Valenciana, en la quinta oleada del Barómetro de la Empresa Familiar, elaborado por KPMG en colaboración con las asociaciones territoriales vinculadas al Instituto de Empresa Familiar.

Solo un 4 % de las empresas de la Comunitat ha disminuido su plantilla en el periodo analizado, frente al 7 % que afirma haberlo hecho en el conjunto del país. Sin embargo, son menos las empresas valencianas que han aumentado la plantilla contratada; un 46 % frente al 61 % que lo ha hecho en el conjunto del país. Un 50 % ha mantenido las plantillas mientras que en España lo ha hecho el 32 %.

– ¿Cuáles son las expectativas respecto al futuro?

En el conjunto de España, el 70 % de las empresas familiares tienen una impresión “positiva” de la situación económica que tendrá su compañía en los próximos doce meses; esto es, ven el futuro con optimismo y confían en su capacidad para seguir creciendo a medio plazo. Analizados los resultados de las ediciones anteriores, se observa una continuidad de la tendencia iniciada hace algunos ejercicios.

Si en 2013 solo el 42 % de las empresas familiares tenían una perspectiva positiva de la evolución de sus negocios, en 2014 y en los años siguientes se registró una recuperación significativa de la confianza (64 %, 79 % y 70 %, respectivamente).

Innovación y talento

– ¿Y qué podemos decir de las empresas familiares de la Comunitat?

En términos generales, las empresas familiares confían en el crecimiento futuro de su negocio. Así lo demuestra el buen comportamiento de su facturación y la apuesta por la retención de talento. Para afrontar los desafíos del entorno, como la creciente competencia, planean realizar nuevas inversiones, que les permitan seguir creciendo y mantener su posición competitiva en el mercado.

Esta confianza en el futuro se apoya en los buenos resultados alcanzados en términos de facturación, empleo e internacionalización.

Así, el 75 % de las empresas familiares han aumentado su volumen de ventas en el último ejercicio, mientras que solamente un 11 % lo ha reducido. En términos de empleo, un 93 % ha aumentado o mantenido su plantilla y el 74 % declara ya tener presencia en mercados extranjeros.

Prioridades de futuro

– ¿Cuáles son las prioridades para los años venideros para las empresas familiares?

A la hora de establecer sus metas, los negocios familiares continúan priorizando la mejora de la rentabilidad y el aumento de la facturación, pero otros dos aspectos se abren paso y toman cada vez más fuerza en las prioridades de los directivos de empresas familiares: potenciar la innovación y capturar y retener el talento.

Concretamente, según los datos de la quinta edición del Barómetro de la Empresa Familiar que elaboramos anualmente, mejorar la rentabilidad es la principal prioridad para el 55 % de las compañías que han participado en el mismo. A continuación, el incremento de la facturación (52 %) es la segunda; y aumentar la innovación (21 %) y la diversificación en nuevos productos y servicios (20 %), aparecen en el tercer lugar de sus prioridades.

Así mismo, el buen tono de las perspectivas a un año, lleva a las empresas familiares a contemplar mayoritariamente planes de inversión en los próximos doce meses (un 84 %), que estarán enfocados a desarrollar la actividad principal de la compañía (78 %), a implementar nuevas tecnologías (52 %) y a abrir mercado en el exterior (47 %).

– En ese horizonte que aparece esperanzador, también hay amenazas. ¿Qué es lo que más preocupa del futuro inmediato a las empresas familiares?

Considerando el momento en que se hizo la encuesta, cuando aún no se había formado Gobierno en España ni existía atisbo de pacto entre los diferentes partidos presentes en el Parlamento, un 55 % de los encuestados consideró la incertidumbre política vivida durante el último año en España como el mayor desafío al que se enfrentaba la compañía.

Una vez superada esta situación, el aumento de la competencia es señalado por un 47 % de los encuestados y la disminución de la rentabilidad es la amenaza destacada por un 35 % de las empresas familiares españolas.

En el caso de las compañías europeas, la percepción de los desafíos mantiene una tendencia similar. Así, la incertidumbre política (37 %) y la guerra por el talento (37 %) comparten la primera posición en cuanto a retos del entorno, seguidos por una mayor competencia (36 %) y por el descenso de la rentabilidad (33 %).    

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter