La información económica de los líderes

El puerto de Valencia seguirá invirtiendo para mantenerse como el primero del Mediterráneo

Aurelio Martínez, presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, intervino esta mañana en Fórum Europa, donde desgranó el plan estratégico de la entidad que preside para mantenerse como primer puerto de España y del Mediterráneo en tráfico de contenedores.

aurelioEl puerto, señaló Martínez, genera tanto PIB como todo el sector textil de la Comunidad Valenciana, lo que supone 2.800 empleos directos. La APV enlaza con otros mil puertos en todo el mundo a través de 100 líneas regulares y sus servicios son utilizados por 15.0o0 empresas, de las que unas 4.000 son valencianas. Además, es utilizado anualmente por unos 900.000 viajeros, entre cruceristas y pasajeros de líneas regulares.

Todo esto hace que el Puerto de Valencia, “juegue en la Champions. El tamaño es útil para mantenernos en esta liga“, afirmó su presidente. “Haré un símil con los aeropuertos. Con todos los respetos, ¿queremos ser Manises o Frankfurt?. Tenemos que ser un gran hub logístico si queremos seguir compitiendo”. Recordó que de los 10 grandes puertos de los años 80, sólo 2 permanecen en ese ranking. Valencia sigue apareciendo en un lugar privilegiado, como reconoció Martínez, gracias a las inversiones que se realizaron en los años 80. Recordó que en esa década, Puertos del Estado apostaba por Bilbao y Barcelona para potenciar el tráfico de contenedores. “Sin embargo -recordó Martínezlos entonces gestores se negaron y decidieron que se financiara con recursos propios e incluso privados, como hizo Perfecto Palacio. Gracias a ello se inauguró en 1994 la actual terminal que  nos permitió dar servicio a importantes empresas que decidieron venir a Valencia”.

DSC_0445webAurelio Martínez aseguró que hay que seguir invirtiendo, porque lo hace la competencia y si la APV deja de hacerlo, perderá posiciones.

 

También destacó del Puerto de Valencia que se encuentra en una de las autopistas marítimas que llevan el tráfico de mercancías desde el canal de Suez a Gibraltar, uniendo Asia y América. Otro de los motivos de la importancia de la APV es, aseguró su presidente, “ser el puerto de Madrid”

Para el futuro, Martínez enumeró factores internos y externos. Respecto a los último, señaló que el tráfico marítimo seguirá creciendo, pero a un ritmo sensiblemente menor que hasta ahora, en parte por un creciente proteccionismo económico de los países del G20. El comercio va a crecer fundamentalmente en Asia y África y el tráfico de contenedores disminuirá. “De hecho -agregó Martínez crecerá el trafico ro-ro y los graneles, mientras que el tráfico de contenedores lo hará apenas en un 1,9%”.

Pero además de existir un exceso de contenedores, existe un exceso de capacidad portuaria. En el norte de Europa su uso se ha establecido en un 50%, si bien en el Mediterráneo es mayor. Uno de los problemas que se presentan entonces son los precios. Por un lado, señaló Martínez, existe un oligopolio en el sector; el 14,7% del tráfico de contenedores se concentra en una sola compañía. 

A nivel interno, la mejora tiene que venir por los precios portuarios que, en el caso de Valencia, son un 15% más caros. En este caso, Martínez anunció que el próximo mes se aprobará el Plan de Competitividad que permitirá reducir las tasas y precios por servicios, si bien agregó que de no realizar inversiones sería más fácil la reducción de precios.

Pero es la carencia de algunas infraestructuras las que más pueden dificultar el crecimiento de la actividad portuaria: “La ZAL, en la que se ha avanzado muchísimo; poner en marcha el centro logístico de Sagunto   y el acceso norte al Puerto de Valencia que sería el nudo de unión con el puerto de Sagunto y el acceso ferroviario a Sagunto  …” y, por supuesto, el acceso al Corredor Mediterráneo.

Para decidir las inversiones, lo primero es perfilar qué es lo que quiere ser el Puerto de Valencia. En este aspecto, Martínez aseguró que mantener la especialización en Extremo Oriente, destino y origen en el que la APV ya es líder. Otros destinos que considera prioritarios son el Mediterráneo Oriental y el Mar Negro, el norte de África y América del Norte. En el ámbito nacional, destacó las conexiones con Madrid y Zaragoza, no sólo por su cercanía. En el caso de Zaragoza, que calificó como clave, no sólo por ser un centro logístico de primera categoría, también porque canaliza los tráficos desde el norte de España, Castilla-León, País Vasco y Navarra; mantenerse como primer puerto de Castilla-La Mancha, así como de Murcia y Almería.

En cuanto a tipo de tráficos, auguró un descenso en el de contenedores, pero al ser una de las fortalezas de la APV, hay que seguir apostando por este tipo de tráfico. Uno de los que se espera un mayor crecimiento es el ro-ro, es decir, el tráfico de vehículos en el que, además, el Puerto de Valencia y el de Sagunto tienen muy buena fama por el buen trato que les dan. 

Otro de los aspectos que destacó el presidente de la APV es la apuesta por las llamadas “autopistas del mar”, que apuestan porque que el tráfico de mercancías a partir de 600-800 km se haga por mar, ya que resulta más rentable. Y, por último, los cruceros,  no tanto por lo que aportan al puerto, sino por lo que aportan a la ciudad. Por eso la APV se ha embarcado en una nueva terminal para dar el mejor servicio posible al tráfico de cruceros que estará operativa el próximo año.

Todo esto tendrá que ir acompañado por una reducción de los costes de manipulación para mantener la competitividad de la APV, así como una reducción del 15% en los servicios portuarios. En este sentido anunció que hay varias navieras esperando que salga la Ley de Estiba para decidir si vienen o no a Valencia.

Martínez recalcó que la APV siempre se ha pagado sus inversiones, “y es un dilema: o hacemos inversión o reducimos deuda y bajamos las tasas y reducimos directamente los costes”.

Objetivos estratégicos

El presidente de la APV recordó que el puerto no es sólo tráfico de mercancías, está en un determinado contexto que genera ingresos, pero también gastos. En este sentido recordó temas pendientes, como son la conexión con el Jardín del Turia, con el barrio de Nazaret, el museo marítimo o la recuperación del patrimonio histórico y cultural de Sagunto, temas en los que aseguró se han producido avances y por ello agradeció la colaboración de los alcaldes implicados.

No se dejó en el tintero dos de los aspectos más controvertidos en el crecimiento del puerto: el acceso norte y el Corredor Mediterráneo. En cuanto al primero dijo que es absolutamente necesario para conectar Valencia con Sagunto, ya que no es posible más ampliación en Valencia. Añadió que, aunque sea la solución más cara, es también la de menor impacto y que es el túnel desde Alboraya, pero que ahorraría el tráfico de 10.000 camiones al día. 

Todo este catálogo de acciones sería necesario emprender para mantenerse en la carrera de primer puerto del Mediterráneo y para ello reclamó el apoyo de todos. “Ninguna posición es para siempre -aseguró- hemos conseguido ese liderazgo, pero lo podemos perder. No podemos permitirnos el lujo de perder este hub, por las empresas y por los ciudadanos”.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     

Suscríbete a nuestra newsletter