Puig recuerda que más del 80% del tejido empresarial de la Comunidad Valenciana corresponde a la empresa familiar

La importancia de la empresa familiar en el tejido empresarial valenciano quedó bien patente en la clausura de la asamblea general de Ivefa, que tuvo lugar esta mañana y fue clausurada por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

Ximo Puig entre José Bernardo Noblejas y José Vicente Morata, presidente de Cámara Valencia

Ximo Puig entre José Bernardo Noblejas y José Vicente Morata, presidente de Cámara Valencia

Tanto el presidente de Ivefa, José Bernardo Noblejas, como Ximo Puig enfatizaron la importancia que la empresa familiar tiene en la economía de la comunidad autónoma. En palabras de Puig, que citó datos del INE, “cuatro quintas partes de las empresas y dos terceras partes del empleo y las ventas corresponden a la empresa familiar”. Añadió que en el resto de España, la empresa familiar supone el 83% del número de empresas, el 50% del empleo y el 38% de la facturación. José Bernardo Noblejas, por su parte, indicó que de las 145.000 empresas censadas en la Comunidad Valenciana, 132.000 entran en el concepto de empresa familiar y que mientras al empresa familiar mantiene 756.000 empleos, la no familiar mantiene 136.000.

Sin financiación justa no hay oportunidades

La dimensión de la importancia de la empresa familiar sirvió  para que ambos, Noblejas y Puig, reiteraran sus posiciones respecto a temas como la unidad fiscal en España, en aspectos que tanto influyen en la empresa familiar con son el impuesto sobre donaciones y sucesiones. El presidente de la Generalitat, a este respecto, señaló la incongruencia que supone anunciar aumento de impuestos, mientras que en algunas comunidades autónomas (como Madrid) se bajan. También se mostraron de acuerdo en la reivindicación de una adecuada financiación autonómica, que Noblejas llegó a calificar de “dolosa”, mientras que Puig cuantificó en una pérdida de 6.900 millones entre 2009 y 2014. “Hemos descubierto -declaró- que en la última declaración, la de 2014, ingresamos 1.290 millones menos de lo que nos correspondería si se nos financiase igual que a la media de comunidades autónomas. Pagamos como ricos, siendo pobres“.

Puig señaló que a partir de septiembre se presentan grandes retos, como es conseguir del nuevo gobierno corregir la infrafinanciación. Como ejemplo señaló que el 25% del presupuesto de la Generalitat se va en pagar deuda y casi otro tanto en Sanidad.

Puig agregó que esta infrafinanciación influye en los problemas de pago de la Generalitat  y que redundan en perjuicio de las empresas y, especialmente, de las empresas familiares. “No disponemos -dijo- de medios para facilitar la actividad empresarial”. A pesar de todo, indicó, en el año que lleva el nuevo gobierno han mejorado todos los indicadores económicos, hecho que se basa en haber aportado estabilidad y honradez.

Proyectos de futuro

También coincidieron en otras peticiones básicas, como el Corredor Mediterráneo o la conexión ferroviaria de calidad con Zaragoza para mejorar la competitividad de la economía valenciana. En este caso, Puig agradeció el alineamiento de toda la sociedad civil valenciana y especialmente de las organización empresarial, con esta reivindicación histórica que no beneficia únicamente a la comunidad autónoma, sino que es la vía que encauza el 50% de las exportaciones españolas.

Ximo Puig firma el libro de honor de Ivefa

Ximo Puig firma el libro de honor de Ivefa

Para el futuro, Puig indicó que los grandes proyectos son la puesta en marcha de la Agencia Valenciana de la Innovación y la creación de un banco propio basado en el IVF, si bien no ocultó ciertas dudas ante la necesidad de “tapar agujeros, como el de la SGR”.

Noblejas también enumeró los proyectos en marcha de Ivefa, entre los que destacó el de mentoring y asesoramiento que lidera Ifedes, y el Fondo para el Desarrollo y la Continuidad de la Empresa Familiar, cuya gestión recae en GB Consultores y que recaen sobre dos de los temas que más preocupan: la formación y profesionalización en la gestión y dar solución a la falta de sucesión en la empresa familiar. La tercera pieza que se pone en marcha es la elaboración de la Guía de tres fases para la sucesión en la empresa familiar. También indicó que Ivefa quiere extenderse y muestra de ello es el acuerdo al que han llegado con la Federación de Asociaciones de Empresarios de la Safor, Faes, 

Como solicitudes directas Noblejas pidió mejorar el acceso a la financiación y entre los objetivos a conseguir citó el aumento de la formación del empresario familiar y la profesionalización de la gestión.

Tanto Puig como Noblejas no se pudieron sustraer a comentar la situación de volatilidad e incertidumbre en Europa provocado por el Brexit y los actos terroristas que se suceden. “Es difícil ser optimista -afirmó Puigpero hay que tomar decisiones y no podemos estar dando muestras de debilidad. En la construcción de Europa no se pueden dar pasos atrás, hay que aumentar la cohesión y mejorar la capacidad de defendernos de estos nuevos retos”.

Suscríbete a nuestra newsletter