PortCastelló a cinco años vista

PortCastelló a cinco años vista

Francisco Toledo, presidente de la Autoridad Portuaria de Castellón

– ¿Cómo le gustaría que fuera PortCastelló en un horizonte a cinco años?

 La principal prioridad estratégica es tener la conectividad terrestre resuelta y, si todo va bien, en 2020 debería estar ya. Y algo fundamental para conseguirlo es depender de nosotros mismos. Si tenemos los recursos para hacerlo, las cosas se facilitan mucho. Por eso hemos puesto en el plan de inversiones la estación intermodal y la conexión con la autovía, porque eso lo haríamos nosotros con nuestros recursos.

[masinformacion post_ids=”75095,75112,75115,75125″]

En segundo lugar, contemplo la dársena sur ya urbanizada y con un buen número de concesiones trabajando dentro. Y esto traerá un incremento de tráfico notable respecto de lo que tenemos ahora, pues las posibilidades de prestar servicio que tenemos con la dársena sur son mucho mayores.

Y en tercer lugar, y como consecuencia de lo anterior, el futuro lo imagino también con la generación y consolidación de esa área industrial y logística en torno al puerto.

– ¿Aparecerán las empresas para instalarse en ella?

 Aparecerán porque se darán las circunstancias adecuadas para ello. De hecho, ya en estos momentos se han hecho unos grandes almacenes logísticos por parte de Tervalis, un grupo empresarial aragonés que factura 650 millones de euros y da empleo a 1.500 trabajadores, que opera a través de PortCastelló porque este puerto, como todos, no solo debe tener relación con su entorno más próximo; tiene que prestar servicio a toda su área de influencia, las provincias limítrofes que no tienen puerto y tienen que sacar sus mercancías. La cuestión es generar aquí la masa crítica suficiente para atraerlas. 

Resumiendo, me imagino al puerto de Castellón como un puerto diversificado, altamente competitivo, con una conectividad terrestre resuelta, con una dársena sur a pleno rendimiento y con un área logística e industrial con un buen nivel de desarrollo.

– Y en ese horizonte, ¿no tendría toda mucha coherencia una coordinación operativa y estratégica entre las tres autoridades portuarias, Alicante, Castellón y Valencia?

 Desde luego. De hecho, tuvimos una reunión en la que el President veía que eso se tenía que producir. Además, creo que, en determinadas cuestiones, la mejor forma de competir es colaborar, como ya demostró John Nash con la teoría de juegos, por la que le dieron el Premio Nobel de Economía. Ir a por el objetivo individual de cada uno muchas veces lo que hace es restar del colectivo. Que colaboremos las tres autoridades portuarias no sólo es bueno; es necesario. Pero la ley nos aboca a la competencia.

De hecho, un marco de colaboración que hicieron en el País Vasco lo declaró contrario a ley el Tribunal de Defensa de la Competencia. La línea que no podemos cruzar es la del reparto del mercado: colaboración sí, pero sin que suponga un reparto del mercado.

Suscríbete a nuestra newsletter