La información económica de los líderes

Buenas perspectivas en la generación de empleo

Director regional de la zona Sur-Levante Randstad

2016-abril-OPI-Randstad-Daniel-LorenzoLa recuperación económica y la mejora de las tasas de empleo en España han generado cierto optimismo que ya se ha dejado sentir en el mercado laboral nacional y regional. Este impulso, junto al esfuerzo de los agentes sociales implicados en la contratación y creación de empleo, permite vislumbrar un 2016 con una clara generación de puestos de trabajo y mejora de la situación del mercado laboral.

¿Existen nuevas oportunidades en el mundo del empleo? ¿Hacia dónde se dirigen los sectores productivos que lo conforman? En el caso que nos ocupa, la Comunidad Valenciana, la contratación estacional es uno de los motores que permite acelerar periódicamente para alcanzar una velocidad estable. Los meses estivales suponen el periodo de mayor contratación en la región, algo que viene motivado por la estructura del mercado de trabajo en nuestra Comunitat, su situación geográfica y su especialización en el sector turístico.

El turismo supone una de las principales fuentes de ingresos de la región, ya que representa un 12,6 % del PIB y da empleo a más de 160.000 profesionales de manera directa. Además, cabe destacar que el verano de 2015 fue el mejor año en materia de empleo tanto a nivel regional como nacional, siendo la Comunidad Valenciana la que registró el mayor aumento de trabajadores respecto a 2014, con un incremento del 6,2 %.

Impulsar el mercado laboral desde una base estable
Todo ello nos coloca en un punto de partida que ofrece una ventaja competitiva respecto a otras regiones: Comunidad Valenciana tiene una infraestructura adecuada y preparada para seguir desarrollando su mercado laboral dentro de este sector. Por ubicación geográfica, por la oferta de ocio y restauración y por el expertise y know how de sus empresas. La combinación de todos estos factores nos lleva a ser optimistas de cara a 2016.

OPI Randstad.indd¿Qué demandan las empresas? Desde Randstad somos conscientes de que existen determinados perfiles que las compañías demandan año tras año. El conocimiento de idiomas es uno de los requisitos fundamentales para desarrollar una carrera laboral en el sector turístico, si bien la elevada competencia está motivando procesos de selección cada vez más concretos. Para algunos puestos no es suficiente únicamente con tener conocimiento de inglés y requieren el manejo de un tercer idioma. En estos casos llama la atención la demanda de idiomas menos habituales en el mercado laboral, como el ruso, el chino o el árabe, que abren las puertas del empleo ante el aumento de turistas de estos países.

Entre el resto de competencias, la experiencia previa y la especialización se posicionan como dos de los requisitos principales por parte de las organizaciones a la hora de incorporar a un trabajador. Debemos tener en cuenta que la estacionalidad de la contratación genera en las compañías una necesidad de aumentar su productividad en periodos de tiempo muy concretos. La experiencia previa de los candidatos y su buena predisposición hacia el empleo motivan una adaptación rápida al puesto concreto, más aún cuando se trata de sustituciones o refuerzos.

El turismo impulsa la contratación en verano
Los profesionales más demandados dentro del sector turístico siguen siendo los vinculados a los principales empleadores, como hoteles, restaurantes y zonas de ocio. En la actualidad, además de pedirles a estos trabajadores experiencia y cualificación, otras cualidades cobran cada vez más fuerza como la orientación al cliente basada en una excelencia en el servicio, ya que en estos momentos es de vital importancia la fidelización de los mismos.

Uno de los segmentos concretos donde se registra un mayor crecimiento de la demanda en verano es en la hostelería, ya que en el periodo vacacional es cuando los hoteles concentran una mayor ocupación, especialmente en julio y agosto.

Precisamente es en la época estival cuando operan más líneas aéreas y, por tanto, se necesitan más profesionales en todas las empresas relacionadas con los aeropuertos.

Asimismo, se registra un incremento en la demanda de profesionales en el área de ventas o comercial, más enfocado a la época de rebajas, si bien es cierto que el crecimiento no se produce en verano, sino más bien hasta julio, que es cuando finalizan las rebajas.

Perfiles relacionados con el comercio internacional, altamente demandados
El desarrollo e implantación de las nuevas tecnologías ha generado una “internacionalización” de todos los sectores productivos y el turismo ha sido uno de los primeros en notarlo. Esto ha conllevado que haya determinados perfiles de empleados que se encuentran en un momento dulce, en el que la demanda por parte de las empresas es superior a lo que ofrece el mercado laboral. Se trata de profesionales con orientación comercial desde una perspectiva internacional. El comercio electrónico, asociado al turismo o a otros sectores, abre una ventana de oportunidad que generará nuevos puestos de trabajo.

Por otro lado, cabe destacar la incidencia del sector industrial en el mercado laboral regional. La campaña de verano supone uno de los momentos más importantes de incorporación de trabajadores a este sector, principalmente a través de contratos de duración determinada para sustituir a los empleados que comienzan su periodo vacacional.

De esta manera, los contratos temporales aumentan su incidencia en un sector en el que desarrollan su actividad más de 320.000 profesionales en la Comunidad Valenciana, lo que equivale al 17 % del total de ocupados de la región. Este sector de actividad, fuertemente impulsado por la presencia de empresas de automoción y agroalimentarias, tiene mayor relevancia en la región que en el resto de España, donde ocupa al 13,6 % del total de trabajadores.

Solo la pieza adecuada puede completar el puzle
En este entorno es fundamental que las empresas encuentren a los profesionales adecuados en el menor tiempo posible. Sin embargo, no es tan sencillo, ya que el mercado laboral y las plantillas de las empresas funcionan como un puzle o rompecabezas. Es indispensable escoger la pieza adecuada que lo complete o que permita seguir avanzando y no es sencillo dar con ella. Es decir, las compañías necesitan un ajuste perfecto entre sus necesidades de personal y los trabajadores, de tal manera que estas puedan adaptarse y reaccionar rápidamente a los cambios en la oferta y la demanda.

La intermediación laboral, los servicios de trabajo temporal, la selección, la recolocación y la formación contribuyen a esta evolución en un aspecto crucial, al igual que ocurre en el resto de Europa.

En esta línea, las pymes se posicionan como las verdaderas protagonistas, ya que necesitan optimizar sus recursos para continuar avanzando. El talento representa para ellas un elemento determinante para mejorar su productividad en un entorno altamente competitivo. Por todo ello, desde Randstad somos uno de los acompañantes más adecuados para el camino empresarial.

¿Saben que el 60 % de los procesos de selección que realizan internamente las empresas acaban fracasando? La externalización de determinados servicios conlleva un ahorro real de tiempo y recursos. La externalización de los servicios de contratación y selección supone una inversión para las pymes, que pueden delegar estas funciones en empresas verdaderamente capacitadas, asegurándose el éxito en la búsqueda de los perfiles profesionales más adecuados a las características de cada puesto y la mejor orientación y formación de sus trabajadores.

Además, los servicios privados de empleo se muestran capaces de proporcionar a las pymes una mayor flexibilidad y adaptabilidad. Las empresas que se basan en flexibilidad interna y en el uso de trabajadores provenientes de Empresas de Trabajo Temporal tienen más facilidad para adaptarse a los cambios. Este punto es también una ventaja para los trabajadores, al tener la oportunidad de obtener un empleo de forma más rápida y segura y con una mayor flexibilidad. Se ven beneficiados tanto los empleadores como los empleados gracias, entre otras cuestiones, a las condiciones del contrato de puesta a disposición.

El trabajo temporal, un trampolín hacia el empleo
El acceso a uno de estos puestos de trabajo durante la campaña de verano supone un trampolín para los empleados. En este sentido, los contratos de duración determinada son una opción ideal para acceder a un primer puesto de trabajo que aumente la empleabilidad de los candidatos más jóvenes o de aquellos que están formándose y disponen de días libres.

Asimismo, este modelo contractual también representa una nueva oportunidad de volver al mercado laboral para los profesionales desempleados, independientemente del tiempo que hayan estado en esta situación. Los contratos temporales son una vía determinante para aumentar la experiencia de los trabajadores y sus posibilidades de mantenerse en su puesto actual o acceder a otro nuevo empleo en el futuro.

Suscríbete a nuestra newsletter