Gran coalición, no; pactos de Estado, sí

Ximo Puig, President de la Generalitat Valenciana

– Las tensiones que estamos viviendo en la política española, ¿impactan sobre la estabilidad del Consell, sustentado por tres partidos con sensibilidades bastante diferentes respecto a cuestiones que están en primera línea del debate político?

– Los tres partidos que formamos el Consell compartimos una idea de lo que hay que hacer durante estos cuatro años en la Comunidad Valenciana. Cualquiera puede pensar lo que quiera sobre otras cuestiones, pero nadie ha planteado en el programa de gobierno algo que vaya más allá de lo que nos ocupa en la Comunidad Valenciana.

[masinformacion post_ids=”66176,66212,66228,66233,66242″]

Y respecto a los posibles pactos en el Gobierno de la nación, no creo que en estos momentos sea bueno para España que el PSOE se convierta en una muleta del PP. Eso no es lo que necesita España. Este país necesita un PSOE fuerte, que sea la referencia de la izquierda y que el PP asuma su soledad. Con relación al nuevo Gobierno, hay una cuestión básica: Rajoy forma parte del problema, en ningún caso de la solución.

En cualquier país democrático, serio y avanzado, como lo es España, con lo que sabemos hoy, Rajoy no podría ser ni candidato. Una persona que ha estado tan absolutamente adosada a la corrupción, está muy limitada para liderar cualquier proceso de regeneración democrática. Además, con sus respuestas a los retos independentistas –mejor sería decir su ausencia de respuestas–, lo que ha generado es una fábrica de independentistas. Los hechos nos demuestran que es una persona que carece de soluciones para los problemas que tenemos sobre la mesa.

En mi opinión como dirigente socialista, no se trata de decir “no” al PP por decir “no” sistemáticamente; hay retos que tenemos que resolver conjuntamente con el PP, como por ejemplo, la reforma constitucional, porque servirá para garantizar la convivencia entre todos; sería sectarismo infantiloide negar esto. Pero creo que a la higiene democrática de España no le interesa un gobierno de gran coalición, sino acuerdos de Estado en los grandes temas nacionales.

 

Suscríbete a nuestra newsletter