La información económica de los líderes

Ximo Puig: “No soy partidario de subir impuestos, sino de aflorar bases imponibles opacas”

2016-enero-Ximo-Puig-03

Ximo Puig, President de la Generalitat Valenciana

A primeros de enero, durante dos días y medio, los miembros del Ejecutivo autonómico estuvieron encerrados en Morella, consensuando la agenda política para el primer semestre de 2016. Poner en marcha la Agenda Valenciana de la Innovación y definir el modelo fiscal en materia de impuestos cedidos a la Generalitat, son las prioridades establecidas en materia económica. En diciembre, Ximo Puig celebraba su primer semestre como President. Resumimos a continuación lo más destacado de una hora larga de entrevista con el principal responsable de la Generalitat Valenciana

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

De lo establecido en el Pacto del Botánico, que firmaron los tres partidos que sostienen el Consell, ¿qué se ha hecho o se ha iniciado y qué falta por abordar?

El Pacto del Botánico es una hoja de ruta, de la que habrá que dar cuenta al final de la legislatura, pero no hay que seguir lo que allí se escribió como si fueran las tablas de la ley; es un instrumento susceptible de revisión. De hecho, hay un anexo al Pacto del Botánico que así lo establece y también está firmado por los tres partidos. Dicho esto, lo cierto es que la mayoría de los puntos fundamentales se han puesto en funcionamiento.

En primer lugar y lo más importante es que se han establecido los mecanismos para garantizar un gobierno honrado, que es una cuestión fundamental. Y, en segundo lugar, hemos puesto la prioridad de la acción del gobierno en el rescate de las personas y eso significa centrarse en la política de emergencia social, dando el máximo apoyo a aquellos que tienen dificultades.

En concreto, se ha universalizado la Sanidad para que todos los ciudadanos que viven en la Comunidad Valenciana, tengan o no papeles, puedan recibir atención sanitaria básica; se han puesto en marcha iniciativas para favorecer a las familias con menos recursos en todos los procesos de igualdad, como por ejemplo libros de texto gratuitos; hemos eliminado el copago sanitario para aquellos que tienen más dificultades económicas, etc.; y hemos hecho todo esto con el mismo presupuesto que nos dejó el Partido Popular, tan solo hemos cambiado las prioridades.

2016-enero-Ximo-Puig-05Esto era lo más importante y, a partir de ahí, hemos empezado a tratar las otras cuestiones. Por ejemplo, la reforma del modelo económico. Desde luego, esto no puede hacerse por decisión del Consell, porque el cambio de modelo productivo va mucho más allá. Lo que queremos y podemos hacer al respecto es acompañar a los protagonistas de ese cambio –los agentes sociales–, y lo vamos a hacer a través de la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI).

Ya se ha creado el consejo de la AVI, que preside Andrés García Reche, y antes de acabar el semestre sacaremos la Ley Valenciana de la Innovación, con la que queremos sumar todas las sinergias posibles en una misma dirección y con un mismo objetivo: aterrizar nuestro modelo productivo en la sociedad del conocimiento, para que no se sustente en la devaluación salarial, sino en hacer mejor lo que sabemos hacer bien. El objetivo no es vender más haciéndolo más barato, sino crecer vendiendo mejor nuestros productos y servicios.

– Una de las prioridades, ha dicho, es aprobar la Ley Valenciana de la Innovación. ¿No estamos confundiendo innovación con burocracia? AVI, Ivace, Redit, las universidades, etc. Muchos organismos apoyando la innovación pero, ¿cómo van a ayudar a las empresas a cambiar su modelo de negocio hacia la innovación?

El objetivo de la Agencia Valenciana de la Innovación es, precisamente, sumar y coordinar, en suma, propiciar espacios comunes. Desde luego, el objetivo no es generar un modelo que tan solo garantice el funcionamiento de los diferentes organismos, sino hacer que los procesos de innovación lleguen a las pequeñas empresas. Y para establecer cómo lograrlo, en el debate deben participar todos los grupos parlamentarios y sociales.

La Agencia Valenciana de la Innovación debe ser algo que vaya más allá de una legislatura; debe nacer y funcionar de la forma más consensuada posible, porque las grandes reformas económicas y de modelo productivo solo tienen sentido si nacen del consenso. No debemos cambiar de estrategia cada cuatro años. La política de innovación debe tener un carácter más estructural que coyuntural y eso mismo habría que hacer con otras políticas cuyo recorrido va más allá de una legislatura: la política de la ciencia, la educativa, etc.

Además, hay pocos recursos, tanto públicos como privados, dedicados a la innovación. Por lo tanto, sumar y optimizar esos recursos es imprescindible.

Política industrial basada en innovación

– Andrés García Reche diseñó en los 80 un modelo de política industrial sustentado, entre otras cosas, en los institutos tecnológicos, pero estos institutos atraviesan hoy una situación financiera complicada. ¿Qué va a pasar con ellos en el nuevo modelo de fomento de la innovación?

Con los institutos tecnológicos se necesita una evaluación caso a caso y propiciar un reinicio o reseteo de su actividad. Hay institutos que han funcionado bien, que han establecido una alianza sólida con el sector empresarial al que representan y otros han funcionado de forma más endogámica, cuando no siguiendo prácticas reprobables. En cualquier caso, lo que se necesita es una estrategia común para la innovación y ver cada entidad qué función debe desempeñar en esa estrategia común.

García Reche fue el impulsor del primer modelo de política industrial que se estableció en la Comunidad Valenciana, cuando en Madrid había ministros del PSOE que decían que la mejor política industrial era la que no existía. Frente a eso, aquí se hizo política industrial y fue uno de los grandes éxitos de la primera etapa del autogobierno valenciano. Ni siquiera en los 20 años en que el Partido Popular gobernó la Generalitat se atrevió a cambiar las bases del modelo.

2016-enero-Ximo-Puig-10

Ahora es necesario un nuevo modelo de política industrial. No podemos mantener el que se puso en marcha en los 80 porque el mundo ha cambiado sustancialmente y tenemos que adaptarnos a la globalización. El reto es ver cómo, entre todos, somos capaces de confluir en un nuevo modelo de política industrial basado en la innovación. Y en esa confluencia hay que implicar, además de a todos los agentes que hemos citado hasta ahora, también a las grandes empresas privadas, muy potentes, que actúan en nuestra Comunitat. Hay que coser todo esto.

– Parece que la responsabilidad se traslada a terceros: empresas, universidades, institutos tecnológicos, etc. ¿Qué papel le corresponderá al Diario Oficial de la Generalitat en ese nuevo modelo de política industrial basada en la innovación?

No es desde la Administración desde donde deben liderarse las políticas de innovación; ese liderazgo corresponde a la iniciativa privada. Nosotros vamos a incentivar políticas de innovación, y ahí el DOG acompañará económicamente a quienes apuesten por innovación, respetando los intereses generales. El objetivo de estas políticas de innovación quedó definido antes: propiciar la producción de bienes y servicios con más calidad y con más valor añadido. Todo aquello que contribuya a que nuestra economía no se quede en competitividad basada en bajada de precios y salarios, tendrá nuestro apoyo, porque competir por precios y salarios bajos ya no es nuestra liga.

Nueva legislación fiscal

– Hablemos de la financiación, pero empezando por los recursos propios de la Generalitat. En la entrevista que publicamos el pasado diciembre con el conseller Vicent Soler (Hacienda), anunció para los próximos Presupuestos de la Generalitat (2017) una reforma a fondo de la normativa tributaria en la Comunidad Valenciana. ¿Por dónde va a ir esa reforma y cuáles serán sus líneas maestras?

Lo primero que debemos dejar claro son las magnitudes de las que estamos hablando. En materia de ingresos, el 80 % de los que gestiona la Generalitat vienen de Madrid y el 20 % provienen de recaudación propia. Por lo tanto, a la hora que abordar el gravísimo problema de financiación que padece la Comunidad Valenciana, donde tendremos que poner el foco es en el 80 %.

Dicho esto, no vamos a dejar de intentar mejorar la gestión del restante 20 % de los ingresos, que viene de impuestos gestionados por nosotros. ¿Qué vamos a hacer? Una reforma tributaria a fondo. ¿Con qué objetivo? En primer lugar y para ser coherentes, porque lo que estuvo haciendo durante años la Administración anterior fue una gran incoherencia: pedían más recursos a Madrid y reducían o eliminaban impuestos cedidos por Madrid. Eso no es coherente.

Lo que hemos hecho este año, de entrada, ha sido igualar los impuestos que dependen de la Generalitat con la media nacional. Y de cara a futuro, lo que queremos hacer es revisar a fondo la normativa tributaria generada por la Generalitat a lo largo de estos años.

En primer lugar, vamos a constituir una comisión de expertos, que nos asesore y ayude en la definición de dicha reforma tributaria. Y en esta reforma entendemos que hay que contemplar una Agencia Tributaria Valenciana, a través de la cual coordinaremos nuestra acción tributaria con la que realizan las distintas agencias de recaudación de diputaciones y ayuntamientos. ¿Para qué? Para hacer frente al primer problema fiscal que tenemos: el fraude.

Yo no soy partidario de subir impuestos, sino de sacar a la luz bases imponibles que en estos momentos se escapan a la recaudación, porque hay muchas bases imponibles opacas, y eso hace que mucha gente pague más impuestos de los que deberían, mientras que otros no pagan lo que deberían.

El objetivo de la Agencia Tributaria Valenciana, coordinada con los servicios de recaudación de diputaciones y ayuntamientos, es disminuir de forma drástica el fraude, para conseguir que paguen impuestos todos los que tienen que pagar. 

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter