Carmen Montón: “El proceso de devolver la sanidad a lo público se hará con seriedad, rigor y seguridad jurídica”

2015-nov-Sanidad-Carmen-Monton

Carmen Montón, consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, defiende que es posible reducir el gasto sanitario optimizando los propios recursos, promoviendo el autoconcierto, es decir que la actividad de refuerzo la presten los equipos de los centros públicos, y evitando, en la medida de lo posible, la externalización de aquellos servicios que puedan realizarse desde la propia conselleria, como recomendaba la Sindicatura de Comptes en su informe sobre las resonancias magnéticas.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

– La Conselleria que dirige se denomina ‘de Sanitat Universal i Salut Pública’. Si antes no tenía carácter universal la prestación del servicio público sanitario, ¿qué cambios han incorporado para que ahora sí lo tenga? En cualquier caso, ¿qué se pretende destacar con esta denominación?

– El Gobierno de Mariano Rajoy aprobó hace tres años el decreto 16/2012 por el que excluyó de la asistencia sanitaria normalizada a distintos colectivos entre los que se encuentran las personas migrantes en situación administrativa irregular. 

El nuevo equipo de gobierno de la Generalitat Valenciana, en su primera reunión –Pleno del Consell– aprobó el decreto de Sanitat Universal que garantiza una cobertura sanitaria completa y en condiciones de igualdad para todos los ciudadanos en el ámbito de la Comunitat Valenciana. Este acuerdo fue luego ratificado en Les Corts Valencianes sin ningún voto en contra. A pesar de que el Tribunal Constitucional, a instancias del Gobierno de Mariano Rajoy, haya suspendido cautelarmente la aplicación del decreto-ley valenciano, la Generalitat se ha comprometido a no dejar sin asistencia sanitaria a ninguna persona.

Devolver la sanidad a lo público

– Una de las prioridades de cualquier gestor del sistema público de salud es que los pacientes tengan la mejor atención sanitaria posible. Para el 20 % de la población de la Comunitat su hospital de referencia es de gestión privada, ¿tienen los mismos niveles de calidad asistencial que el 80 % cuyo hospital de referencia es de gestión pública?

– La Conselleria de Sanitat va a llevar adelante auditorías no solo de infraestructuras, sino también de calidad en la prestación asistencial para determinar si existen diferencias en la prestación en las concesiones administrativas. En todo caso, los grandes hospitales de referencia donde se llevan a cabo las intervenciones más complejas, los trasplantes o los principales avances de investigación, son públicos de gestión directa.

2015-nov-Sanidad-investigacion– En repetidas ocasiones se ha pronunciado a favor de acabar con las concesiones sanitarias. De momento, como comenta, se está realizando una labor de inspección y control económico-financiero y de revisión de los contratos vigentes. ¿Qué aspectos concretos de los contratos son los que están supervisando? ¿Tienen ya algunas conclusiones sobre esta investigación?

– Nuestra intención es devolver la sanidad a lo público, como quedó reflejado en uno de los puntos de nuestro compromiso de gobierno: “Recuperación del sistema sanitario público. Auditoría de las concesiones administrativas sanitarias y estudio de las vías adecuadas que permitirían la reversión completa”.

En este momento, se está llevando a cabo un análisis por parte de la inspección sanitaria que analiza pormenorizadamente todos los aspectos que incluyen los contratos, adendas y anexos a los mismos; además de las auditorías que ya le he comentado. A medida que se vayan extrayendo conclusiones de estos estudios, se irán comunicando. 

– Dado que el primero de los contratos concesionales en vigor finaliza en 2018 (Hospital de Alzira), ¿tienen prevista alguna medida para adelantar la finalización de los contratos? ¿De qué tipo? Esta política de acabar con las concesiones sanitarias, ¿afectará también a centros de alta especialización, como el Instituto Valenciano de Oncología (IVO)? ¿Y a los servicios hoy externalizados como son los de resonancias magnéticas, hemodiálisis, etc.?

– El proceso de devolver la sanidad a lo público se hará con seriedad, rigor y seguridad jurídica. Como ya hemos trasladado, existiría la posibilidad de recuperar las concesiones antes del vencimiento del contrato si se observaran graves incumplimientos de los mismos, pero estamos hablando de una hipótesis.

El planteamiento de esta conselleria es asumir todo lo que se pueda realizar con recursos propios, en la línea de recuperar la sanidad a lo público. Por ejemplo, en lo que respecta a potenciar las intervenciones quirúrgicas por las tardes y reducir el desvío a clínicas privadas.

Respecto a las prestaciones externas y, en general, la sanidad privada, tienen un papel complementario a la pública en el caso de que no se pueda prestar directamente por parte de la conselleria. El objetivo es conseguir mejores condiciones en los contratos, por ejemplo en el caso de la hemodiálisis que lleva años con un contrato vencido y sin renovar, o recuperar la prestación, como con el diagnóstico por resonancia magnética. En este caso, el Síndic de Greuges elaboró un documento denominado “Resonancias Magnéticas: una oportunidad de ahorro”, que concluía que si la conselleria asumiera el servicio y lo prestara con recursos propios se podría ahorrar hasta 16,7 millones de euros anuales. 

– Por tanto, deja la puerta abierta a usar la infraestructura y los servicios existentes en la sanidad privada como “complementarios” de la pública. ¿En qué circunstancias? ¿Cómo instrumento de reducción de las listas de espera?

– Como he comentado, entendemos que respecto a la colaboración con la Administración, la sanidad privada debe desarrollar una labor complementaria de la pública y someterse a criterios de garantías de calidad y control, así como de evaluación periódica. Es decir, una función de apoyo y subsidiariedad en función de las necesidades de la sanidad pública.

Respecto a las listas de espera, durante muchos años, en la Comunitat Valenciana la única fórmula que se ha empleado para descender las listas de espera ha sido desviar a pacientes a clínicas privadas.

Nuestra intención es potenciar el autoconcierto, es decir, que esta actividad de refuerzo quirúrgico por las tardes sea asumida por los equipos de nuestros centros que acrediten altos rendimientos en su actividad ordinaria. También pondremos en marcha estrategias de plan de choque interno, haciendo que equipos de otros departamentos puedan asumir listas de sus departamentos vecinos. Otra medida pasa por impulsar criterios de priorización en las listas de espera, para evitar que problemas de salud graves, deban esperar. Para ello, contaremos con los profesionales y sociedades científicas, para que sean criterios técnicos y de necesidad, y no otros, los que se tengan en cuenta.

Complementariamente, hasta que estas medidas den resultados, como medio de contener las listas de espera, se contempla mantener la colaboración con el sector privado mientras se considere conveniente.

151027_REVERSION_CONCESIONES (1)

Sanitat traslada a los grupos parlamentarios y los sindicatos el plan de auditoría y supervisión de las concesiones administrativas

– La infrafinanciación que sufre la Comunitat es, sin duda, uno de nuestros más graves problemas, pero difícilmente verá solución, como pronto, hasta los Presupuestos de 2017. ¿Cómo encajan con esta realidad las medidas adoptadas desde la Conselleria, como la devolución de la tarjeta sanitaria a los inmigrantes, la supresión del copago farmacéutico a los pensionistas con rentas inferiores a mil euros, la reproducción asistida a mujeres solteras, etc.?

– La Comunidad Valenciana sufre un grave problema de infrafinanciación y la sanidad pública es una de las principales víctimas de la falta de dotación de recursos adecuados por parte del Gobierno de Mariano Rajoy para atender apropiadamente las necesidades asistenciales de los valencianos.

No solo por ser la principal partida presupuestaria, sino por tratarse de un gasto, en su mayoría, notablemente rígido (nóminas, gastos de fucionamiento de hospitales y centros de salud, prestaciones farmacéuticas…) De hecho, al llegar a la conselleria nos encontramos que había una estimación de gasto de 1.100 millones de euros sin respaldo presupuestario.

Mientras llega una financiación justa, en las manos de la Generalitat está la posibilidad de priorizar el gasto y gestionar mejor. En lugar de destinar millones de euros a eventos e infraestructuras faraónicas inútiles, el Gobierno valenciano ha priorizado el gasto social y las necesidades reales de los valencianos.

Un ejemplo de ello es el proyecto de presupuestos de sanidad para 2016. El Gobierno valenciano lo ha aumentado un 7,6 % respecto a las cuentas de 2015 hasta alcanzar los 5.909 millones de euros, la cantidad más elevada que se destina a sanidad desde el traspaso de las competencias en 1988. El presupuesto del año anterior apenas creció un 2,2 %. Con este aumento no solo se impulsarán las medidas anunciadas por la conselleria, sino que se conseguirá contar con unos presupuestos más realistas y ajustados al gasto real.   

– Su Conselleria es el principal agente generador de gasto en las cuentas de la Generalitat, y como sabemos el principal problema de las cuentas autonómicas es de ingresos. ¿Es posible reducir el gasto sanitario sin mermar la calidad asistencial? ¿Cómo? ¿Actuando sobre qué partidas?

– Es posible reducir el gasto optimizando los propios recursos, promoviendo el autoconcierto y evitando, en la medida de lo posible, la externalización de aquellos servicios que puedan realizarse en centros sanitarios públicos, como nos recomendaba la Sindicatura de Comptes en su informe sobre las resonancias magnéticas.

151108_ecografo_clinico– A pesar de las dificultades económico-financieras de la Generalitat, ¿figura entre los objetivos de la Conselleria realizar nuevas inversiones en infraestructuras sanitarias?

– El proyecto de presupuesto de la Conselleria de Sanitat contempla dar los primeros pasos para la futura construcción del hospital de Ontinyent y la adecuación del antiguo hospital de Gandia. En este caso, el primer paso se dirige hacia la puesta en marcha de un centro de salud integrado. Pero los esfuerzos se centrarán en ir finalizando todos los proyectos que en materia de infraestructuras están en marcha. Y en la reforma, reposición y equipamiento de los centros sanitarios que nos han dejado en situación notablemente precaria los gobiernos precedentes por falta de reposición y mantenimiento. Una de las principales reformas previstas tiene que ver con los trabajos previos a la ampliación del hospital de la Vila Joiosa.

A lo largo del 2016 también están planificadas, entre otras obras, la terminación de la Torre A y Laboratorios de La Fe.  También queremos recuperar la antigua Fe de Campanar que ha sufrido cinco años de falta de mantenimiento y abandono para configurar un nuevo espacio sanitario.

-Precisamente, ¿qué se pretende hacer con esta infraestructura?

– La situación de la antigua Fe forma parte del legado envenenado que ahora tenemos que gestionar y solucionar. Pretendemos dar un uso sanitario en cualquiera de las opciones que en este momento se están barajando y que dependen de los estudios que se han encargado al respecto al Colegio de Arquitectos de la Comunitat Valenciana. El objetivo es que con la mejora en la infraestructura que se lleve a cabo se mejore la calidad asistencial de la población, con especial atención a los vecinos del barrio y zonas cercanas. Estamos empeñados en buscar la solución adecuada, de forma participativa y contando con todos (vecinos, trabajadores, sindicatos…) para que la antigua Fe de Campanar se convierta en un nuevo espacio de salud.  

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter