Tiempos de Melancolía reúne en el Museo de Bellas Artes 60 obras del Siglo de Oro

Fruto de la colaboración público-privada llega al Museo de Bellas Artes de Valencia la exposición “Tiempos de Melancolía. Creación y desengaño en la España del Siglo de Oro” que estará abierta al público hasta el próximo 7 de febrero con el patrocinio de Fundación laCaixa.

Chueca, Bolaños, Amoraga y Casar Pinazo

Chueca, Bolaños, Amoraga y Casar Pinazo

Tiempos de Melancolía abre un nuevo periodo en la gran pinacoteca valenciana, tal y como anunció su director José Ignacio Casar Pinazo en la presentación de la exposición, a la que también asistieron la directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga; el director corporativo de Territorio y Centros de Fundación laCaixa, Rafael Chueca, y la comisaria de la exposición y directora del Museo Nacional de Escultura de Valladolid, María Bolaños.

La exposición contiene obras de excepcional belleza de los más excelsos artistas de los siglos XVI y XVII que se acompañan de esculturas, grabados y libros que giran en torno a la melancolía, su definición médica y sus posibles tratamientos. En total, son 60 obras reunidas especialmente para esta exposición que vió la luz en Valladolid y viajará a Mallorca tras su estancia en Valencia.

Velázquez, Ribera, El Greco, Murillo, Moro, Berruguete, Juan de Mena, Durero, Rubens o El Bosco son algunos de los artistas presentes en la exposición, con obras procedentes del Museo del Prado, Patrimonio Nacional, la National Gallery de Londres, la Biblioteca Nacional o los museos de Bellas Artes de Sevilla, Granada o Murcia.

Rafael Chueca recordó que de los 26 millones de euros que Fundación laCaixa destinó este año para programas sociales y culturales en la Comunidad Valenciana, un tercio se dedicó a actividades culturales. Recordó que este año también se realizó otra exposición de enorme éxito bajo el patrocinio de Fundación laCaixa25 años de Pixar- y están previstas otras dos en los próximos meses en el Centro del Carmen, con lo que se habrá establecido una programación cultural estable a lo largo de todo el año y “refleja el compromiso que laCaixa tiene como la sociedad valenciana”, concluyó Chueca.

Carmen Amoraga también se congratuló de esta colaboración público-privada para actividades culturales, pero sobre todo tuvo palabras de aliento y agradecimiento al equipo directivo del Museo de Bellas Artes de Valencia, asegurando que “se abre un tiempo nuevo”. 

Sin reflejo presupuestario

José Ignacio Casar Pinazo, a preguntas de los periodistas, tuvo que admitir que ese tiempo nuevo no se ve reflejado en el proyecto de presupuestos que actualmente está en Les Cortes, aunque aseguró que iba a insistir todo lo necesario para conseguir una dotación presupuestaria adecuada.

Anunció que se está elaborando un proyecto museológico, ya que “sólo existía un proyecto arquitectónico, sin relación con posibles proyectos museísticos”, proyecto que estima estará ultimado en febrero. Un proyecto que contempla la continuidad de la programación de exposiciones temporales. Un plan que casi con seguridad contempla atraer a la sociedad civil para que forme parte del proyecto cultural, como pieza esencial dinamizadora. 

Para terminar, Casar Pinazo admitió que los propietarios de algunas de las obras de Joaquín Sorolla expuestas en el Museo de Bellas Artes han solicitado su devolución. Hasta el momento se ha reintegrado dos y en los próximos meses se devolverán otras seis a los propietarios que las habían cedido y no han renovado la cesión.

Suscríbete a nuestra newsletter