Las siderurgias europea y americana, contrarias a reconocer a China como economía de mercado

La asociaciones americanas, American Iron and Steel Institute, Steel Manufacturers Association, Canadian Steel Producers Association, Canacero (mejicana), Alacero (latinoamericana), Instituto AcoBrasil (brasileña), Specialty Steel Industry of North American, y el Comité norteamericano de importadores de tubos y Eurofer (asociación europea de la siderurgia a la que pertenece Unesid), han emitido un comunicado conjunto mostrando su preocupación por los intentos de China para obtener un tratamiento de economía de mercado a partir de diciembre de 2016.

metalurgiawebLa industria siderúrgica mundial está sufriendo una crisis de sobrecapacidad y la siderurgia China es el principal responsable de este problema.

El Comité de Acero de la OCDE estima que hoy en día existe una sobrecapacidad de producción de acero en el mundo de casi 700 millones de toneladas. La siderurgia china, que está compuesta predominantemente por empresas públicas, o sostenidas por los poderes públicos, tiene una sobrecapacidad de entre 330 y 425 millones de toneladas, que sin duda crecerá en los próximos años. Esta situación, unida a una menor demanda de acero, ha ocasionado unos niveles récord de exportaciones chinas al resto del mundo en el pasado año y se prevé que en este 2015 superen los 100 millones de toneladas.

China considera que debe obtener el tratamiento de economía de mercado, con carácter automático, a los 15 años de su entrada en la Organización Mundial del Comercio (OMC), que se cumple en el mes de diciembre de 2016. Las asociaciones firmantes no están de acuerdo con ello.

Los productores siderúrgicos europeos y americanos consideran que el Protocolo de Adhesión de China a la OMC no requiere que los gobiernos otorguen con carácter automático a las importaciones procedentes de China, la consideración de una economía de mercado a partir de diciembre de 2016. Aunque una pequeña parte del Protocolo (sección 15, subpárrafo (a) (ii)) caduque en dicha fecha, el resto de la sección 15 permanecerá en vigor. En virtud de ello, los países miembros de la OMC pueden seguir considerando a China como un país sin economía de mercado hasta que el gobierno chino o las empresas de dicho país puedan demostrar que operan en condiciones de economía de mercado.

Considerando el permanente y significativo papel que el gobierno chino tiene en muchos aspectos cruciales de la economía del país, y en especial en las empresas públicas del acero, parece claro que China dista mucho, en estos momentos, de ser una economía de mercado.

Las asociaciones firmantes urgen a los gobiernos de todo el mundo a llevar a cabo una evaluación integral del impacto continuado del gobierno chino en su economía y en su industria, así como de los efectos que tendría en el resto de la industria mundial reconocer a China como una economía de mercado antes de que ese país haya abordado las reformas necesarias para garantizar que la economía china funciona completamente en condiciones de mercado.

Suscríbete a nuestra newsletter