Fecoval apoya la reivindicación de infraestructuras y pide condiciones para participar en las licitaciones

El presidente de la Federación de Empresas Contratistas de Obra Pública (Fecoval), José Luis Santa Isabel, se ha reunido con la consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, para analizar la situación del sector y proponer modelos de colaboración con la Generalitat para revitalizar las inversiones en infraestructuras en la Comunidad Valenciana. 

Santa Isabel ha manifestado la disposición de los empresarios a apoyar a la administración autonómica en su reclamación financiera e inversora ante el Gobierno Central, pero ha solicitado también un esfuerzo de la Generalitat para incrementar la inversión propia. Fecoval considera que la Obra Pública es inversión social, tanto por la utilidad pública de las infraestructuras que se realizan, como por la repercusión directa en empleo e impuestos que supone, sin contar con que incrementa la competitividad de la Comunidad y sus perspectivas de futuro.

Por lo tanto, ha pedido a la Consellera que los recortes que deban producirse se realicen de manera equilibrada y se amplíe la inversión autonómica. “Hemos de exigir a Madrid las inversiones que nos corresponden, pero mientras llegan no podemos quedarnos cruzados de brazos, sino que hemos de ser capaces de invertir en nuestra propia Comunidad. Llevamos mucho tiempo exigiendo, con unos resultados más bien escasos, y aunque sea justo hacerlo, no podemos quedarnos sólo en eso, hemos de crear las soluciones”, ha declarado José Luis Santa Isabel.

En este sentido, la federación plantea la necesidad de desarrollar un modelo de colaboración público-privada totalmente diferente al que existe, que se base en la rentabilidad de la infraestructura y la financiación debe recaer sobre ella, y no sobre la capacidad financiera de la empresa constructora.

El actual modelo sólo permite acceder a los proyectos a las grandes empresas nacionales y multinacionales, pero deja fuera a las empresas valencianas. Modificando este aspecto y mejorando las garantías jurídicas, esta colaboración resultará interesante para los grupos inversores. De hecho, Santa Isabel propone la creación de un Fondo de Infraestructuras Privado destinado a financiar y explotar infraestructuras.

Este fondo estaría formado por Aseguradoras, SICAV’s, Socimi’s, fondos de pensiones soberanos y abierto a la participación accionarial de ciudadanos y, sobre todo, de los empresarios y del capital valenciano, que debe tomar conciencia de su responsabilidad social, pero también obtener un beneficio por su inversión en la Comunidad. Al margen de la rentabilidad de la explotación, deberán estudiarse ventajas fiscales para la inversión en obra pública para hacerlo atractivo a los inversores. Para Santa Isabel, “resulta llamativo que España haya destinado 1.500 millones de euros para capitalizar el banco de infraestructuras chino, y no seamos capaces de crear uno así aquí”.

Finalmente, Fecoval propone la creación de una Mesa o Agencia de la Obra Pública, totalmente transparente, que sería el órgano consultivo vinculante para la planificación de las inversiones a corto, medio y largo plazo. La Federación considera que debe trabajarse una planificación a diez años vista, que permita ordenar los recursos financieros y ofrezca una seguridad y garantía a un sector que está sometido a demasiados sobresaltos. Las empresas de la Comunidad Valenciana no pueden desarrollar una estrategia empresarial de crecimiento si no saben cómo va a desarrollarse el mercado, por lo que se resiente de manera directa la creación de empleo estable y de calidad.

La Mesa estaría formada por técnicos de la administración, técnicos de asociaciones y de los colegios oficiales, expertos independientes, representantes de los partidos políticos y representantes del Fondo de Inversión en Infraestructuras Privado. Esta composición plural garantizaría la continuidad de los planes, más allá de los cambios de signo político de los gobiernos, y estabilizaría la situación del mercado a medio y largo plazo, haciéndolo más atractivo para la inversión privada.

Suscríbete a nuestra newsletter