Pro AVE denuncia discriminación en las inversiones de Fomento del programa Conectando Europa

Pro AVE denuncia discriminación en las inversiones de Fomento del programa Conectando Europa

La Comisión Europea acaba de presentar la lista provisional de proyectos que recibirán ayuda europea dentro del Programa Conectando Europa. Treinta y uno de estos afectan a España, con una dotación de 882 millones de fondos comunitarios para una inversión de más de 2.400 millones. La elección de estos proyectos se ha hecho a iniciativa del ministerio de Fomento, quien ha apostado por el Corredor Atlántico frente al Corredor Mediterráneo y el acceso ferroviario de los puertos de Barcelona y Bilbao, frente a los de la Comunidad Valenciana. Además, Fomento olvida el AVE regional y el tramo Zaragoza-Sagunt, denuncia la Fundación Pro AVE.

pro aveMientras que al Corredor Atlántico ferroviario se le asignan casi 500 millones, para una inversión de 1.250 millones de euros, y al tramo Bilbao-Vitoria del Corredor Cantábrico más de 39 millones, para una inversión de 196 millones, el Corredor Mediterráneo (tramo Valencia- Castellón-Tarragona-Barcelona) ha sido dotado con poco más de 122 millones, para una inversión de apenas 313. Dicho en otros términos, más del 61% de los fondos europeos asignados a España y un 60% de la inversión a realizar se canalizan a infraestructura ferroviaria en el Eje Atlántico, mientras que a la principal apuesta económica de futuro del país, el Corredor Mediterráneo para el tráfico de mercancías, se destinan menos del 14% de los fondos comunitarios destinados a España y de la inversión a efectuar.

En cuanto a los puertos, Fundación AVE asegura que se destinan más de 25 millones al acceso ferroviario al puerto de Bilbao, con una inversión a ejecutar de más de 125 millones de euros, y más de 36 millones, para una inversión de más de 120 millones, al acceso sur del puerto de Barcelona. Por el contrario, al acceso ferroviario al puerto de Valencia se destinan poco más de 11,5 millones, para una inversión de cerca de 56 millones de euros, pero nada al de Sagunt y al de Castellón, a pesar de la trascendencia que para el desarrollo de estos puertos y del Corredor Mediterráneo tienen dichos accesos ferroviarios de doble ancho (UCI e Ibérico) y la modestia de la inversión necesaria (poco más de 20 millones en el primer caso y aproximadamente 50 millones en el segundo, según cálculos de la Cámara de Contratistas de la Comunidad Valenciana).

Fundación Pro AVE denuncia que no se hayan incluido proyectos tan importantes como la conexión en alta velocidad entre Font de la Figuera y Valencia y el AVE Valencia-Tarragona o se haya olvidado la modernización de la línea Zaragoza-Sagunt tan necesaria para el tráfico de mercancías entre el Valle del Ebro y la Comunidad Valenciana.

 

nueva-revista-300
nueva-revista-300
ECO3-octubre-2021

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.