La información económica de los líderes

La relevancia de los “buenos” datos en turismo

2015-junio-mesa-florida-verticalSobre los datos proporcionados por la Administración sobre turismo explicó que “los datos se exponen según se quieran vender, y no siempre son lo que la plaza representa. Se habla de ocupaciones y precios medios de la ciudad, de rentabilidades según estos datos proporcionados, sin tener en cuenta que en la rentabilidad del hotel influyen muchos más factores, tales como los costes directos, indirectos y otros ámbitos del establecimiento como la restauración, salones, eventos, plantillas y un largo etc.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”] 

Haciendo hincapié en esta misma cuestión, Juan Carlos Sanjuán también analizó que los desplazamientos que se producen desde el centro a otra ciudad o incluso a la segunda vivienda se clasifican como movimientos turísticos en la Comunidad Valenciana. Con lo que, “los que están haciendo los datos y los analizan son los mismos, con lo cual, nunca pueden salir mal. Además y al igual que a Carlos de Selva, tampoco me han llamado para pedirme los precios”.

Óscar Carrión y Carlos de Selva coincidieron en señalar en que “el segmento de la restauración ha dado un salto cualitativo espectacular. En concreto, en Primus Valencia hemos gestionado dos “fam trips” dedicados a la gastronomía a los que acudirán personas de otros países que atraerán posteriormente clientes a Valencia”.

Otra debilidad del apartado turístico valenciano expuesta por Carlos de Selva es que “a menudo los Organizadores Profesionales de Congresos (OPC) y otros promotores de grandes eventos se encuentran desorientados a la hora de encontrar un único interlocutor institucional en la ciudad que les resuelva todos los temas relacionados con la organización de su evento. Este extremo genera, a menudo, confusión y desconcierto en el cliente”.

2015-junio-mesa-florida-Juan-Carlos-Pascual-Casual-Hoteles

Juan Carlos Sanjuán, de Casual Hoteles

Ante este problema, Juan Carlos Sanjuán incidió en la necesidad de que exista un lobby fuerte del sector del turismo en la Comunidad Valenciana “para que el conseller del ramo se siente a negociar con los empresarios y al que exigiríamos una ventanilla única para aquellas personas que están interesadas en gestionar eventos en la Comunidad Valenciana”.

En su opinión, “son los empresarios los que tienen que gestionar el turismo, al igual que ocurre en Barcelona, ya que son ellos los que se juegan su capital”.

Por su parte, Óscar Carrión apuntó que “el sector que está reactivando la economía es el turismo y nadie acaba de identificarlo como la tabla de salvación de este país. Pese a la crisis, la hostelería y la hotelería siguen trabajando pero existe una falta de profesionalización desde el último escalafón hasta los directivos, sin olvidarnos de la Administración”.

Por otra parte y a juicio de Carlos Gómez, “habría que analizar cuál es la cuenta de resultados de las empresas turísticas y cuál es el salario y la capacidad de gasto de los trabajadores”.

Carlos Gómez retomó el tema de la competitividad turística de acuerdo al último informe del World Economic Forum, en el que España está de enhorabuena pues es considerado el país más competitivo turísticamente del mundo. “Ello, pese a importantes debilidades con las que hay que trabajar. Por un lado, ocupa el puesto 100 del mundo (sobre 141 países analizados) en cuanto a ‘entorno facilitador de los negocios’ (Business Environment), lastrado tanto por el sistema impositivo (puesto 123), los costes impositivos al empleo (Seguridad Social…) donde ocupamos el puesto 133 o la dificultad para conseguir, por ejemplo, una licencia de construcción (puesto 117). En definitiva, trabajar con lo que algunos economistas denominan ‘Peaje-País’”.

Y, por otro lado, –continuó Carlos Gómezla debilidad de nuestro mercado de trabajo,–no por la tan manida falta de flexibilidad laboral– sino por ejemplo por la baja productividad (puesto 125) o las deficiencias en el sistema formativo, en especial la Formación Continua o Permanente del personal del sector (puesto 95). Tal vez por ello, también ocupemos la posición 71 en cómo tratamos a nuestros los clientes”.

 Y, sin embargo, “somos el más competitivo del mundo en el ámbito global, gracias a grandes fortalezas como nuestra gastronomía, recursos naturales e infraestructuras turísticas, incluyendo la planta hotelera, pese a que puede acabar obsoleta si no se incentiva adecuadamente la reinversión en modernización”.

2015-junio-mesa-florida-Carlos-Gomez-02

Carlos Gómez, de Florida Universitària

En el apartado de infraestructuras, Carlos Gómez manifestó que “aunque el sistema ferroviario se considera una gran fortaleza por el WEF (4.º del mundo), respecto al AVE hay bastantes dudas sobre su sostenibilidad en el tiempo, debido a su alto coste. Habiendo distraído ingentes inversiones (financiadas con un alto endeudamiento)”.

Entonces, –se preguntó Carlos Gómez– “¿en qué debemos invertir para ser competitivos en el futuro? España es el país donde más se tarda en crear una empresa, donde más coste tiene y la que más impuestos paga”, incidió.

Por su parte, Óscar Carrión analizó el turismo que tiene lugar dentro de España y que mueve una gran cantidad de dinero, ya que “hay mucha gente muy bien posicionada económicamente que solo viaja por España porque no sabe idiomas o porque se encuentran más cómodos. Por otra parte, el 56 % del turismo de interior se mueve por motivos gastronómicos”.

Otro de los factores que no se está potenciando en el ámbito turístico, según Carrión, son las distancias muy cortas. “La Comunidad Valenciana fue pionera en los años 90 en la dinamización del turismo de interior. Sin embargo, la alta tasa de corrupción que hay en esta Comunidad no anima a que la gente nos visite”.

Al hilo de lo anterior, Carlos Gómez consideró que uno de los aspectos que se mide en la competitividad es la marca y la de la Comunidad Valenciana está dañada tanto en el ámbito nacional como internacional debido a la corrupción mencionada por Óscar Carrión. “Esta situación genera efectos secundarios que influyen hasta en las decisiones futuras de inversión”, matizó.

Dejando de lado la situación actual de la plaza, Carlos de Selva está convencido de que se han hecho cosas muy positivas para Valencia. “La ciudad previa a la Copa América no tiene mucho que ver con la actual. Contamos con unas instalaciones feriales grandiosas, con la Ciudad de las Artes y las Ciencias, la Marina Real, el Palacio de Congresos… Sin embargo, todos estos espacios tienen un nivel de actividad ciertamente mejorable, que generaría mayores ingresos para el sector turístico”.

En cuanto al proceso de privatización de espacios como la Ciudad de las Artes y las Ciencias, Carlos de Selva se mostró a favor ya que “entiende que la compañía que ha ganado el concurso público se va a preocupar por obtener una rentabilidad a través de la competitividad, la flexibilidad  y la puesta en marcha de iniciativas, lo cual será, sin duda, beneficioso para la zona y la ciudad”.

Por su parte, Carlos Gómez persistió en la importancia de recuperar la Sociedad Civil. “Es decir, conseguir que muchos empresarios vuelvan a ser empresarios y no lo que ha ocurrido en la Comunidad Valenciana, donde una parte de ellos se reconvirtieron en especuladores inmobiliarios, en parte porque era más rentable, al unirse la tormenta perfecta de las dificultades, antes comentadas, que el sector público imprime a su labor, con las facilidades de ganar dinero en un entorno especulativo”.

Carlos Gómez también mencionó que “el alto endeudamiento español –y, especialmente el de nuestra Comunidad– nos lleva a ser menos competitivos, debido a tener que subir impuestos y reducir inversiones o incentivos. Y esto es un problema para que el inversor, empresario o autónomo se interese por invertir en nuestra Comunidad”.

Respecto a la mala cualificación de los trabajadores, Carlos Gómez indicó la situación de muchos de ellos “poco motivados, socialmente poco valorados y con empleos precarios”. En concreto, en el segmento hotelero de la hotelería hizo referencia a las camareras de pisos “un departamento que está externalizado, con gran precariedad laboral y unos niveles muy altos de absentismo y enfermedad profesional”.

En este sentido, Sanjuán explicó que ha sido de los últimos de Valencia en externalizar este servicio. “Aunque considero que no es justo pero, si quieres competir con el resto de la plaza hotelera debes hacerlo porque ellos ya lo habían hecho. Por suerte, yo he conseguido fidelizar a parte de ese equipo”.

2015-junio-mesa-florida-Oscar-Carrion-Universitat-Alicante-02

Óscar Carrión, de Universitat de Alicante

Pero esto es un problema menor dentro de la globalidad, ya que según manifestó “en la ciudad de Valencia se ha puesto en marcha una medida poco inteligente para vender y es bajar el precio. La solución pasa por ser innovadores y dar pasos adelante en aspectos como la conectividad inalámbrica”.

Óscar Carrión también destacó la importancia de las redes sociales para el sector del turismo. “Desde el ámbito público se debería favorecer que cualquier turista compartiera con su grupo de amigos sus experiencias gastronómicas en la Comunidad Valenciana o el buen tiempo que hace en febrero”, destacó. Por ello, recalcó, “debería haber wifi gratuito abierto al turismo, pero si consideramos que la ley española no permite wifis abiertas en la calle a más de 156 kbs, es una ridiculez si lo comparamos con destinos que están por debajo de nosotros”.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter