Las propuestas sobre política industrial pasan por potenciar la I+D

2015-mayo-programas-politicos-industria

La política industrial que proponen los distintos programas menciona, en todos los casos, la necesidad de potenciar la I+D y la transferencia de conocimiento desde los centros de investigación a las empresas.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

En este sentido, Alicia Andújar propone una mayor diversificación y crecimiento de las empresas a tamaños mayores “en todos aquellos sectores con potencial, incluyendo los tradicionales. También proponemos crear clústeres sectoriales para que las pymes puedan  acceder a ventajas competitivas, como la I+D de las universidades y centros públicos de investigación”.

Preocupa en UPyD la formación de los directivos y los emprendedores “en modelos de gestión más eficientes”.

El PP, por su parte, lanzará el Plan Valenciano de Transferencia de Tecnología, según anuncia Isabel Bonig, “para potenciar la colaboración entre empresas, universidades e instituciones de I+D+i en el ámbito regional, interregional y global”.

Bonig habla de préstamos por importe de 15 millones de euros hasta 2020 para financiar proyectos de I+D entre empresas y universidades, “hasta alcanzar un gasto total regional del 2 % del PIB”.

Asimismo, el programa popular contempla la revisión al alza de los objetivos de la Estrategia de Política Industrial, de modo que en 2020 alcance el 22% del PIB.

Para el PSPV-PSOE, “es necesario impulsar un nuevo proceso de industrialización del tejido productivo valenciano que pasa por reforzar el acceso a la financiación, desarrollar más la dimensión sectorial y dotarla de un carácter más estratégico”.

Julián López evalúa en un 30% la menor inversión en I+D respecto a otras comunidades autónomas, lo que pone de manifiesto la necesidad de”impulsar las actividades de I+D+i, ya que contribuirán a modernizar y hacer más resistente nuestro tejido productivo a los cambios de ciclo”.

Todo ello, apostando por los sectores tradicionales “que desarrollan actividades muy innovadoras, de elevado valor añadido, altamente competitivas y capaces de generar empleo. Apoyaremos estas empresas potenciando a los institutos tecnológicos y ofreceremos fórmulas de financiación adaptadas a sus actividades”.

2015-mayo-programas-politicos-Enric-Morera-Compromis

Enric Morera (Compromís)

Compromís también apuesta por la innovación y el cooperativismo. Para Morera “tenemos que apoyar a empresarios y emprendedores, convirtiendo al Instituto Valenciano de Finanzas en una banca pública al servicio de los emprededores y la inversión”.

El apoyo se extiende al cooperativismo, “crucial por su gran impacto positivo en nuestra economía; la innovación que también se puede aplicar a la industria tradicional y la reindustrialización de las comarcas más afectadas por la crisis, la globalización y la aparición de nuevos competidores”.

Tampoco se olvida Compromís “de la economía verde que en nuestro entorno podría crear 15.000 puestos de trabajo”.

Recuperar la industria autóctona es uno de los objetivos de Ciudadanos, sin olvidar la inversión en sectores innovadores. Propone también un plan renove e incentivos para modernizar la maquinaria y fomentar la creación de clústeres especializados, mientras que las subvenciones públicas se gestionarán de forma centralizada.

Podemos se decanta por “recuperar la industria como motor del desarrollo valenciano. El objetivo es generar incrementos sostenidos y sostenibles de productividad, sabiendo que eso requiere una mayor capitalización de la economía y una mejor combinación de recursos, un mayor aprovechamiento de economías externas y una dinámica de innovación permanente”.

Considera imprescindible facilitar la creación de empresas reduciendo trabas burocráticas, con una política de infraestructuras que fomente suelo barato, viveros de empresas o centros logísticos. También propone al IVF como fuente de financiación.

“Nuestra propuesta –concluye David Torres– se basa en fomentar el conocimiento, actuar sobre la dimensión de las empresas para avanzar hacia la tercera revolución industrial, la internacionalización, el fomento de las exportaciones y apostar por la economía social y el cooperativismo”.

El programa de Podemos incluye aumentar la dotación para I+D, facilitar la relación universidad/empresa y fomentar proyectos intersectoriales como la rehabilitación inteligente, punto en el que coincide con el programa de EUPV.

Este partido apuesta por “sectores intensivos en conocimiento, que generen empleo de calidad, como las TIC, los bienes de equipo o los servicios avanzados a las empresas”.

Entre los sectores prioritarios, Blanco señala energías renovables o sectores agroindustriales vinculados a la agricultura ecológica. La financiación también quedaría en manos de la división financiera del Ivace, pero vinculándola a la creación de empleo digno y de calidad.

Para Ignacio Blanco, “la política industrial debe considerar la inclusión de entidades de la economía social y de las cooperativas”, mientras que califica a los institutos tecnológicos de espacios de innovación claves en el proceso de reindustrialización.

Exportación, un pilar básico

Fernando Giner, de Ciudadanos, afirma que el apoyo a la internacionalización de las empresas se realice a través del Ivace y considera que la inversión en I+D debe dinamizar las exportaciones.

Ignacio Blanco considera que para recuperar el pulso exportador de la Comunidad Valenciana hay que cambiar el modelo productivo y propone la creación de una red de apoyo público a las relaciones comerciales; favorecer los acuerdos de internacionalización de las empresas, mejora de la logística y desarrollo de programas de financiación.

Isabel Bonig, por su parte, recuerda que “en los dos primeros meses de 2015, las exportaciones de la Comunitat han registrado el mejor dato de toda la serie histórica, con un volumen de 4.479,9 millones de euros. En este periodo, las exportaciones han crecido un 12,8 %, el tercer mayor crecimiento en toda España”.

Para mantener ese impulso, el PP propone un nuevo Plan de Acción Exterior “adaptado a los nuevos tiempos de recuperación económica”. Asimismo prevé la concesión de hasta 18.000 euros de ayudas por contratar personal de exportación y fomentarán las relaciones entre empresas e inversores para financiar la competitividad en los mercados exteriores.

 Destinar más recursos también es la iniciativa de UPyD para impulsar la exportación. Otra de las medidas, señala Alicia Andújar, es “incrementar los incentivos fiscales a la internacionalización de las pymes”.

Podemos, por su parte, considera necesario ampliar “la base exportadora, añadiendo nuevas empresas y consolidando las ya existentes”. Todo ello, afirma David Torres, explorando nuevos mercados de destino, “particularmente en los países emergentes”.

La internacionalización también pasa por “hacer atractivo el territorio para la instalación de empresas y proyectos internacionales”, afirma el portavoz de Podemos.

La formación empresarial en exportación es otra de las preocupaciones de Podemos, junto con la asesoría a la internacionalización o los incentivos fiscales, pasando por la implantación de sistemas de inteligencia en las empresas “que les permita identificar clientes, competidores, proveedores, segmentos de mercado, tendencias…”, añade Torres.

Compromís, por su parte, considera que “llevamos un retraso considerable con el corredor mediterráneo y el tercer hilo no nos interesa. Nuestra industria y agricultura –afirma Enric Moreranecesitan conexiones con Europa. Nuestros puertos son importantísimos. Tenemos que vender calidad y esa la tenemos porque contamos con unas universidades públicas potentes al servicio de nuestra economía”.

2015-mayo-programas-politicos-Julian-Lopez-PSOE-PSPV

Julián López (PSOE-PSPV)

Para el PSPV-PSOE, el apoyo a la exportación y la internacionalización pasa por un programa específico de soporte que ayude a las empresas en todas las etapas.

Este programa, asegura Julián López, tendrá su parte financiera, de forma que las empresas reciban una financiación de hasta el 40% de los gastos ocasionados, “de forma que si la empresa logra instalarse con éxito, el 60 % del importe financiado se convierte en una subvención no reintegrable. Si falla, se convierte en un préstamo a interés de mercado a devolver en un máximo de cinco años”.

Respecto a la búsqueda de nuevos mercados, el PSPV-PSOE apuesta por “impulsar abordajes coordinados en regiones estratégicas, identificando sectores y países de alto potencial de crecimiento. También facilitaremos –afirma López– la participación de empresas valencianas en programas de la UE”.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter