Consum, que planifica su crecimiento en Cataluña y Andalucía, facturó 1.942 millones en 2014

Consum concluyó el ejercicio 2014 con todas las magnitudes económicas en positivo, según informó ayer su director general, Juan Luis Durich, que se resumen en una facturación de 1.942 millones de euros (5,6%); 34,1 millones de excedente (6%).

La empresa cooperativa de distribución invirtió 90,4 millones (11%), de los que 8,6 millones lo fueron en innovación. De esta inversión hay que destacar la red logística, que alcanzó los 249.500 metros cuadrados y la puesta en funcionamiento de la primera fase de la Zona Franca en Barcelona, que dará soporte a la expansión de Consum en Cataluña. En este sentido, Durich señaló que los 21.500 metros cuadrados para producto fresco previsto en Cataluña estarán listos el próximo año.

DSC_0074Al término del ejercicio, la cooperativa contaba con 646 establecimientos, lo que le da una cuota de mercado nacional del 3%. Se abrieron un total de 35 locales, de los 14 fueron bajo las marcas Consum y Consum Basic y 21 fueron franquicias Charter, una red que ya alcanza los 218 establecimientos.

Expansión en Cataluña y Andalucía

En cuanto a aperturas para 2015, el director general de la cooperativa anunció que está previsto abrir un total de 15 establecimientos: 7 en Cataluña, 5 en la Comunidad Valenciana y 3 en el área de Murcia y norte de Andalucía, así como unas 3o franquicias Chárter.

Preguntado sobre si prevé nuevas operaciones de concentración en el sector de distribución, el director general de la cooperativa señaló que todavía hay cadenas locales que podrían ser susceptibles de ser absorbidas y aprovechó para señalar que Consum ya está implantándose en Andalucía, donde cuenta con 17 establecimientos. 

Descartó por completo el caso contrario ya que, al ser cooperativa, habría que comprar a cada socio, con la dificultad añadida que supone que las posibles plusvalías de la venta pasarían a manos de la Generalitat Valenciana y no de los socios de la cooperativa: Estamos -resumió- condenados al éxito”.

Política laboral

consumTambién creció el número de personas empleadas hasta los 11.449, con la incorporación de 472 nuevos trabajadores a lo largo del año. Calduch destacó que desde 2008, año de inicio de la crisis, la cooperativa ha creado más de 2.600 empleos. El 90% de los empleados son propietarios de la cooperativa. El director general de Consum quiso hacer hincapié en el buen clima laboral de la empresa, que se plasma en la certificación internacional de Empresa Familiarmente Responsable y añadió que se ha reducido el absentismo en un 38% mientras que la productividad ha aumentado en un 10%.

También relacionado con el ámbito laboral, Calduch informó de los resultados de una encuesta anónima sobre clima laboral que arroja una puntuación de 3,6 sobre 5, con un aumento de medio punto. Recordó el aumento de sueldo del 1% para el personal operativo, mientras que las retribuciones del equipo directivo han permanecido congeladas y agregó que el sueldo bruto medio de un socio trabajador es de 1.434 euros mensuales.

Preguntado sobre la política laboral de la cooperativa, Calduch respondió que el 90% de las ofertas de empleo se dirigen a los jóvenes, porque prefieren darles formación propia. Agregó que el 10% restante se suele reservar para colectivos desfavorecidos: personas en reiesgo de exclusión social, mujeres con riesgo de maltrato, personas con alguna discapacidad o mayores de 45 años.

Fidelidad al cliente

El número de socios-clientes también se ha incrementado en un 11%, superando los 2,4 millones, lo que la convierte en la cooperativa española con más socios consumidores. De hecho, el 75% de las ventas de Consum las realiza este colectivo, lo que indica un alto grado de fidelización. Calduch, sin embargo, puntualizó durante su intervención que no es el cliente el que debe ser fiel, sino Consum quien debe esforzarse por ser fiel a sus clientes.  Esta política de fidelización se concreta en el reparto de 21.2 millones de euros en cheques regalo (1,4%)

Juan Luis Calduc

Juan Luis Calduc

Calduch destacó que el 99,6% de los proveedores son españoles y de ellos, el 67% son proveedores locales, con un plazo medio de pago de 47 días, periodo que el director general de la cooperativa calificó de más breve del sector de distribución. Los productos de marca suponen un 18% del total de referencias.

En cuanto a la política de responsabilidad social corporativa, Consum destino 6,7 millones al Programa Profit de gestión responsable de los alimentos, lo que se traduce en la donación de más de 3.000 toneladas de alimentos a las ONG’s integradas en el programa que ya se ha implantado en el 100% de la cadena, incluyendo supermercados, plataformas y escuelas de frescos.

La inversión en gestión medioambiental fue de 5,8 millones que se destinaron, entre otras acciones, a la reducción en un 20% de la huella de carbono. Calduch recordó que el 65% de la energía que usa la cooperativa proviene de fuentes renovables y que actualmente cuentan ya con 305 supermercados ecoeficientes, lo que supone un ahorro energético del 25% por tienda. Respecto a reciclaje, en 2014 se reciclaron 1.4oo toneladas de plástico y 16.200 de cartón.

Comercio electrónico

Sobre proyectos más inmediatos, Consum abordará este año la creación de un comité para planificar lo que será la venta on line. “La venta on line de alimentos es prácticamente nula -señaló- en el mejor de los casos puede alcanzar el 1% y en un país como Estados Unidos, donde la venta electrónica está tan desarrollada, apenas alcanza el 5%. La alimentación tiene un fuerte componente presencial por los frescos, el cliente quiere ver el producto”. Sin embargo, añadió, aunque no es un asunto prioritario, van a abordar con visión de futuro el proyecto de e-commerce, “enfocado no a nosotros que nos manejamos en internet, sino de los jóvenes que viven en internet”, matizó Calduch.

Suscríbete a nuestra newsletter