Los mercados siguen en un bucle de idas y venidas

Archivado en: 

Bolsa de Valencia

bolsavalenciaSi hubo algo que destacó durante el mes de octubre fue la fuerte volatilidad, especialmente durante la primera quincena, en la que los inversores se mostraron especialmente preocupados por la situación económica de Europa. Ello unido a los disturbios en las calles de Hong Honk, el miedo al ébola, los nuevos problemas políticos y económicos de Grecia, etc. llevó a las bolsas a acumular pérdidas durante las primeras semanas.

Sin embargo, parece que los ánimos se calmaron en la recta final del mes, aupados principalmente, por los resultados empresariales publicados en Europa y en EE. UU., los cuales en general batieron expectativas, por la creciente confianza de que el BCE tomará nuevas medidas de estímulo y por los buenos datos obtenidos por los bancos en los Stress Test.

Con todo, ello no evitó que las principales bolsas cerraran octubre con caídas. Así, el Ibex finalizó con un retroceso del 3,21%, muy similar al protagonizado por el Índice General de la Bolsa de Valencia que fue del 3%.

Noviembre, por su parte, comenzó con la misma senda de octubre, más bien flojo y con comportamiento errático. Y es que los mercados seguían inmersos en un repetitivo ciclo de idas y venidas dictadas por dos fuerzas contrapuestas: por un lado, la creciente expectativa de que el Banco Central Europeo pusiera en marcha nuevas medidas para estimular la economía y por otro, el temor sobre la recuperación económica de la Eurozona.

Ni siquiera el proceso del separatismo en España, escenificado en la consulta del 9 de noviembre hizo mella, pasando sobre los parqués sin la menor inquietud. Sin embargo, hacia mitad de mes los inversores dejaron atrás dichas dudas y ser optimistas, alentados por las últimas declaraciones de Mario Draghi ante el Consejo Bancario Europeo en las que abría la puerta a la inclusión en su programa la compra de deuda soberana, lo que hizo que la rentabilidad de la deuda de países como España, se redujera a mínimos históricos.

Ello unido al buen tono de Wall Street de los últimos tiempos, así como la caída de los precios del crudo, especialmente intensa tras la decisión de la OPEP de mantener la producción de barriles, permitieron cerrar a la mayoría de las bolsas internacionales tres semanas consecutivas de ganancias y con un balance mensual muy positivo.

Concretamente, el Ibex 35 ganó en noviembre un 2,8% y se situó en los 10.770 puntos, mientras que nuestro Índice General se revalorizó algo más de un 3,42% y finalizó en los 1.304,51 puntos, cerrando ambos índices su mejor noviembre de la última década.

En cuanto a volúmenes de actividad de la Bolsa española destacar que, a pesar del nerviosismo que dominó a los mercados en octubre, se registró una cifra récord histórica mensual de negociaciones, superándose los 8,6 millones, un 35% más que en el mismo mes de 2013. Se negociaron 95.576 millones de euros, un 4% más que hace un año y la mayor cifra registrada desde julio de 2011.

En noviembre, por su parte, se ha continuado con esta importante tendencia positiva en el actividad bursátil: se negociaron más de 94.122 millones de euros, un 40% más que en el mismo mes de 2013, lo que supuso un volumen negociado acumulado anual en renta variable de 803.096 millones de euros, un 25% más que en el mismo periodo de ejercicio pasado. Este repunte también dió en las cifra de operaciones, tras alcanzar los 6,29 millones, un 31% más que en noviembre de 2013.

En el plano corporativo, varias fueron las noticias destacadas como el éxito de la OPV de Endesa, la renovación de la cúpula directiva del Banco Santander o la entrada en el accionariado de FCC de Carlos Slim, convirtiéndose así en el mayor accionista de la compañía.

bolsadiciembre

Suscríbete a nuestra newsletter