La información económica de los líderes

Garrigues afianza su posición de liderazgo en la Comunidad Valenciana ante la recuperación económica

2014-dic-garrigues-Pablo-de-la-Vega-03

Garrigues se enfrenta a un doble objetivo en el año 2015. Por un lado, consolidar su posición de liderazgo en España en un momento de recuperación, y por otro afianzar su presencia en los mercados en los que ha abierto oficinas recientemente, en concreto en México, Colombia y Perú, en una apuesta absolutamente decidida por tener presencia propia en tres países tan relevantes del mercado americano.

[masinformacion post_ids=”37367″]

El despacho cerró el ejercicio 2013/2014 de “una manera muy positiva, con un crecimiento como firma que fue especialmente relevante en el último trimestre del ejercicio” explica  Pablo de la Vega, socio responsable del departamento Procesal en el área de Levante de Garrigues.

En esta área, que comprende la Comunitat Valenciana y Murcia, el despacho ha mantenido el “liderazgo, tanto en facturación, como en aquello que es más importante para nosotros, estando presentes en los más importantes asuntos, en defensa de los intereses de nuestros clientes”, subraya De la Vega.

El ejercicio 2015 será el primero que coincidirá con el año natural. Para el despacho, prosigue el responsable del departamento de Procesal de Garrigues, también “debe ser un año de afianzamiento de esa sensación de mejora de la economía, que todos como sociedad tenemos, y que debe servir de manera consecuente para que el despacho obtenga un buen resultado”.

Para el directivo de Garrigues los actuales indicadores confirman que hay un cambio de tendencia en la economía. “Si antes el único indicador de mejora lo encontrábamos en las exportaciones, ahora podemos empezar ya a percibir también los signos de mejora en referencias tales como la  disminución del ritmo de destrucción de empresas y aumento de la creación, mejora del índice de confianza del consumidor, disminución de los ratios de impagos de las entidades financieras, etc. Pudiendo incluso observar, aun debiendo decirlo con la boca pequeña dado el dramatismo de la cifra, que empieza a generarse empleo, y a aumentar el consumo, con un indicador tan relevante como el de venta de vehículos”.

A estos datos añade otros, más vinculados a la actividad de la abogacía de negocios. El ritmo de concursos de acreedores ha decrecido drásticamente, y de manera especial en la Comunidad Valenciana. Lo que le conduce a reafirmar que desde el despacho sí observan como “los departamentos de mercantil y fiscal, vuelven a intervenir en operaciones de inversión siendo más marginal la actividad de refinanciación y reestructuración, típica de los años anteriores”.

Garrigues y las empresas

De cara a los retos que las empresas de la Comunidad Valenciana deben tomar en el camino de la recuperación económica, De la Vega recuerda la dependencia de la riqueza de la región de un único sector, el  ladrillo, entendiendo por tal el urbanismo, la promoción y la construcción, y la posterior venta y servicios ligados a él,  con un porcentaje demasiado representativo sobre su producto interior bruto. Y esta es una situación que no parece que vaya a volver, ni desde luego que sea deseable que vuelva de la forma en que existía antes.

2014-dic-garrigues-Pablo-de-la-Vega-02

Por lo tanto, el directivo de Garrigues considera que actualmente se precisan empresas capaces de ofrecer un producto o servicio innovador y de calidad, en un mercado global. En ese sentido, la pretensión del despacho es la de hacer capaces a esas compañías de encontrar un modelo societario que responda al tipo de negocio a desarrollar, que sea compatible en los distintos mercados en los que opera, fiscalmente eficiente y que quede protegido ante los eventuales problemas que pueda sufrir.

El despacho realiza una constante actuación formativa, compartiendo experiencias con los empresarios de la región, de manera directa y a través de las distintas cámaras y asociaciones, para que negocios que en el pasado podían verse como imposibles, los vean hoy alcanzables. Además De la Vega recuerda como en pocos años nos hemos acostumbrado a ver a empresas de la Comunitat en países como Argelia, Qatar, o países del mercado Americano. O sin duda en el mercado chino, en el que el despacho Garrigues fue un precursor, abriendo despacho en Shanghai.

En la actualidad los departamentos jurídicos de las empresas contratan con Garrigues servicios tanto para atender casos puntuales como para el día a día.  “El despacho -explica De la Vegapretende estar al lado del cliente y por ello, departamentos como los de mercantil, fiscal o laboral, mantienen igualas de asesoramiento recurrente”. Pero también, añade el directivo, estamos presentes en los grandes asuntos como pueden ser operaciones de compraventa de empresas, en el desarrollo de planes de internacionalización y en complejos procesos con la Administración pública, como los derivados de la reforma energética, arbitrajes internacionales, etc.

Por la especialidad de la oferta de Garrigues su cliente natural en la Comunidad Valenciana es la grande y mediana empresa. Pero “no necesariamente”, apostilla su socio responsable del departamento de Procesal. El área de litigación, por ejemplo, da lugar a que “sean personas físicas muchas veces las que nos encomienden su defensa. E igualmente en el resto de departamentos. Lo importante es que el asunto tenga una relevancia y complejidad que den sentido a que el cliente cuente con el despacho y a que nosotros veamos que somos capaces de aportarle algo distinto a los que aportarían los demás”.

Los servicios que ofrece la firma continúan siendo esencialmente los mismos que hasta hoy, divididos en la Comunitat Valenciana y Murcia en seis departamentos absolutamente consolidados e identificables para el mercado, como son los de Fiscal, Mercantil, Litigación y Arbitraje -del que se responsabiliza Pablo de la Vega-, Administrativo, Propiedad Intelectua y Laboral.

Sin embargo, el despacho ha percibido que en cada uno de los departamentos es necesaria una potenciación y mejor definición de determinados servicios vinculados a ellos.  Y como ejemplo de ellos, De la Vega apunta como clave la necesidad en las áreas de fiscal y mercantil de personas capaces de asesorar en un mercado global. Pero también en el área de Litigios, en la que “se ofrece una experiencia de primer nivel en el área de arbitraje internacional”.

 La crisis económica ha obligado a prácticamente todas las empresas a adaptarse y consecuencia de ello ha modificar la relación de las empresas-cliente con los despachos. Y en Garrigues no han obviado hacerse esa pregunta. Sostiene De la Vega que la complejidad de algunos asuntos llevan al cliente a demandar un grado de experiencia de los abogados mucho mayor del que antes se les exigía. “Eso comporta equipos de trabajo en los que las personas que participen tengan, todas ellas, una alta capacidad para asumir responsabilidades. Dos  claros ejemplos en el departamento del que soy responsable han sido los concursos de acreedores o los complicados procesos penales que todos conocemos en la Comunitat. Es evidente que cuando un empresario pone en tus manos su empresa, e incluso su responsabilidad personal, exige que el abogado o abogados que lo defiendan sean de verdadera talla” explica De la Vega.   

Suscríbete a nuestra newsletter