Empresas y profesionales alicantinos se interesan por el acceso a fondos europeos del programa ‘Horizonte 2020’

2014-JORNADA-Alicante-Horizonte2020-02

El salón de actos del edificio municipal Puerta Ferrisa de Alicante registró ayer 19 de noviembre un lleno absoluto en la Jornada “Horizonte 2020 y Compra Pública Innovadora. El nuevo escenario de ayudas de la Unión Europea para la empresa”, organizada por el BBVA y Economía 3.

La jornada se constituyó en dos mesas con un total de cinco ponentes que aportaron visiones complementarias del asunto. En la primera, Mario García, director del área de Sector Público de Everis en la Comunidad Valenciana y Murcia, expuso el marco general de ‘Horizonte 2020’, un programa de competitividad, crecimiento y empleo mediante el cual la Unión Europea destinará 80.000 millones de euros hasta esa fecha a cofinanciar proyectos de I+D+i. García explicó que el programa prevé la financiación entres ámbitos básicos de actuación: ciencia excelente, liderazgo industrial y restos sociales, con el objetivo común de elevar a tasa de empleabilidad, apostar por el I+D+i y las energías renovables, reducir el abandono escolar y la exclusión social.

El directivo de Everis resaltó la importancia que la Comisión concede al impacto que tengan las propuestas a la hora de conceder estos fondos directos que pueden llegar a subvencionar hasta la totalidad del presupuesto, y dedicó el resto de su exposición a explicar cómo, por qué canales y con qué apoyos ha de plantearse una propuesta para que tenga esperanzas de éxito.

A continuación tomó la palabra María José Jordá, directora de Experiencia cliente, estrategia y Transformación del BBVA, quien analizó las repercusiones que la rápida e imparable transformación digital tiene sobre las empresas, y cuáles deben ser las herramientas que éstas deben emplear para no quedar desfasadas en el nuevo escenario. “El software se está comiendo el Mundo”, aseguró, antes de advertir que cada día surgen nuevas aplicaciones informáticas que suprimen intermediarios entre el producto o servicio y el cliente, lo cual acarrea la desaparición de muchas empresas. Un cliente digital más exigente, porque se pasa el día comparando, menos fiel, que se fía de las opiniones de otros clientes a los que no conoce de nada y que a la vez siente un deseo nuevo de influir en los productos difundiendo su propia opinión, exige empresas capaces de revisar sus estrategias e innovar si quieren asegurar su supervivencia.

Cerró la primera mesa César Argilés, director de Inescop, Centro Tecnológico del Calzado, que expuso el papel que la red de 13 centros existentes en la Comunidad Valenciana juega para permitir que las pymes tengan acceso a los fondos europeos. De hecho, en los últimos cinco años, Inescop ha obtenido 3,4 millones para proyectos de la propia organización y casi 9 millones para las empresas asociadas. El conjunto de la red de centros tecnológicos valencianos eleva esas cifras a 37,6 millones para la propia Redit y casi 60 millones para las empresas.

En la segunda mesa de la jornada, el concejal de Fomento y Empleo del ayuntamiento de Alicante, Carlos Castillo, expuso las líneas maestras del Plan de Competitividad Urbana de Alicante, que al alinearse con las directrices del programa Horizonte 2020 ha logrado ya el respaldo efectivo de la Unión Europea a varios proyectos muy importantes para la ciudad. Cerró el acto José Monzonís, secretario autonómico de Industria y Energía, quien abogó por la aplicación de medidas fiscales como principal instrumento para el fomento del I+D español, y resaltó el papel fundamental de los Centros Tecnológicos “para lograr que las innovaciones radicales tengan posibilidad de acceder a los fondos europeos”.

Suscríbete a nuestra newsletter