El posgrado universitario se afianza como herramienta para afrontar los retos socioeconómicos actuales

2014-septiembre-formacion-posgrado-UCV

Los másteres oficiales y propios que lanzan las universidades permiten el desarrollo personal y profesional de los estudiantes, afianzando la preparación de cuadros investigadores y especializados que den respuesta a la producción de conocimientos científicos, al desarrollo tecnológico y a los nuevos retos que plantean los procesos sociales.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

En un momento en que la formación es más necesaria que nunca, y dado que un título universitario en la mano y muchas ganas de trabajar no aseguran un empleo, son muchos los recién egresados y profesionales que deciden seguir formándose.

“Las empresas actualmente precisan profesionales especializados y en la medida que los grados son generalistas es fundamental una adecuada oferta académica de posgrado”, asegura Mª José Alarcón, vicerrectora de Estudios de la Universidad Miguel Hernández de Elche.

“Lo que busca el estudiante es un componente de especialización y diferenciación que le permita llevar a las empresas un valor añadido en su curriculum, además de hacer networking. Al cursar el posgrado estás en contacto con profesionales y docentes con los que se generan puentes de entrada al mundo profesional”, considera José Manuel Amiguet, secretario general de la Universidad CEU Cardenal Herrera.

Pero, ¿por qué máster optar y qué diferencia hay entre la oferta oficial y los títulos propios que lanza una universidad?

Los másteres oficiales o universitarios dan acceso al doctorado y son títulos reconocidos por todos los países miembros del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES); los títulos propios no, aunque cuentan con el prestigio de la universidad que los impulsa.

Miguel Ángel Fernández, vicerrector de Estudios, Calidad y Acreditación de la Universitat Politècnica de València (UPV) explica que los títulos oficiales se rigen por normativas emanadas desde el Gobierno a través de reales decretos, órdenes ministeriales y resoluciones de diferente índole, mientras que los títulos propios se rigen por normativas emanadas desde cada universidad.

Los títulos oficiales están sujetos a los protocolos de verificación, seguimiento y acreditación establecidos por Aneca y Avap, así como a las tasas de matrícula (subvencionadas) que dictan las comunidades autónomas, mientras que los títulos propios se someten a los procedimientos de supervisión y control propio de cada universidad que establecen sus propias tasas aprobadas por cada Consejo Social.

Sobre las cualidades de los másteres propios, Rosa Marí, vicerrectora de posgrado de la Universitat de València (UV), destaca su respuesta más inmediata, ágil y versátil a las demandas de formación específica de colectivos sociales y profesionales.         

En algunos estudios hay que superar un máster oficial para obtener atribuciones profesionales como es el caso de Derecho y en algunas titulaciones de las áreas de Ingeniería y Salud.

Desde la Universitat Jaume I (UJI), su vicerrectora de Estudios, Isabel García, explica que la oferta de másteres en este centro tiene la finalidad de formar a profesionales y personal investigador altamente cualificado en determinados ámbitos, así como garantizar la actualización de los conocimientos a las personas que dejaron las aulas universitarias hace algunos años. En ese sentido, añade García, “se diseñan programas y acciones que integran a académicos y profesionales externos, se establecen programas interuniversitarios y se completa la oferta presencial con enseñanza semipresencial y online. El objetivo es adecuar la oferta de másteres oficiales a las demandas sociales, velar por la calidad de la enseñanza y racionalizar su gestión”.

Pero, ¿de dónde “beben” los centros universitarios para detectar la demanda que posteriormente ofertan al público en forma de máster?

catolicaVLCCLASE

En la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” (UCV) la propuesta de nuevos másteres llega directamente de las facultades, quienes conocen de primera mano la actualidad de las distintas materias, las últimas líneas de investigación, la demanda de profesionales en su área de conocimiento, y las deficiencias que existen en la formación universitaria en esos temas, según explica José Manuel Pagán, vicerrector de Ordenación Académica y Empleabilidad.

Además, Pagán concreta cómo las nuevas propuestas se valoran desde la Comisión de Estudios de Posgrado de la UCV, atendiendo a criterios de valoración general del título (su grado de interés académico, profesional o científico, actualidad del tema, demanda potencial, capacidad de internacionalización); la viabilidad de la propuesta, desde un punto de vista económico y de rigor académico; se analiza la oferta actual a escala local y nacional del mismo título o similar, y se valoran las condiciones y ventajas competitivas que aportaría el título respecto al resto, además de tener en cuenta la oferta académica actual de la universidad en materias relacionadas con la propuesta y el grado de sinergias existente entre las distintas titulaciones, aclara el vicerrector de la UCV.

Desde la Universidad de Alicante (UA), Juana Jordá, directora del centro de Formación ContinUA indica cómo la universidad ha presentado recientemente una nueva normativa de títulos propios y cursos de especialización, “que la dotan de mayor eficiencia a la hora de proponer estos estudios”. En ella se definen criterios muy amplios, como la propia estrategia de la universidad, la demanda de determinados perfiles profesionales por parte de empleadores, la demanda de los propios estudiantes y las propuestas del profesorado avaladas por los centros o departamentos. “Las propuestas se exponen públicamente ante la comunidad universitaria, para que haga las alegaciones que estime pertinentes y después se someten a juicio de diferentes comisiones entre las que, además del propio equipo directivo de la UA, se encuentra la Comisión de Estudios de Posgrado, el Consejo de Gobierno y el Consejo Social. Cuando se trata de títulos oficiales intervienen además la comunidad autónoma y agencias estatales y autonómicas”.

EL ALUMNO, EN EL CENTRO DEL PROCESO

“Informes locales, nacionales e internacionales que muestran tendencias en todas las profesiones, así como otros estadísticos, de entorno y competencia; los propios colegios profesionales; asociaciones de derecho público o privado que abogan por las necesidades de sus colectivos; nuestros profesores a través de sus investigaciones y nuestra propia red Laureate International Universities, con más de 70 instituciones de educación superior en los cinco continentes”, avalan los estudios que oferta la Universidad Europea de Valencia (UEV), tal y como enumera Rosa Sanchidrian, directora de posgrado y de la Escuela de Negocios de la UEV.

Sanchidrian incide en la necesidad de aprovechar sinergias entre la UE de Madrid y la de Valencia y disponer de un partner y un claustro de profesores que sean “un referente”. Asegura que su modelo académico “innovador e internacional” está focalizado en la persona y su mejora como profesional, “a través de una metodología que va más allá del método del caso, centrada en el learning by doing y en la formación blended -campus virtual- con un enfoque global que permite aplicarla en el entorno local”.

Por su parte, José Manuel Amiguet, explica como elemento innovador de la Universidad CEU Cardenal Herrera la incorporación de másteres que tienen diferentes itinerarios de especialización, entre ellos el Máster en Comunicación Transmedia o el Máster de Cuidados en Enfermería. Además, el CEU tiene como proyecto ofrecer la posibilidad del doble máster, “sería un modelo similar al doble grado, de este modo, con un esfuerzo controlado puedes obtener dos másteres, normalmente uno oficial y un título propio. Esta posibilidad permite por un lado una mayor especialización, y por otra, una mayor secuenciación del esfuerzo del alumno”.

“Para poner en marcha un nuevo título es preciso tener una garantía de que la demanda potencial resultará ajustada a las características del título y que sus egresados serán adecuados para el mercado laboral o para desempeñar tareas de investigación”, simplifica Miguel Ángel Fernández, vicerrector de la UPV.

UPV2En este sentido, asegura que los másteres universitarios de la UPV están definidos con un perfil que conjuga la enseñanza de aspectos de especialización para el ámbito profesional junto con itinerarios donde el estudiante puede iniciarse en la investigación y continuar sus estudios con la realización del doctorado. “Otro de los elementos diferenciadores de los másteres de la UPV es el elevado número de estudiantes no nacionales provenientes, principalmente, de países de Latinoamérica, así como su destacado componente práctico en el día a día docente”, menciona Fernández.

En cuanto a la oferta de posgrado de la Universitat de València se sustenta en el carácter multidisciplinar e interdisciplinar “de una universidad que abarca todas las áreas de conocimiento, así como en el liderazgo investigador en ellas”, considera Rosa Marí.

“El valor de la interdisciplinariedad y de vivir una experiencia multicultural (el 18% de los estudiantes de posgrado proceden de otros países y la mayor parte de programas de la UV permiten la movilidad nacional e internacional) se une a la posibilidad de completar la formación de posgrado en programas de doctorado”, resalta la vicerrectora.

En cuanto al profesorado, Marí apunta a su “solidez formativa e investigadora en áreas de conocimiento punteras en el sistema español de ciencia y tecnología con proyección europea”, que se complementa con profesionales cualificados “que aportan la visión empresarial, ofreciendo una experiencia formativa orientada tanto al ejercicio profesional como al ámbito académico, dando respuesta tanto a las demandas de los titulados y de la sociedad, como a las del sistema estatal de I+D”.

Para Sanchidrian en el ADN de la Universidad Europea de Valencia está la “internacionalidad”, que se percibe desde el propio contenido de la oferta hasta las estancias que lo complementan, como en el MBA para jóvenes graduados o ingenieros que se imparte íntegramente en inglés entre Valencia y Shanghai o el Executive MBA para directivos con estancias en San Francisco (USA) y un título referente en el área de gestión del cambio como es el de la Berkeley University. “La conexión con el mundo profesional y una formación basada en las herramientas que se aplican desde el primer día en el mundo real es nuestro segundo valor”, reconoce la responsable de la UEV. El tercero, y al que da mucho peso la directora, es a trabajar el crecimiento personal, “porque cualquiera que sea la edad y la experiencia siempre existen miedos y áreas de mejora cuando se asumen nuevos retos, incluso, hay que seguir entrenando las fortalezas, la gestión de emociones y la resiliencia”.

También desde la Universidad Miguel Hernández de Elche se apuesta por una formación “de calidad, orientada a la especialización que demanda el mercado laboral y a la investigación para la continuación, en su caso, con los estudios de doctorado, con el fin de dar respuesta a todos los perfiles profesionales y académicos de los estudiantes”, admite Alarcón. Además, se concede especial importancia al fomento de las prácticas en instituciones o empresas públicas y privadas, “para ejercer los conocimientos, habilidades y actitudes adquiridas en entornos profesionales”. Asimismo, “implementamos año tras año un mayor número de asignaturas en lengua inglesa en el marco de la internacionalización de nuestra universidad”.

Por su parte, la UJI contempla tres tipos de másteres oficiales, en función de su finalidad de especialización y de la necesidad social que cubren: académico, profesional o investigador. “Asimismo, la mayoría de los másteres incluyen más de una orientación (profesional, académica o investigadora) dado que se han estructurado de manera que tras cursar algunos módulos comunes a todo el alumnado del máster, se pueda cursar un módulo específico para cada orientación”, explica Isabel García.

SALVAR LAS DISTANCIAS

Cabe resaltar además el Programa de ampliación de la docencia presencial de la UJI con grupos semipresenciales y virtuales, con gran aceptación de residentes de países hispanohablantes del continente americano. “Teniendo como plataforma el uso del Aula Virtual, estas modalidades de enseñanza utilizan las herramientas propias del web 2.0 y disponen de equipamiento para grabar las clases presenciales y subirlas al Aula Virtual, así como para realizar videoconferencias que permiten la retransmisión de las clases en tiempo real”, indica García.

Por su parte, la UCV lanza una oferta que destaca por su variedad de títulos propios, tanto por el número de créditos (con certificados a partir de 15 ECTS), como por el perfil del alumno al que se dirigen (en algunos casos no se requiere una titulación universitaria previa), como por la modalidad de la docencia (presencial, semipresencial y online).

2014-septiembre-formacion-posgrado-VIU-GorgosNo obstante, si una universidad destaca por su oferta online, esa es la VIU (Valencian International University), “que aprovecha las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para acercar los estudios superiores a cualquier persona”.

Andreu Bellot, director de metodología e Innovación de la VIU asegura que los alumnos que la escogen buscan un tipo de educación diferente. “Si bien la media de edad de nuestro alumnado es de 32 años, se trata de personas con un interés por las nuevas tecnologías, con una actitud abierta y positiva ante los cambios y la innovación educativa, y que cuando se titulan han demostrado tanto una capacidad de aprendizaje particular, como de búsqueda y generación de información en los nuevos medios”.

Para facilitar esta labor, Bellot afirma “contamos con profesores expertos en la metodología de formación online y con reconocidos expertos en cada una de las materias, que ofrecen al alumno tanto el conocimiento que facilita el desarrollo de las competencias previstas, así como el estrecho acompañamiento en el seguimiento y la evaluación de las actividades de aprendizaje propuestas. El factor diferencial que ofrece la VIU es la combinación entre el rigor académico, el fomento de la investigación y la orientación práctica”.

Otro de los aspectos fundamentales a la hora de escoger un posgrado es saber en qué medida los centros o universidades se implican en acelerar el tránsito del alumno al mercado laboral. La mayoría dispone de servicios de seguimiento de egresados, entrevistándose con ellos para orientarles laboral o académicamente, formándoles en habilidades para el acceso al empleo, apoyándoles en su incorporación al nuevo puesto de trabajo, fomentando las prácticas empresariales, las asociaciones de egresados para favorecer el networking o creando bancos de ofertas de trabajo y proporcionando cartas de recomendación.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter