La información económica de los líderes

Coches a punto para evitar disgustos en la carretera

2014-julio-repara-coche-VOLVO-taller

La revisión de los frenos, de las luces y la presión de los neumáticos son las peticiones de la temporada que los conductores hacen a sus talleres oficiales. Sin embargo, a este tipo de chequeo los clientes deberían exigir la revisión de otros aspectos que por desconocimiento de los riesgos que conllevan no se solicitan.

[masinformacion post_ids=”28440″]

Quien más y quien menos realiza en estos días la revisión de su automóvil con el objeto de poner todo a punto para el viaje de vacaciones. El verano es un buen momento del año para los talleres de los concesionarios, ya que la gente acude a ellos a reparar problemas puntuales y sobre todo, a revisar sus vehículos porque van a realizar un trayecto más largo hacia su destino de vacaciones.

Para José M.ª Gómez, gerente de Volcenter,  los meses de junio y julio son muy buenos para los talleres porque nos acordamos de realizar las revisiones justo antes de salir de vacaciones, algo que se ve incrementado porque tal como reflejan las estadísticas, cada vez se hacemos menos kilómetros al año, y buena parte de esos kilómetros se siguen haciendo en  vacaciones. De hecho, las revisiones han mejorado respecto a los últimos años debido a la coyuntura actual, “donde cada vez más gente utiliza su propio vehículo para ir de vacaciones y necesitan cerciorarse de que van a viajar seguros” explica por su parte Alexander Frühinsfeld, responsable de Calidad y Desarrollo Postventa de VW & LCV (Volkswagen & Long Comercial Vehicles).

A pesar de que como buenos españoles nos gusta dejar las cosas para última hora, somos conscientes que para evitar disgustos y accidentes durante las ansiadas vacaciones es necesario hacer una puesta a punto de los coches. Consultados algunos talleres como el concesionario oficial de Volvo, Auto Sweden, o los de Volkswagen, Levante Wagen y Volcenter, sobre cuáles son las principales peticiones de la temporada de verano a la hora de revisar sus vehículos apuntan que no se salen de lo habitual: niveles de fluidos, aceite, refrigerante motor, presión y estado de los neumáticos, reglaje de luces, fundamentalmente.

En opinión de Saturnino Peña, gerente de Auto Sweden, además de lo que piden los clientes en este tipo de chequeos, los conductores también deberían exigir otros aspectos que por desconocimiento de los riesgos que conllevan no se solicitan. Entre ellos, el estado de los frenos, la amortiguación y suspensión así como la reparación de posibles fisuras en la luna delantera, impactos, rayaduras, estado de las escobillas y de la batería.

Al cliente le interesa sobre todo saber el estado de los niveles, neumáticos y en esta época revisar el sistema de refrigeración del motor y el funcionamiento del aire acondicionado antes de emprender el viaje, confirma José M.ª Gómez, de Volcenter. Sin embargo, todos los concesionarios tienen un protocolo de funcionamiento para revisiones que incluye la inspección de entre 30 y 40 puntos vitales para la seguridad y la vida del automóvil. Si algo no está bien, se le avisa al cliente y se refleja en la orden de reparación.

En el caso de Volkswagen se denomina ‘La recepción activa’ e incluye la recepción del vehículo con el elevador delante del cliente, y ayuda a identificar posibles fugas, pérdidas y estado de elementos vitales delante del cliente y hacer una valoración de riesgo en el momento.

Más que por fallos mecánicos muchos accidentes de tráfico se producen causados por la falta de mantenimiento del vehículo, de los neumáticos, de los frenos, de la suspensión, etc. De ahí que Alexander Frühinsfeld, de VW & LCV (Volkswagen & Long Comercial Vehicles) explique que el servicio de mantenimiento que “ofrece nuestro concesionario cubre todo lo necesario que una buena revisión del vehículo debe tener, y se hace de forma completa cuando un cliente trae su vehículo”, ya que coincide en apuntar al mantenimiento como causa principal de accidentes pero añade que también por averías.

“Los coches que se fabrican hoy en día -señala el responsable de calidad y desarrollo Postventa de VW&LCVestán preparados para aguantar el calor del verano, no deben tener problemas causados por este tiempo”. A pesar de ello, el directivo de Volvo, Saturnino Peña, considera que en verano debe prestarse atención a la climatización, a los neumáticos, a la refrigeración del motor y especialmente al estado y calidad del aceite motor, “mayor desgaste a mayor temperatura y mayor exigencia de las partes mecánicas del vehículo”.

GARANTÍAS OFICIALES

2014-julio-repara-coche-Volcenter-tallerLos concesionarios oficiales suelen dar más garantía que la que pide la ley que es de seis meses y ofrecen garantías y valor añadido adicionales. En el caso de Auto Sweden, Saturnino Peña señala un año de garantía sin límite de kilometraje, transparencia y sobre todo, calidad de los componentes sustituidos y profesionalidad del equipo. Las garantías de estas revisiones se demuestran además con la impresión de todos los datos obtenidos, desde el estado de la batería, diagnosis de sistemas, cotas y tarado suspensiones. “Presupuestos previos, chek de puntos revisados, además de los servicios adicionales de vehículo de sustitución y nuestro One Hour Stop (operaciones en una hora donde trabajan dos técnicos a la vez en el vehículo), regalo de 1 año de asistencia en viaje por la revisión, limpieza gratuita del vehículo” son algunas de los servicios adicionales que indica el gerente de Auto Sweden.

En Volkswagen la garantía alcanza los dos años y se indica en cada factura.

Alexander Frühinsfeld, responsable de Calidad y Desarrollo Postventa de VW & LCV, explica que las reparaciones tienen una garantía de dos años, que queda reflejada en la ficha del cliente. “Si lo que se ha reparado vuelve a estropearse en menos de dos años, el cliente no pagaría nada por la nueva reparación. En nuestro taller oficial de Levante Wagen los mecánicos tienen una alta y actualizada formación, cuentan con las herramientas y maquinaria necesarias, y trabajan siempre con la máxima profesionalidad”.

Además aunque el precio de la mano de obra pueda ser algo más alto que en un taller no oficial, “se compensa muchas veces con que se trabaja con un tarifario del fabricante, es decir cada operación tiene un precio aunque por uso o desgaste de las piezas a sustituir, se tarde más en realizar el trabajo” añade José M.ª Gómez, de Volcenter.

 

Suscríbete a nuestra newsletter