Las grandes firmas de servicios profesionales ven oportunidades en la nueva realidad económica de la Comunidad Valenciana

201-mayo-consultores-montaje-Bigfour-ok

Juan Corberá (Deloitte), Rafael Sanmartín (PwC), Bernardo Vargas (KPMG) y Amparo Ruiz (EY)

Las cuatro grandes firmas de servicios profesionales para la empresa, Deloitte, PwC, KPMG y EY, presentes con oficina propia en la Comunidad Valenciana, ven la nueva realidad del mercado –internacionalización de las compañías, escasez de financiación externa, incremento de operadores foráneos, etc.–, como una oportunidad, tanto para ellas mismas, como para las compañías que sepan adaptarse a la nueva realidad.

[masinformacion post_ids=”24832,24837,24853,24997,24955,25068″]

Estas son las respuestas que los representantes de las cuatro grandes firmas internacionales proveedoras de servicios profesionales a la empresa (Deloitte, PwC, KPMG y EY), han dado al cuestionario que Economía 3  les remitió, para conocer sus opiniones sobre el presente y futuro del mercado de los servicios profesionales en la Comunidad Valenciana.

E3.- El empresario de la Comunidad Valenciana, ¿ha aprendido con esta crisis a contratar servicios profesionales para la empresa?

Deloitte.- La crisis ha globalizado el mercado y han aparecido numerosos competidores con sede en cualquier parte del mundo. Con este aumento de la competencia, se ha puesto de manifiesto la importancia de apostar por la competitividad, que se consigue por medio de la eficiencia y del conocimiento. Para lograr una mayor eficiencia muchas veces se necesita la contratación de servicios profesionales especializados, y sí que hemos visto cómo las compañías han mejorado su gestión.

PwC.- El empresario de la Comunidad Valencia aprecia cada vez más la aportación de valor de los servicios profesionales en general, ya que han contribuido tanto a la detección de las situaciones de riesgo, como a la aportación de soluciones a dichos riesgos.

KPMG.- Los empresarios y los directivos de las empresas valencianas han tenido que adaptarse a la situación de crisis  y gestionar todas las partidas de inversión y gasto. La contratación de servicios profesionales no ha sido una excepción. Necesidad, aportación de valor y coste, han sido factores que han pesado en la toma de decisión.

EY.- Sin duda, las situaciones de crisis son fuente de aprendizaje para empresas y particulares, y ésta no está siendo menos. Al final, una de las principales lecciones para todos son la prudencia, la cautela y la optimización de los recursos. También el pedir ayuda profesional a proveedores de servicios que hayan demostrado su trayectoria, así como a aquéllos que dispongan de una buena red internacional, máxime en este contexto donde la internacionalización está siendo una buena salida para muchas empresas de la Comunidad Valenciana.

LOS GRANDES TAMBIÉN SE ADAPTAN

E3.- En el marco de esta crisis, ¿cómo han modificado las firmas proveedoras de servicios profesionales para la empresa su relación con el cliente: ajustando precios, implicándose más, modificando procedimientos, etc?

Deloitte.- La crisis ha supuesto una reducción de recursos económicos y de inversión, por lo que las empresas han buscado una mayor seguridad a la hora de emprender cualquier proyecto. En este sentido, han sido más exigentes con los servicios que han demandado y también han buscado una mayor rentabilidad de las inversiones que han realizado. De igual forma, las empresas de servicios hemos trabajado por transmitir mejor los beneficios que aportamos con nuestro trabajo.

La búsqueda de un objetivo común por parte de los empresarios y de las empresas de servicios profesionales ha hecho que las relaciones entre las dos partes sean cada vez mejores.

PwC.- Las compañías proveedoras de servicios profesionales a las empresas han dirigido sus esfuerzos a escuchar atentamente y entender bien las necesidades del cliente, para poder ofrecerle exactamente aquello que demanda, personalizando al máximo las soluciones para cada circunstancia.

KPMG.- Los clientes reconocen y valoran la calidad, y las firmas deben adaptarse a la situación del mercado, pero siempre teniendo en cuenta el posicionamiento a medio y largo plazo de nuestros servicios. Las empresas demandan servicios que les permitan mejorar su competitividad y aprovechar las oportunidades existentes, anticipándoles los escenarios futuros.

El acercamiento de cada empresa proveedora ha dependido de su posicionamiento, de si dispone de  red o no, de su especialización y capacidades. Calidad, especialización, asignación del mejor profesional al trabajo concreto y contar con una red global de firmas, ha sido nuestra respuesta.

EY.- Los proveedores de servicios profesionales a la empresa han ido evolucionando a la par que lo ha hecho el propio mercado, abriendo los ojos a la nueva realidad. Esto puede afectar a la política de precios, pero también a cuestiones de calidad y mayor implicación con el cliente. En muchas ocasiones, en un escenario en el que el consumo cae, el crédito escasea o los incentivos públicos a determinadas actividades dejan de serlo, es preciso que los proveedores de ayuda profesional nos hayamos adaptado a la nueva situación.

Nuestra experiencia durante muchos años, tanto en este como en mercados de todo el mundo, nos ha llevado a desarrollar nuevos ‘servicios de crisis’ en áreas diversas, como asesoramiento en concursos de acreedores, reestructuraciones empresariales, procesos de optimización y ahorro de costes, etc. Asimismo en los profesionales, formando equipos multidisciplinares con experiencia en distintas materias y con visión internacional.

Y todo ello sin olvidar el ámbito de las Administraciones Públicas, asesorando en la mejora de procesos o en la gestión y ordenación de recursos públicos, incluyendo, por ejemplo, la lucha contra el fraude y contribuyendo a la optimización en la gestión recaudatoria.  

Suscríbete a nuestra newsletter