Amparo Ruiz (EY): “Cada vez se empieza a tener más en cuenta la información no estrictamente financiera”

 2014-mayo-EY-London
 
Entrevista a Amparo Ruíz, socio directora de EY en la Comunidad Valenciana
 Economía 3 (E3)- ¿Qué es lo que ha cambiado en la actividad del auditor por razón de la crisis?

Amparo Ruíz (AR)- El trabajo puro de auditoría no se ha visto modificado por la crisis; los procedimientos o los plazos siguen siendo básicamente los mismos. Si, quizás, otros trabajos adicionales, en paralelo a la auditoría, que en este nuevo escenario han tenido que ser impulsados o modificados, tales como la elaboración de revisiones especiales, informes integrados u otros trabajos especiales de revisión, encargados por los supervisores bancarios, que han contado con plazos determinados para su consecución o con recursos especializados.

Amparo Ruíz

Amparo Ruíz

E3- ¿Qué aspectos de la actividad auditora apenas planteaban problemas antes de la crisis y ahora, en cambio, son analizados con especial detenimiento?

AR- Cabría señalar, por destacar alguno, la situación y plan de deuda de muchas de las compañías auditadas y los convenios establecidos con sus acreedores, o la aplicación de nuevos requerimientos normativos –nacionales o supranacionales- en materia contable.

Por otro lado, y esto empieza a ser una tendencia en alza, cada vez se empieza a tener más en cuenta la información no estrictamente financiera –sobre todo desde el punto de vista de los inversores-, como la relativa a su gestión medioambiental, corporativa o de responsabilidad social.

[masinformacion post_ids=”24826,25086″]

E3- ¿Qué aspectos del trabajo del auditor plantean mayores divergencias en su relación con los clientes?

AR- En cuestiones de auditoría, es el experto quien da fe del estado financiero de las cuentas de la compañía auditada y éstas, por su parte, depositan la confianza en su auditor, encargado de “fotografiar” la situación financiera de la empresa u organismo. Y esta función no ha cambiado en estos momentos la relación con nuestros clientes.

Durante este periodo de crisis financiera, es conocido que la Comunidad se ha visto altamente afectada, y muchas empresas y organismos públicos han tenido dificultades financieras. Ello se ha debido, fundamentalmente, a la alta presencia de la pequeña y mediana empresa familiar con dificultades de financiación, y a la existencia de empresas que han visto reducido o desaparecido su mercado, como ha sucedido principalmente en el sector de la construcción e inmobiliario, entre otros.

Todo ello ha llevado, en estos casos, a un incremento de emisión de informes de auditoría con incertidumbres que afectan al principio de empresa en funcionamiento.  Sin embargo, también ha habido empresas y grupos de empresas con músculo financiero, pertenecientes a sectores con altos niveles de investigación e innovación, desarrollo tecnológico e internacionalización, que han aprovechado las oportunidades para su crecimiento y expansión, lo que ha contribuido a poder acompañar y asesorar a nuestros clientes en todos estos procesos.

E3- ¿Cómo afecta a los informes emitidos por las firmas auditoras, el deterioro generalizado de la Cifra de Negocios y los Resultados de las compañías?

AR- Las firmas de auditoría como la nuestra, han de reflejar el estado de las cuentas de una empresa, sean cuales sean los resultados finales de la Cuenta de Pérdidas y Ganancias. El ‘modus operandi’ básicamente no varía sea cual sea la situación financiera de la empresa.

Sí, por supuesto, las consecuencias para, por ejemplo, los inversores, a la hora de tener en cuenta la situación financiera y proyección de dicha compañía, para realizar una inversión o algún tipo de operación corporativa.

ARMONIZAR NORMAS CONTABLES

E3- Fruto de la crisis, muchas compañías han realizado procesos de reingeniería más o menos potentes, y no pocas han tenido que reinventar su modelo de negocio. ¿Cómo afectan estos cambios al trabajo del auditor?

2014-mayo-consultores-Amparo-Ruiz-2-EY

AR- Efectivamente, consecuencia del escenario de crisis, muchas compañías se han visto obligadas a tomar medidas de cara a reflotar su negocio y, en muchos casos, firmas como la nuestra han podido acompañarlas en estos procesos: procesos concursales, asesoramiento financiero en reestructuraciones empresariales, nuevos modelos de reestructuración de deuda o, incluso, impulsar operaciones corporativas de compra-venta o fusiones empresariales, con el objetivo de dar viabilidad a un determinado negocio.

Cada uno de estos procesos tiene su reflejo en el trabajo posterior de auditoría, así como en la aplicación contable de dichas operaciones, según la legislación vigente y la normativa de los distintos supervisores en esta materia..

E3- ¿Qué cambios va a sufrir en los próximos 4-5 años la labor auditora?

AR- En un periodo de tiempo razonable, a buen seguro veremos cuentas anuales de muchas empresas más saneadas desde el punto de vista financiero, y con partidas contables cada vez más provenientes de su actividad exterior.

De hecho, una de las tendencias más claras e imparables es la de la globalización. Tanto nuestra Comunidad Valenciana como el conjunto de España, cuentan con grandes compañías y también pequeños y medianos negocios cada vez más internacionalizados. El mercado, las empresas y los consumidores son cada vez más globales y las fronteras son progresivamente más virtuales.

Esto, obviamente, tiene cada vez más reflejo en las cuentas anuales de las empresas que, en muchas ocasiones, operan por supuesto en el país donde está la matriz, pero también cuentan con filiales en multitud de países más.

La tendencia irá a más, producto de la crisis que empezamos a dejar atrás. A este aspecto, nos quedaría por ver una mayor armonización en las normas contables internacionales, más allá de las que ya se aplican a nivel eurozona, por ejemplo.

Suscríbete a nuestra newsletter