Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Reto de las TI en Sanidad: transmitir al paciente su valor en la prestación de los servicios asistenciales

Publicado el:
Reto de las TI en Sanidad: transmitir al paciente su valor en la prestación de los servicios asistenciales
2014-mayo-mesa-everis-sanidad-01
Las tecnologías de la información (TI) aparecen como unas herramientas imprescindibles para ayudar a los gestores de instalaciones hospitalarias a lograr objetivos como ofrecer al paciente la máxima calidad en la prestación de esos servicios y hacer compatible esa calidad con la máxima eficiencia. La  Comunidad Valenciana es una de las Comunidades Autónomas con mayor desarrollo informático de España. Se encuentra, además, entre las tres primeras regiones que lideran proyectos nacionales y europeos de informatización.

En este contexto, Economía 3  junto a la consultora Everis reunió a Marisa Correcher, directora de Sistemas de Gestión Sanitaria de la Conselleria de Sanidad, a Rosa Llopis, Emilio Villanueva, David Roselló y David Dapena, responsables de Informática de los hospitales La Fe, Peset Aleixandre, Arnau de Vilanova y de Manises y a Luis Puig, director de Everis responsable de Sanidad en Comunidad Valenciana y Región de Murcia, con el objetivo de reflexionar sobre el papel y la eficiencia de las TI en la gestión hospitalaria.

[masinformacion post_ids=”24926″]

Luis Puig, de Everis

Luis Puig, de Everis

En opinión de Luis Puig, responsable de Sanidad de Everis en la Comunidad Valenciana, ya nadie se cuestiona que las TI sean una herramienta de mejora tanto en la prestación de servicios sanitarios como para la gestión hospitalaria. Sin embargo, “al ciudadano le resulta difícil poner en valor esa aportación. Nos cuesta que el ciudadano perciba mejoras de eficiencia, de reducción de plazos y de costes que se están produciendo en procesos sanitarios como puede ser la informatización de su historia clínica”.

RETORNO ECONÓMICO DE LAS TI EN SANIDAD

En un momento de racionalidad en el gasto cabe cuestionar si la inversión en TI, que suele ser alta, está justificada. El directivo de Everis explicó que el ROI en sanidad es difícil de medir porque “no solo está el retorno económico sino que hay otros beneficios como la mejora de la calidad en la prestación, la reducción de los plazos, la calidad percibida por el paciente,… percepciones subjetivas y no siempre fáciles de medir”

Emilio Villanueva, del Hospital Dr. Peset Aleixandre

Emilio Villanueva, del Hospital Dr. Peset Aleixandre

Pero hay proyectos como la informatización de las historias médicas que sí pueden cuantificarse cuando se comparan con el modelo anterior, donde la historia clínica de los pacientes se maneja en papel, hay que mantenerla y custodiarla en almacenes, transportarla, etc. En la Comunidad Valenciana, los hospitales públicos La Fe, Arnau de Vilanova y Dr. Peset Aleixandre, a iniciativa de la Conselleria de Sanidad, tienen implantado el programa Orion Clinic, estación clínica que facilita la informatización de la historia médica de los pacientes.

Para Emilio Villanueva, responsable de Informática del Hospital Universitario Dr. Peset Aleixandre, las tecnologías son una ayuda a la gestión y también, a la eficiencia. Lo difícil, señaló, “es conducirlas y hacerlas eficientes, porque en la ecuación de la economía sanitaria se incluye también al paciente y su salud. Con ese diferencial en la ecuación hay que tender a hacer eficientes los sistemas, que no son baratos pero a la larga sí reducen los costes”.

Respecto a la experiencia del Hospital Peset Aleixandre con la historia electrónica, Villanueva reconoció tratarse de “un proyecto caro pero que centraliza, optimiza sistemas y evita los costes fijos que tiene el mantenimiento de la historia en papel y sobre todo, agiliza los trámites burocráticos. Desde el punto de vista del paciente, ¿qué precio tiene que el médico disponga del dato en el momento y en su ordenador sin necesidad de hacerte esperar en la consulta?

David Dapena, del Hospital de Manises

David Dapena, del Hospital de Manises

Por su parte, David Dapena, director de Sistemas de Información del Hospital de Manises y del área Público-Privada de Sanitas, señaló desde su perspectiva de la gestión privada de hospitales públicos, que la eficiencia sí se puede medir en determinados aspectos. “Aunque cuantificarlo es complicado porque a veces no tienes una referencia con la que contrastar. En cuanto a gestión hospitalaria sí hay ejemplos donde una historia clínica electrónica mejora la eficiencia. Por ejemplo, evita duplicar pruebas, ya que el sistema electrónico detecta si determinada prueba realizada en atención primaria sigue vigente en especializada”.

Junto a ello, Dapena expuso cómo la aplicación de las TI permite a los responsables de las principales áreas de gestión del Hospital de Manises recibir diariamente a las 8 de la mañana un informe del estado de situación del hospital (número de camas disponibles, ocupadas, prealtas, parte quirúrgico, etc…), lo que les permite realizar proyecciones para ese día. “Ello es eficiencia y mejorar la prestación sanitaria. Y no se podría realizar sin un sistema de información” aclaró Dapena.

David Roselló, del Hospital Arnau de Vilanova

David Roselló, del Hospital Arnau de Vilanova

También para David Roselló, responsable de Informática del Hospital Arnau de Vilanova la inversión en TI es rentable, pero matizó. “Depende de las personas que vaya por buen camino o no. Hay ejemplos de mejora pero por fallos en la estructura organizativa y a pesar de contar con las soluciones tecnológicas adecuadas, los procesos siguen funcionando como antes. Cuesta mucho romper las inercias que se han generado durante años. Y romperlas es tarea de las unidades de informática, de los gerentes y de la conselleria”.

EL MEJOR RETORNO, LA SATISFACCIÓN DEL PACIENTE

En opinión de Roselló, el retorno de la inversión en un hospital se puede medir con la satisfacción del paciente. Para ilustrar su afirmación, el responsable de Informática del Arnau expuso los cambios que compañeros de su departamento han observado como pacientes en los últimos años. De acuerdo a sus experiencias no señalaron mejoras sustanciales pero sí reconocieron cambios que redundan en su seguridad como un mayor conocimiento de la vida clínica del paciente, “lo que también es retorno de la inversión” observó Roselló.

Rosa Llopis, responsable de Informática del Hospital Universitario y Politécnico La Fe, aludió a la importante inversión en TI que se destinó al nuevo Hospital La Fe y que “ahora todo su personal incluido el de informática tenemos que darle valor”.

Respecto a cómo medir la eficiencia de las TI en la gestión sanitaria, Llopis admitió que “necesitamos herramientas con las que podamos modelizar y obtener resultados de las inversiones en tecnologías de la información”.

Rosa Llopis, del Hospital La Fe

Rosa Llopis, del Hospital La Fe

Algunas aplicaciones de TI  implantadas en La Fe sí se pueden medir a nivel económico. Por ejemplo, el sistema de localización y trazabilidad de pacientes con pulseras mediante radiofrecuencia. La dotación económica para llevar adelante este proyecto en La Fe fue importante, ya que requirió la instalación de balizas en todo el hospital para enviar y recibir al sistema la información que emiten los brazaletes. Por contra, este sistema ha permitido racionalizar y optimizar recursos como el uso de quirófanos, uno de los de mayor impacto en las cuentas hospitalarias. Además este sistema no solo se aplica a pacientes. También se ha aprovechado para localizar y recuperar otros recursos como las sillas de ruedas dispersas por el interior y exterior del recinto hospitalario, con el consecuente ahorro económico que supondría sustituirlas por otras nuevas.

Marisa Correcher, de la Conselleria de Sanidad

Marisa Correcher, de la Conselleria de Sanidad

La directora de Sistemas de Gestión Sanitaria de la Conselleria de Sanidad, Marisa Correcher, aseveró la necesidad de medir bien el ROI en la gestión hospitalaria. “El retorno está muy claro -añadió Correcher-, en proyectos como el traslado de historias a papel o el localizador mediante balizas. Todo ello sí se puede medir, pero el ROI a gran escala es muy complicado medirlo en sanidad”. A su juicio, las tecnologías de la información ayudan a disponer de servicios más competitivos, a compartir información, a disponer de servicios comunes en la ciudad de Valencia etc… “aspectos -indicó- en los que sí podríamos gestionar mejor al disponer de los indicadores que me ofrece la tecnología”.