El sector auxiliar del automóvil de la Comunitat vive su luna de miel

2014-marzo-Mesa-automocion-grupo

La creación de 5.800 puestos de trabajo hasta diciembre de 2013, entre Ford Almussafes y el sector auxiliar del automóvil de la Comunitat, y los más de 1.600 millones de euros invertidos por el sector en mejoras tecnológicas, innovación y reducción de costes son algunos de los datos que confirman el momento dulce por el que atraviesa la industria auxiliar de la automoción.

[masinformacion post_ids=”20650,20664,20669″]

Esta ‘luna de miel’, que durará entre cuatro y cinco años, ha sido debido principalmente a que muchos fabricantes de automóviles se han decantado por España para producir sus nuevos modelos. Cualidades como la mejora de la productividad, la calidad, la innovación, el buen nivel tecnológico de las empresas y la reducción de los costes laborales han sido algunos de los factores que han provocado que grandes fabricantes de vehículos internacionales se hayan decantado por España para producir sus nuevos modelos.

Esta situación ha provocado que la industria auxiliar del automóvil de la Comunidad Valenciana viva un momento dulce que se prolongará a lo largo de cuatro o cinco años, tal y como manifestaron los participantes de la mesa redonda organizada por Economia3 y en la que participaron Emilio Orta, presidente del Clúster de Automoción de la Comunitat Valenciana (AVIA); Carmelo Anaya, gerente de la planta de Tenneco en Valencia; José Vicente Aguilar, director general de Agfra; y Domingo Ochoa, director general de Industrias Ochoa.

Desde septiembre de 2013 y hasta finales de diciembre de 2013 se han creado 5.800 puestos de trabajo netos entre la factoría Ford con sede en Valencia y la industria auxiliar del automóvil”. Este fue uno de los primeros datos que puso sobre la mesa Emilio Orta, presidente de AVIA, quien calificó el momento actual de “brillante”.

Emlio Orta, de Avia

Emlio Orta, de Avia

En su opinión, “el sector está en un momento dulce, en una luna de miel que durará como mínimo cuatro años más”. De hecho, –manifestó– “el sector de la automoción es la primera industria que está verdaderamente funcionando en España”.

Al hilo de esta afirmación, Orta explicó que este periodo de continuidad de cuatro o cinco años se debe a que todos aquellos fabricantes de vehículos que tienen sede en España “han apostado por este país y han invertido en sus plantas de forma espectacular para adecuarlas a la producción de los últimos modelos que les han adjudicado”.

INVERSIÓN SECTORIAL

Del mismo modo, los proveedores del sector de la automoción no se han quedado atrás y han invertido 3.200 millones de euros en España, de los que 1.600 millones corresponden a la Comunidad Valenciana.

Estas cifras revelan que el clúster de la automoción de la Comunidad Valenciana ocupa la tercera posición por su importancia en España, por detrás del vasco y gallego.

En esta misma línea, Carmelo Anaya, gerente de la planta de Tenneco en Valencia, ratificó lo expuesto por Emilio Orta. “Las inversiones de los fabricantes de automóviles en España han sido muy importantes en los dos últimos años, lo cual ha provocado que los volúmenes de fabricación y las perspectivas para la duración de una plataforma (variantes para una misma carrocería) sean muy buenas”. 

Anaya también coincidió con Orta en que el motor de la industria auxiliar de la automoción en la Comunidad Valenciana es Ford pero “se puede tener acceso a todos los demás fabricantes de automóviles”.

Carmelo Anaya, de Tenneco

Carmelo Anaya, de Tenneco

En el caso de Tenneco, Ford es uno de sus  clientes pero también lo son Seat, Nisan, PSA o Mercedes.Si tienes capacidad para acceder a los demás fabricantes puedes llegar a todos los industriales europeos que estén en España e incluso en el extranjero. Por ello, las posibilidades de internacionalización son muy buenas porque España se ha hecho muy competitiva”, incidió Carmelo Anaya. De hecho, apostilló que “un 50% de las empresas del sector en la Comunidad Valenciana prestan servicio a Ford y las demás a todos”.

Al hilo de lo anterior, Anaya apuntó que una vez que la compañía ha comenzado a trabajar para un fabricante de vehículos ya tiene todas las homologaciones y las puertas abiertas para suministrar a otros. “Es cuestión de acceder a los compradores adecuados sin olvidarse del precio y el transporte de la mercancía. Cuanto más lejos estés de tu cliente peor, pero se puede competir con productividades, costes…”.

Otros puntos que Carmelo Anaya perfiló y que contribuyen a potenciar el “momento dulce” que vive el sector al que aludía Emilio Orta, son el descenso de los costes laborales provocados por la crisis, la mejora de las productividades y el buen nivel tecnológico español. “Las perspectivas son muy buenas pero no solo para la Comunidad Valenciana sino para toda Europa”.

En sintonía con la opinión de los anteriores, José Vicente Aguilar, director general de Agfra añadió que “la única diferencia es que al ser nosotros la primera parte en intervenir en el proceso (junto a los Tier 1), nuestra fase es más explosiva, si cabe, porque todas las inversiones de todos los fabricantes se hacen al principio. Sin embargo, pensamos que este momento dulce durará menos de cuatro años”.

En cuanto al apartado tecnológico, para Aguilarlas plantas españolas no tienen nada que envidiar a las de otros países europeos, ya que incluso muchas veces, están por encima de estas”.

Domingo Ochoa, de Industrias Ochoa

Domingo Ochoa, de Industrias Ochoa

Domingo Ochoa, director general de Industrias Ochoa se sumó a la opinión general de sus compañeros de mesa sobre el “momento dulce”· que está viviendo el sector.

El empresario explicó que Ford Almussafes va a fabricar más de 300.000 vehículos al año, lo que representa una media diaria de 1.600 durante seis días a la semana en tres turnos. Se trata de cinco modelos de gran envergadura y con mayor valor añadido, “cualidades que reflejan la capacidad técnica, tecnológica, productiva y profesional de nuestras empresas”, incidió.

Ante esta cuestión, Carmelo Anaya quiso destacar la importancia de que en una misma planta se fabriquen cinco modelos a la vez, tal y como describió Domingo Ochoa. “Esta situación posiciona a Ford Valencia como una de las plantas más flexibles y, evidentemente, también a sus proveedores ya que estos tienen que ser capaces de fabricar para plataformas muy diferentes, algo que no es habitual”.

En esta misma línea, Domingo Ochoa resumió que las empresas del ramo han aprendido a ser flexibles y a contar con capacidad de sincronización y de dar servicio, entre otras características. A su juicio, “la crisis tan fuerte que hemos vivido, ha provocado que seamos más competitivos y que realicemos las inversiones oportunas para mejorar nuestra productividad y reducir los costes”. Del mismo modo, añadió “tanto los Tier 1 como los Tier 2 han tenido que innovar para poder sobresalir en el sector”.

INNOVACIÓN Y CALIDAD PARA SALIR DE LA CRISIS

En este punto, Salvador Martínez, director de la revista Economía 3 puso de relieve que los elementos diferenciales que han llevado a Ford a elegir a España para fabricar esos cinco modelos no han sido solo la reducción de costes, incluido los laborales sino “la innovación y la calidad que aporta el sector auxiliar de la automoción”.

Ante esta afirmación, Domingo Ochoa aclaró que “todas las empresas no tienen el mismo espíritu de superación. Antes de la recesión, los salarios eran intocables y bajábamos los precios todos los años, pero la llegada de la crisis ha cambiado esta situación. El número de empresas de matricería se ha reducido en un 70% en los últimos doce años y ha generado que la productividad y la innovación sean elementos diferenciales con respecto a nuestros competidores”.

Domingo Ochoa recalcó la importancia de producir como en una fábrica ya que “nos permite ahorrar un 30% o un 40% en costes”. Con lo cual, “ya no es solo cuestión de innovación, sino de hacer las cosas correctamente”, incidió. A pesar de todo, Ochoa remarcó que “las pequeñas empresas no cuentan con los medios, sistemas de gestión, organización, etc., e incluso, con los recursos económicos suficientes para llevarlo a cabo. Desde mi punto de vista, dentro del sector, la pequeña empresa no está suficientemente preparada”.

Suscríbete a nuestra newsletter