El futuro de la consultoría pasa por la concentración y las fusiones

2014-feb-aecta-CONGRESO-5

El futuro del sector de la consultoría pasa por una renovación, que apunta principalmente a la concentración de las firmas, con la creación de grupos empresariales cada vez más fuertes. Así lo apunta el informe presentado por Aecta durante la celebración del V Congreso de Consultoría y Servicios Avanzados, celebrado el pasado 23 de enero en la sede de Unión de Mutuas, en el Parque Tecnológico de Paterna (Valencia) 

En la inauguración del congreso, que contó con la presencia de José Monzonis, secretario autonómico de Industria y Energía de la Generalitatat Valenciana, el presidente de Aecta, Tomás Guillén apuntó las estrategias que deben seguir las empresas valencianas de consultoría. En opinión de Guillén, “debemos incrementar nuestro tamaño y consolidar las estructuras que se han visto mermadas en los últimos años”.

El presidente de Aecta también se refirió a la necesidad de que “las consultoras se especialicen para colaborar entre nosotras e internacionalizarse para poder acompañar a nuestros clientes desde la asistencia local”.  Por último, Tomás Guillén apostó por el incremento del nivel de profesionalización, con el incremento de la formación y cualificación de los equipos humanos.

Además, señaló durante su intervención que el nuevo mercado demanda consultoras integrales que puedan ofrecer servicio a todas las áreas de una firma y que sean capaces de integrarse de tal modo que “se establezcan vínculos fuertes y duraderos  entre cliente y consultor”.

2014-feb-aecta-CONGRESO-8

El informe sobre el sector de la consultoría también ha detectado como una tendencia para los próximos años, la colaboración entre multinacionales y empresas más pequeñas “que puedan aportar un mismo enfoque allí donde aquellas estén presentes”.

En las conclusiones de este informe también se apunta a la necesaria integración de la tecnología ya que “cualquier acción de consultoría demandará un fuerte componente tecnológico de apoyo. Por tanto deberán reorganizar sus propias compañías para ofrecer estos servicios avanzados”.

Uno de los puntos destacables de este trabajo es el análisis sobre la percepción que tienen los clientes –empresas- del sector y de las firmas de consultoría. En este sentido, el informe recoge la pérdida de credibilidad y el desprestigio que ha sufrido el sector de la consultoría, auspiciado por el crecimiento de profesionales no cualificados que han aparecido “al calor de la moda y a cierto glamour de la consultoría y  se colgaban la etiqueta de consultoras sin tener la capacitación necesaria y que en ocasiones enmascaraban servicios de escaso valor, con el consiguiente deterioro en la calidad y el valor percibido”.

NUEVA ORIENTACIÓN DEL PAPEL DEL CONSULTOR

Al hilo de este informe, Alfredo Oller, director de la Escuela de Consultoría de Aecta, y Manuel Quílez, miembro de la Junta Directiva de Aecta analizaron durante sus intervenciones en el congreso el nuevo papel que deben jugar los consultores en la nueva situación económica y empresarial.

Por su parte, Alfredo Oller reconoció que “el papel del consultor debe sufrir una profunda transformación. Se debe revisar con urgencia nuestro rol en el mundo empresarial. Analizar desde una actitud humilde y responsable en qué medida se ha podido contribuir a la posición actual que tenemos. Acometer un verdadero viaje hacia la transparencia y la competitividad”.

[masinformacion post_ids=”18542″]

Suscríbete a nuestra newsletter