La cooperación con proveedores, clientes y empresas afines es imprescindible para el éxito

manos

Al abordar el reto de la cooperación interempresarial en el marco de las Jornadas Empresariales 2013 de Economía 3, David Gandia, socio-director de Improven, entiende que “muchos equipos directivos aún encuentran reticencias a esta colaboración. La necesidad que tienen en la actualidad las empresas de realizar cambios en sus estrategias operativas e implementarlas con rapidez, obliga a reconsiderar cómo los altos directivos y los mandos intermedios pueden mejorar el trabajo conjunto para lograr el éxito.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]Las diferencias actuales entre unos directivos y otros no se encuentran tanto en su historial profesional, como en su propia actitud ante los cambios y cómo comprometen al resto de la organización hacia la consecución de los resultados. Solo existe talento directivo si es útil al servicio del proyecto común”.

Para la socia de Antonia Magdaleno Abogados, Beatriz Carbonell, “la cooperación debe estar a la orden del día. Es fundamental hacer comprender a todos los departamentos de la empresa que, tanto los clientes como los proveedores son vitales para la marcha de la compañía”.

Con esta idea coincide Emilio Orta, presidente ejecutivo de Mettecno 2000: “Dada la actual situación de los sectores, intercomunicados a nivel mundial, es imprescindible llegar a acuerdos con nuestros clientes y proveedores para formar un modelo que permita en todo momento una colaboración estrecha por ambas partes”.

Más allá de lo que debería ser, Miguel Ángel Juan, socio de S2 Grupo, entiende que “aún estamos lejos de una situación de cooperación frecuente entre empresas, o de tener modelos de cooperación asumidos por las organizaciones. Creo que, en muchos casos, los directivos sí son conscientes de la ventaja competitiva, pero la cultura de las organizaciones no facilita que éstas se produzcan”. En el caso concreto de S2 Grupo, “estamos colaborando, especialmente en la concurrencia a concursos públicos, con empresas multinacionales; y en la internacionalización, tanto con multinacionales como con empresas locales”.

Federico Varona, socio de Varona Asesores, considera que sí existe un convencimiento general entre los directivos y gerentes, sobre la ventaja de la cooperación interempresarial. “Otra cuestión es que puedan ajustar los medios de producción con que cuenta la empresa para conseguir ofrecer un mejor servicio a un coste similar o inferior, con procesos de reducción de plantilla y/o externalización de producción”. Por ello, ante la pregunta de qué se puede hacer para mejorar la situación desde los poderes públicos o desde las instituciones financieras, su respuesta es clara: “Desde las instituciones públicas, seguir en el camino iniciado de reforma del mercado de trabajo; y desde el ámbito financiero, establecer facilidades para conseguir hacer efectivas las medidas propuestas”.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter