La información económica de los líderes

La industria auxiliar de automoción necesita ganar productividad

Entre las fortalezas de los proveedores valencianos de la automoción destaca su gran conocimiento y saber hacer en un sector que quiere ganar competitividad basándose en la innovación, la mejora continua, la calidad y el servicio, y dando respuesta a las exigencias de fabricantes-constructores. 

2013-mayo-mesa-redit-grupo

 

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]El pasado mes de abril, Economía 3, junto a la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunidad Valenciana (Redit), congregaron a destacados representantes de la industria auxiliar de la automoción en la Comunidad Valenciana, para analizar tanto las fortalezas, retos y oportunidades del sector, como el papel que juega la innovación como garante de futuro. Los presentes coincidieron en destacar el compromiso de Ford como cabeza tractora en la Comunidad, al tiempo que pusieron en valor la cualificación, profesionalidad y el know how de sus proveedores como una de sus principales fortalezas. 

Emilio Orta 

Emilio Orta, presidente de Avia, el clúster de automoción de la Comunidad Valenciana, defendió el mantenimiento de los centros productivos en nuestro territorio: “Soy partidario de que las fábricas sigan estando en España y en el extranjero haya almacenes de distribución ‘just-in-time’, donde los suministradores entreguemos justo lo necesario en el momento preciso, garantizándole al fabricante que no tendrá ninguna parada en su proceso productivo. Ello supone llevar un control exhaustivo de inventarios, conocer exactamente los consumos del montador, mantener el stock, etc.”

2013-mayo-mesa-redit-grupo3

J.C. Mena, Emilio Orta y Ana Gil

Orta expuso su experiencia suministrando a Renault en Marruecos a través de un almacén en el país: “Estamos suministrando componentes a 500 vehículos al día y reponiendo el stock cada semana, sin que se interrumpa en ningún momento la cadena de suministro. Componentes –añadió– que seguimos fabricando en la Comunidad y que nos han permitido mantener el empleo en la fábrica, porque si hubiéramos tenido que trasladar la producción a Marruecos, nos hubiéramos visto obligados a mermar los puestos de trabajo aquí”, admitió. 

Juan Carlos Mena

Al respecto, Juan Carlos Mena, gerente de la filial española de Kamax, aseguró que “nuestras plantas se han especializado en producir, y en producir muy bien. Hacemos grandes tiradas con una calidad y un nivel de servicio comparable al de cualquier otro fabricante en el mundo. Es por ello, que estamos muy bien considerados no solo por los propios fabricantes de automoción, sino también, en el caso de las multinacionales, por nuestras propias centrales”.

No obstante, Mena identificó una debilidad respecto a las filiales y es que los centros de decisión y poder (desde los que se concretan las inversiones, el lanzamiento de nuevos diseños, prototipos, modelos,…), no se encuentran en la Comunidad Valenciana.

En la misma línea, Mena hizo referencia a la posición geográfica de España con respecto a Europa occidental y de esta con respecto a los nuevos núcleos productivos situados más allá del desaparecido telón de acero. “Geográficamente la producción de vehículos se ha ido desplazando fuera de la vieja Europa, entre otras causas porque cada vez las ventas de coches son menores en Europa y los fabricantes apuestan por fabricar allí donde venden. Si a esto añadimos que además somos un país periférico dentro de Europa occidental, logísticamente, esto supone una dificultad añadida para el envío de productos a fábricas de terceros países”.

Sin embargo, el empresario apuntó una oportunidad de negocio desde nuestra óptima posición respecto al Magreb, “donde existe un desarrollo potencial del sector”, y respecto a Latinoamérica “en tanto en cuanto los lazos históricos pueden favorecer nuestra colaboración en las nuevas plataformas que están impulsando las multinacionales”

Elena Lluch

Elena Lluch, gerente de Avia, se refirió al excelente know how de la industria auxiliar del automóvil en Valencia, “lo que nos hace competitivos frente a países de bajo coste, quienes no dejan de suponer una amenaza”, reconoció. Asimismo apuntó que la caída del consumo está provocando un exceso de capacidad productiva en Europa, “con lo que no contar con los centros de decisión en nuestra Comunidad puede suponer una clara desventaja”.

Para la gerente de Avia, la única opción es ser más productivos, aportar mayor calidad y entregar los productos a tiempo. Además desde el clúster tratan de impulsar alianzas estratégicas entre sus miembros para afianzar su competitividad. 

2013-mayo-mesa-redit-grupo2

Joaquín Martín, J.A. Rodilla y Elena Lluch

José Antonio Rodilla

Para José Antonio Rodilla, responsable de producto en el Centro de Desarrollo de Faurecia en Valencia, el reto también pasa por mantener la competitividad, “haciéndolo cada día mejor y ofreciendo productos, servicios y funcionalidades que otros no puedan”. Con el fin de asegurar su propia subsistencia y la del sector en la Comunidad, Rodilla tiene claro que la multinacional ha de estar “donde el cliente se lo pida. El tipo de producto que nosotros desarrollamos (componentes de interior) requiere volumen, lo que supone una desventaja a la hora de almacenarlo y transportarlo, por lo que la distancia pasa a ser fundamental”.

De hecho, Faurecia acaba de centralizar en Almussafes su producción de sistemas de interior, tras ser seleccionada por Ford para sus nuevos modelos Kuga y Connect, que ya envía directamente a la planta mediante cinta transportadora. “La proximidad al cliente y la conexión con la línea de montaje de Ford es una ventaja competitiva que puede contribuir a aumentar nuestra actividad“, concretó. 

No obstante, para todo ello y para acometer el tipo de desarrollos que comentó Orta –alianzas con almacenes de distribución–, Rodilla consideró que es necesario disponer de tamaño. También valoró el papel que juegan a su vez sus proveedores, aunque recordó que su tamaño hace difícil su competitividad “cuando queremos replicar nuestro modelo en otras partes del mundo”.

Joaquín Martín

Por su parte, Joaquín Martín, presidente de la comisión de I+D del Centro de Desarrollo de Faurecia en Valencia, aventuró respecto a la crisis que el sector podría notar una leve mejoría a principios del próximo año. “Los volúmenes en Europa están bajos, y seguirán disminuyendo para estabilizarse a final de año y empezar una lenta recuperación en 2014”, estimó. También concretó que el presente y el futuro del sector en la Comunidad está muy supeditado a los constructores actuales, fundamentalmente Ford, de ahí la necesidad de mantener el nivel de competitividad para asegurar su viabilidad.

En este punto Martín incidió en que pese a la mejora de la productividad lograda, básicamente en los últimos años la competitividad se ha basado en la contención salarial: “Si los grandes constructores han decidido apostar por España para sus nuevos modelos y pedidos ha sido gracias a una contención salarial”, dijo.

Para el responsable de Faurecia la única alternativa es la innovación: la generación de novedades, la incorporación de tecnología existente, la transferencia tecnológica, etc. A este respecto, recordó el apoyo que deben prestar los centros tecnológicos y la Administración para hacer competitivo el tejido industrial de la pequeña y mediana empresa. 

Mónica Alegre

Desde la vertiente de la empresa familiar valenciana que ha crecido al amparo de Ford, Mónica Alegre directora comercial de Industrias Alegre, empresa especializada en el diseño y fabricación de componentes plásticos, explicó que su particular reto es “seguir entre los grandes, suministrando cada día a Ford. Insistió en que es un tejido “muy productivo y flexible, donde la ‘materia gris’ resulta clave”. Asimismo destacó la importancia de la formación, porque sin ella ni se generan ideas ni conocimiento. “La formación es cara, pero la ignorancia cuesta más”, dijo. 

2013-mayo-mesa-redit-Mónica-Alegre

Mónica Alegre

A su juicio, la innovación ha de estar en todo el proceso, incluso en el modelo de negocio. “Para nosotros los aspectos logísticos también son fundamentales, porque como inyectadores de plástico, transportamos mucho aire. En 2006, cuando iniciamos nuestro plan de internacionalización, lo hicimos firmando ‘joint venture’ al 50% con un ‘partner’ con experiencia internacional, creando una nueva empresa en Polonia; pero en un segundo paso, en Rumanía, innovamos el modelo, ya que localizamos un fabricante de componentes plásticos en el país, con el que firmamos un contrato local para el suministro de piezas, siendo esta la semilla para el resto de experiencias de globalización”, expuso Mónica Alegre.

“El contrato establece que todo el ‘core’ del negocio, el ‘know how’ (ingeniería, diseño, control comercial con el cliente,…), lo seguimos abordando desde aquí, mientras el socio se encarga de fabricar las piezas y enviarlas directamente al cliente final”, explicó Mónica Alegre. “Ese es el camino”, aseveró Orta, quien recordó la amplitud de miras del fallecido empresario Vicente Alegre

Carlos Moliner

Desde Imaut, la alianza estratégica de cinco centro tecnológicos de Redit (Aimplas, Aimme, IBV, ITE e ITI), que nació para fomentar la capacidad de innovación de las empresas del sector y que ha extendido su conocimiento a otros campos relacionados como movilidad y otros medios de transporte, su gerente, Carlos Moliner, recordó la década de los noventa por la “profunda especialización y profesionalización” del sector en cuanto a procesos, metodologías,… “clave para entender la posición actual de la industria y sus profesionales en todo el mundo”

Elogió su apuesta por la internacionalización y consideró la innovación como una gran oportunidad: “No solo a través del impulso de grandes proyectos, sino también mediante la transferencia de pequeñas innovaciones incrementales, la aplicación de mejoras, de tecnología ya existente,… que tienen su efecto a corto plazo”.

Advirtió que la cultura innovadora del sector en la Comunitat es muy potente, “pero que no se explota lo suficiente en cuanto a sinergias, imagen exterior…”. Respecto a las multinacionales, Moliner destacó que no solo compiten en el mercado con otros proveedores, sino que además “compiten” internamente con otras plantas de su mismo grupo empresarial. 

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter