Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Ventajas e inconvenientes de trabajar en casa para los autónomos

Publicado el:
Ventajas e inconvenientes de trabajar en casa para los autónomos

Actualmente el teletrabajo es una opción que está de plena actualidad, tanto para los trabajadores por cuenta ajena como para los freelance. Las nuevas tecnologías son los protagonistas de una nueva revolución industrial que hace que hayan nacido nuevos perfiles profesionales.

¿Desde dónde trabajar como freelance?

Todo depende de tu situación a nivel económico y de la actividad que ejerzas. Hay profesiones como marketing, comunicación, informática, contenidos, diseño gráfico, traductores, etc. que son ideales para hacerse desde cualquier sitio. Con un buen dispositivo informático y conexión a Internet, se pueden hacer proyectos con cualquier cliente con independencia de su procedencia y donde te encuentres. Lo importante es que trabajes en un espacio con estabilidad y de forma agradable.

¿Qué alternativas existen?

Alquiler de una oficina: La opción preferida por todo el mundo, pero los comienzos son duros y salvo que algún familiar te ceda un espacio, suele ser la alternativa menos común. Si tienes la oportunidad no la rechaces, ya que aumentará tu nivel de productividad y la calidad de vida con la separación del lugar de trabajo del profesional.

Compartir espacio “Co-working”: Una de las opciones más asequibles y a la que acuden muchos freelancers de menos de 50 años. Aquí alquilas un puesto de trabajo, tanto fijo como temporalmente teniendo a tu alcance un abanico amplio de horas, días o meses. Suelen ser tarifas asequibles en las que vas a poderte beneficiar de todos los servicios que allí comparten. Caso de equipos informáticos, fax, escáner, impresora o disfrutar de un clima de networking que pueda ayudar a que se creen sinergias entre varios autónomos.

Trabajar en casa

Estamos ante la alternativa que resulta más económica y que suele ser la elegida por la mayor parte de los autónomos, emprendedores y microempresas. Sobre todo, en sus principios.

Vamos a analizar las ventajas y desventajas que tiene trabajar en el hogar:

Ventajas:

No hay costes de alquiler
Flexibilidad horaria
Conciliación de la vida familiar con la profesional
Menor ruido ambiental y más concentración
Menos traslados, ahorrando dinero en ropa, trasporte, etc.

Desventajas:

Más distracciones, máxime cuando se tienen hijos o son muchos en casa
Hay que ser disciplinado, mentalizarse de dedicar 8 horas al menos
Se puede llegar a trabajar menos o a trabajar en demasía
Trabajo solitario, aquí no cuentas con equipo o colegas de trabajo para comentar tus proyectos de forma física.
No se aplica la ley de prevención de riesgos laborales

Además de todos estos factores, hay otros de tipo fiscal que suponen un ahorro importante si ejercemos la actividad desde nuestra casa.

¿Qué gastos se pueden deducir?

Todo depende del porcentaje de nuestra vivienda que utilicemos para poder llevar a cabo la actividad que realizamos como freelance. Puedes deducirte el IBI, basura, comunidad de vecinos, intereses de préstamo hipotecario, cuota de IVA en la inversión de equipos y material de oficina, etc. Todo esto es siempre que la vivienda se encuentre en régimen de propiedad.