Rafael Climent, la versión oficial de la reindustrialización

Liderazgo

16/06/2020 | Redacción: Ana GIL | Imágenes: Joaquín P. REINA

Duración: 14:00

La industria es clave para avanzar hacia un nuevo modelo productivo, contribuyendo a la mejora de la competitividad a largo plazo, por su efecto en la calidad del empleo, la capacidad de innovar y de transferir tecnología a la sociedad, así como de impulsar las exportaciones. Por ello, Economía trabaja en reactivar el Plan Estratégico de la Industria Valenciana y adaptarlo al nuevo escenario económico.

En esta coyuntura, el conseller de Economia Sostenible Rafael Climent reconoce que lo primero que pide el tejido productivo es liquidez y, en este sentido, ha recordado las diversas medidas impulsadas tanto desde el Gobierno central (como los préstamos con aval ICO), como desde el Consell “trabajando con la SGR y el IVF para inyectar liquidez a todos los sectores y a todo tipo de empresas”.

“Además, hemos activado ayudas directas de 1.500 o 750 euros a autónomos por valor de 57,5 millones; pero también estamos ayudando a trabajadores de rentas bajas en ERTE con 150 euros; ayudas a la conciliación por valor de 3 millones y otras dos convocatorias de 5 millones, una, para ayudar a las empresas a adaptarse al teletrabajo y otra, para las que han reconvertido o adaptado su producción frente a la pandemia”, añade.

“Personalmente he pedido al Gobierno dos planes de choque, uno, para activar la demanda en el sector automoción, con ayudas directas a la compra de vehículos, con la vista puesta en esa descarbonización de la economía a la que debemos caminar; y por otro lado, ayudas a la reforma de viviendas, para activar la demanda de materiales de construcción como el azulejo. Del mismo modo, con ayuda de la UE es imprescindible generar infraestructuras en el ámbito de la energía y de la movilidad, entre otros aspectos”.


Puedes leer la entrevista completa en la Revista ECONOMÍA 3 de junio.


Suscríbete a nuestra newsletter