J. Bolós (Ivefa): “Si dejamos otra vez de facturar, será difícil devolver los créditos”

Liderazgo

07/08/2020 | Ana GIL | Imagen: Joaquín P. REINA

Duración: 12.31

Juan Bolós, director de Ivefa (Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar) afirma que “el golpe” asestado por la crisis del coronavirus a la empresa familiar ha sido especialmente “duro” y que, a pesar de la resiliencia de estas compañías, en función de los sectores, el impacto será difícil de revertir: “hay sectores que se han visto y se están viendo duramente afectados y la actual incertidumbre no ayuda a esclarecer el futuro”.

“Afortunadamente”, según los datos que maneja Ivefa, todos los asociados que han requerido liquidez a consecuencia de esta crisis “la han conseguido”. Insiste en que a día de hoy la mayor preocupación de las empresas está en la incertidumbre de la evolución de la pandemia: “Una segunda oleada sería la puntilla a la economía de nuestro país”.

“Si dejamos otra vez de facturar, va a ser más difícil devolver los créditos que nos han proporcionado oxígeno”, advierte Bolós.

Por ello, también considera necesaria una mayor flexibilidad –“sabiendo que la empresa familiar considera a los trabajadores como un miembro más de la familia y hará todo lo que esté en su mano para mantener el empleo”–, y poner en marcha moratorias fiscales e incluso aplazamientos de las cuotas a la Seguridad Social.

Reclama Ivefa que no se lleve a cabo “ninguna subida de impuestos”, opina que este tipo de medidas no favorecen ni salvaguardan el empleo, ni siquiera la supervivencia de las empresas.


Suscríbete a nuestra newsletter