Seguro de Responsabilidad Civil

Seguro de Responsabilidad Civil: ¿Es obligatorio tener uno?

El seguro de responsabilidad civil es un producto esencial para las empresas. Protege a tu empresa de las acciones legales emprendidas contra ti por clientes y terceros. Es un tipo de seguro que cubre la responsabilidad legal de una empresa frente a sus empleados y clientes. Paga el coste de los daños o lesiones causados por los productos y/o servicios de la empresa, incluidos los daños corporales, materiales y personales.

¿Qué hace el seguro de responsabilidad civil?

Además de proporcionar cobertura por delitos intencionales (como agresiones), el seguro de responsabilidad civil protege frente a reclamaciones de origen inesperado como accidentes que ocurren involuntariamente. Por ejemplo, clientes que resbalan en el suelo de la tienda o empleados que se lesionan por no haber recibido la formación adecuada en su trabajo.

También protege a tu empresa de demandas, cubre los honorarios de los abogados y otros gastos asociados a los trámites legales. Además, ayuda a cubrir el coste de cualquier indemnización concedida al demandante, ya sea por facturas médicas o salarios perdidos.

¿Qué tipo de seguro es el seguro de responsabilidad civil?

El seguro de responsabilidad civil es uno de los seguros empresariales más importantes. Es un tipo de seguro que se encarga de proporcionar una cobertura que te protege principalmente de las pérdidas causadas por la responsabilidad legal.

El seguro de responsabilidad civil puede denominarse seguro de responsabilidad frente a terceros porque cubre las pérdidas derivadas de un accidente causado por un tercero no vinculado contigo o tu empresa.

Los tipos más comunes de reclamaciones por responsabilidad civil son los accidentes de coche y las lesiones por resbalones y caídas sufridas en la propiedad de otra persona. Por ejemplo, el suelo de una tienda de comestibles o una grieta en la acera.

¿Cómo obtener el seguro de responsabilidad civil?

Adquirir un seguro de responsabilidad civil es sumamente sencillo. Lo puedes contratar a través de una compañía de seguros. Pero, también lo puedes conseguir a través de internet.

Para hacerlo de forma personalizada, ponte en contacto con una compañía de seguros y pídeles un presupuesto para la cobertura que necesitas. Si prefieres hacerlo vía internet, muchos sitios web ofrecen presupuestos de distintos proveedores en cuestión de minutos. No obstante, esta opción no es la más recomendable, ya que, estos presupuestos no siempre son exactos, debido a que no toman en cuenta todos los factores relevantes, para ofrecer una mejor cobertura.

¿Es obligatorio para empresas?

No. No todas las empresas están obligadas a adquirir un seguro de responsabilidad civil, esto va a depender del campo o la actividad económica a la que se dediquen. Por ejemplo, entre las actividades profesionales que requieren este seguro de forma obligatoria, están las sanitarias, por ejemplo, profesionales que prestan servicios sanitarios de forma privada. Así como también, locales donde se ofrezcan actividades, eventos recreativos o espectáculos, por ejemplo, cines, teatros, casinos, zoológicos, etc. Entre otras muchas actividades.

¿Cuáles son los seguros obligatorios para autónomos?

Entre los seguros obligatorios para autónomos podemos mencionar:

Seguro de Responsabilidad Civil: aunque no en todos los casos, es considerado obligatorio. Va a depender del tipo de actividad económica que se realice.

Seguro multirriesgo: un seguro que cubre al autónomo y el lugar donde desempeña su actividad (local), contra diferentes tipos de siniestros como incendios, daños de mercancías o robos.

Seguro de convenio: con el que se brinda cobertura a empleados, generalmente, cubre eventualidades como accidentes, incapacidad o fallecimiento. De hecho, este es uno de los más importantes y de mayor obligatoriedad. No contar con este seguro, podría acarrear multas y sanciones.

Seguro de vehículos: con el que se debe asegurar el o los vehículos que se utilizan en el desarrollo de la actividad comercial. Siendo el más común el seguro de responsabilidad civil básico, que cubre únicamente los daños causados a terceros.

Obviamente, algunos o la mayoría de estos seguros son aplicables a aquellos autónomos, que trabajan de cara al público, de forma física y poseen un vehículo o un local. Aquellos autónomos dedicados al teletrabajo, o cuyo negocio es online, no están obligados a contratar estas pólizas.

ESAT-ranking1-300
Infonif Bases de datos
Implica Corporate Finances
Esat primero ranking

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.