Martes, 28 de Mayo de 2024
Pulsa ENTER para buscar
autoridad Portuaria de Valencia

IVA deducible: ¿Qué es, cuáles son sus requisitos y cómo se recupera?

IVA deducible: ¿Qué es, cuáles son sus requisitos y cómo se recupera?

El IVA, cuyas siglas hacen referencia al Impuesto sobre el Valor Añadido, es un tipo de tributo que se emplea en todas partes del mundo. Y es aplicable, una gran cantidad y variedad de productos y/o servicios. Claro está, no se trata de un impuesto que puede entenderse o manejarse de una sola manera. Al contrario, existen diversos tipos de IVA y es fundamental reconocer cuáles son y las características de cada uno de ellos. Por este motivo, en el artículo de hoy hablaremos sobre uno de los más interesantes: el IVA deducible.

¿Qué es el IVA deducible?

El IVA deducible está directamente relacionado con las compras o pagos laborales que cualquier empresa o trabajador autónomo realiza. Bien sabemos que todos los ciudadanos se encuentran en la obligación de pagar el IVA en los productos que lo contengan. No obstante, si está compra es por parte de un empresario y la misma está destinada a sus actividades económicas, la persona cuenta con la oportunidad de que le sea devuelto una parte o la totalidad que haya pagado por dicho impuesto.

Esto es algo que se puede lograr por medio de la presentación del modelo 303 ante Hacienda, pues es el encargado de todo lo que tenga que ver con la liquidación del IVA. Eso sí, hay que tener en consideración que no todos los IVA pueden ser deducibles. Por ello hay que tener en cuenta los requisitos del mismo, cuáles son los gastos que se pueden incluir y cómo es el proceso para la deducción de dicho dinero.

Requisitos del IVA deducible

Es algo fundamental tener en cuenta cuáles son los requisitos que se establecen en la ley para el IVA deducible. Lo primero a tener en consideración es el que IVA deducible tiene que estar relacionado de forma exclusiva con la actividad profesional, económica o empresarial de toda compañía o autónomo. Esto quiere decir, que el único tipo de IVA que puede deducirse es aquel que entre en la contabilidad oficial de la empresa. De otro modo, no se podrá obtener la devolución del mismo.

Además de esto, la ley estipula algunas especificaciones importantes a tener en cuenta. Las mismas establecen que no se podrá deducir el IVA de compras empresariales relacionadas con la adquisición de joyería, servicios recreativos o espectáculos. Además, de cualquier tipo de alimento y todos los servicios o bienes que se encuentren destinados a la atención de clientes o la comodidad de los empleados. Apartando estas excepciones, se le podrá deducir el IVA a todas las compras.

IVA deducible vs gastos deducibles

Ahora bien, dentro de todo lo que tiene que ver con la terminología en el ámbito empresarial, es menester reconocer la definición de términos que parecen ser similares. Es por ello que, ahora que sabes qué es el IVA deducible, es momento de aclarar qué son los gastos deducibles de las empresas, Pymes o autónomos. Esta información es fundamental, ya que ambos conceptos guardan relación y es fundamental entender qué son este tipo de gastos en cualquier tipo de actividad económica.

Pues bien, se conoce por gasto deducible a todo aquel gasto que se realiza con la intención de generar ingresos en una idea de negocio. Es decir, son todos estos gastos útiles y necesarios para desarrollar correctamente la actividad económica. Sin importar si se trata de una empresa consolidada o de un trabajador autónomo. Por tanto, son precisamente esos gastos a los cuales puedes deducirle el IVA más adelante. Obviamente, en caso de que los productos o servicios adquiridos incluyan este tipo de tributación.

¿Qué gastos se pueden incluir en este tipo de impuesto?

Existe una gran cantidad y variedad de productos y gastos susceptibles a ser incluidos en el IVA soportado o deducible. A continuación, te estaremos enlistando de forma clara cuáles son esos tipos de gastos que podrás incluir en el cálculo del IVA soportado deducible. De esta manera, te podrás hacer una idea mucho más completa de la cantidad de dinero invertido en el IVA de bienes y servicios que se te deducirá más adelante. Por lo tanto, dichos gastos pueden ser:

  • Pago de servicios de otros profesionales como notarios o contadores
  • Cancelación de alquiler de local (El pago del alquiler no debe incluir IVA)
  • El Pago de bienes o productos como maquinarias que facilitan el desarrollo de las labores (Ordenadores, impresoras, etc.)
  • Compra de materiales para el desarrollo de las tareas laborales (Materiales para la oficina, ingredientes para los restaurantes, etc.)
  • Pago de un vehículo con motivos de transporte laboral, conocido como gasto de locomoción, así como los gastos del mantenimiento del mismo

¿Cómo recuperar el IVA deducido?

Si estás interesado en recuperar una parte del dinero gastado en el pago de este tipo de impuesto, es menester aprender cómo recuperar el IVA deducido. Para esto, lo primero que se debe hacer es imprimir el modelo 303, lo cual se puede hacer rápidamente a través de la página web de la Agencia Tributaria. Las casillas a marcar para el IVA deducible se encuentran entre la 28 y 40. De la 40 a la 46 se debe especificar la cuota de IVA de cada una de las bases imponibles.

Recuerda que, es fundamental presentar este modelo en Hacienda de forma trimestral en conjunto con otros datos importantes. También, deberás de llevar contigo la factura en la que se encuentren todos los datos personales del emisor en conjunto con los datos desglosados del producto en cuestión. Del mismo modo, debes probar que estos gastos se encuentran registrados en los libros de contabilidad. Bien sea de tu empresa o de tu labor como autónomo. Sin estos requisitos, no podrás ejecutar el trámite.

Diferencias entre IVA devengado y deducible

Para finalizar, es fundamental saber reconocer las diferencias entre el IVA devengado y el deducible. En vista de que ya conoces qué es el IVA deducible, es momento de aclarar qué es el IVA devengado. Se trata del Impuesto sobre el Valor Añadido que tú colocas a todos los productos o servicios que le vendes a tus clientes. El que se especifica en la factura que das y que, luego, tú debes entregar a Hacienda.

Así que, su diferencia con respecto al IVA deducible tiene que ver con los momentos y las personas que pagan. Es decir, en los procesos de compra y venta, cuando eres tú quien paga un producto con IVA para utilizarlo con motivos laborales, estás ante un IVA deducible. Mientras que, cuando el proceso se ejecuta a la inversa y eres tú quien le vende tus productos o servicios a alguien más, debes de realizar el cobro del IVA. Este es, el IVA devengado.

Mujeres al Timon viaje transformador
Mujeres al Timon viaje transformador
Mujeres al Timon viaje transformador
Aerocas Madrid castellano

Dejar una respuesta