Gestion medioambiental

¿Por qué mejorar la gestión medioambiental de tu empresa?

La gestión ambiental ha ganado importancia en la sociedad en general y en las empresas en particular. Cada vez más, las marcas le dan prioridad en sus estrategias a la sostenibilidad y la gestión medioambiental por múltiples motivos.

Razones para mejorar la gestión ambiental

Por convencimiento

Las propias personas que desarrollan las políticas relacionadas con el medio ambiente realmente creen que es positivo a nivel de la sociedad y su preocupación se traslada en la propia gestión de la compañía.

Mejorar la imagen de la empresa

Toda empresa tiene como objetivo conseguir que se vincule su nombre y marca a unos determinados valores y actitudes. Dado que en general se entiende que hay que proteger al medio ambiente, las personas encargadas de la campaña de marketing tienen como uno de sus objetivos mostrar a la gente que son fiables en este aspecto.

Reducir los residuos generados

Especialmente en el sector industrial, las empresas generan una gran cantidad de residuos que, después, generan un coste en aspectos como su reducción. A menos materiales contaminantes y difícilmente reciclables, más alto será después el coste a afrontar.

Cumplir con las medidas

Además de las propias normativas existentes en los diferentes estados, en Europa hay normativas comunitarias referentes a la gestión ambiental que toda empresa debe cumplir. En caso de no cumplir con los estándares de calidad que se precisan, la compañía se expone al riesgo de recibir una severa sanción.

Asegurar condiciones de trabajo más agradables

Las personas que trabajan en una compañía, para conseguir su máximo nivel de productividad y rendimiento, precisan que en su entorno se den las condiciones idóneas para desarrollar su desempeño. Para ello, hay que fomentar aquellos entornos lo menos viciados posible y que menos incomodidades causen. Uno de los aspectos a trabajar es la propia atmósfera laboral, una parte importante de la cual depende de propio lugar y espacio físico donde se trabaja.

Disminuir riesgos en el lugar de trabajo

Hay determinadas industrias que son especialmente sensibles a normativas de este tipo. Un claro ejemplo lo encontramos en la industria química. Hay que seguir de forma fija unos determinados protocoles que, en caso de incumplirse, pueden generar nefastas consecuencias sobre los propios trabajadores y el entorno. De aquí su existencia y de la extrema importancia de seguirlas.

¿Cómo implementar la gestión ambiental?

Para poner en marcha los procesos necesarios para cumplir con los objetivos en medio ambiente es necesario tener en cuenta los siguientes aspectos:

Recursos y personal disponibles

La empresa debe saber si cuenta con el número de personas necesario para poder aplicar las políticas que ha previsto y si cuentan con la formación necesaria para desarrollar la actividad. Del mismo modo, la empresa debe disponer de aquellos recursos a nivel técnico para dañar lo menos posible con su actividad a todo el entorno.

Formación adecuada a todos los miembros de la empresa

Hay que tener en cuenta que este tipo de normativas pueden cambiar con el tiempo, de forma que es imprescindible dar a conocer a los trabajadores todas las modificaciones. Hay que formar a los empleados sobre cuáles son las directrices generales a seguir y, de forma especial, de aquellos aspectos que afectan de forma más directa al área que trabajan.

Investigación sobre nuevos procesos

Una parte de las inversiones en el terreno de la Investigación y Desarrollo de algunas compañías va dirigida a encontrar nuevos procedimientos que permitan reducir el impacto de la actividad al medio ambiente. Aunque en un principio pueda parecer una inversión sin un retorno económico claro, como hemos visto y ampliaremos a continuación, sí que repercute de forma positiva a la compañía por ventajas a nivel de imagen y de cumplimiento y seguimiento de las normas.

Planificación y detalle sobre las actividades y procedimientos

Es importante conocer de forma precisa y detallada todas las actividades que se realizan y cada uno de los pasos necesarios para finalizarla. Solamente de esta forma se puede diseccionar todo el proceso productivo de forma que se pueda entender qué se necesita y qué mejoras se pueden incorporar a los procesos existentes.

¿Qué ventajas permite a la empresa la gestión ambiental?

Una empresa consigue los siguientes beneficios en caso de cumplir con todas las normativas existentes:

Credibilidad

Que un producto lleve una etiqueta conforme la empresa es respetuosa con el medio ambiente y cumple con los objetivos establecidos, además de una obligación para poder comercializar el producto en determinados países, da una seguridad al cliente conforme aquello que va a consumir no le será dañino ni tampoco ha supuesto un perjuicio importante para el medio ambiente.

Compromiso

Las certificaciones de calidad transmiten la sensación que el grado de compromiso de la empresa con el medio ambiente es real y no solamente fachada con el objetivo de vender más. El cumplimiento de las normativas a un nivel más elevado que el que marcan las normativas indica que se ha conseguido una excelencia en los procedimientos que dota de mayor calidad al producto.

Imagen de marca

Como se ha comentado al principio, toda empresa quiere que se asocie su nombre y marca a unos determinados valores compartidos por la mayoría de la sociedad o como mínimo por el público al cual se dirige. En la mayoría de los casos, la preocupación por el medio ambiente es uno de ellos.

Mejor ambiente laboral

Trabajar en un entorno sano da al trabajador una mayor seguridad y facilita que sea capaz de exteriorizar toda su productividad y conocimientos. Además, hay que recordar que el trabajador es también cliente y, por tanto, la empresa quiere que sea el primer prescriptor de sus productos.

Monto pinturas la marca del profesional
9 doctubre
9 doctubre
IVF liquidesa

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.