mentiness

Mentiness: La plataforma que mide y cuida la salud mental de los empleados

Entre la enorme cantidad de aplicaciones que ofrece la ciencia de datos para las empresas, el bienestar laboral ha sido hasta ahora una de las grandes olvidadas. Pero esto está cambiando. Con el objetivo de posicionar la salud mental como factor estratégico dentro de las empresas, la startup Mentiness aplica el people analytics para monitorizar las principales métricas y datos relacionados con el estado psicológico de los empleados, pero garantizando el anonimato de los mismos.

La idea de crear esta plataforma surgió cuando sus creadores vieron que normalmente estos dos servicios se ofrecían por separado, algo que para ellos no tenía sentido. «Una analogía que solemos comentar es la del médico: uno no se cura solamente haciéndose una analítica de sangre, necesitas también un profesional para afrontarlo y el profesional va a necesitar la analítica para dar un diagnóstico correcto«, explica Javier Serrano, CEO de Mentiness.

El emprendedor nos cuenta que la mayoría de las encuestas a empleados que se realizan en las empresas españolas se centran en cuestiones como el clima laboral, la cultura y el compromiso, dejando de lado el bienestar emocional. «Esto es insuficiente. Es como valorar un vehículo solo por la velocidad sin tener en cuenta las revoluciones. Con las personas es lo mismo. Puede haber escenarios de un alto compromiso con la empresa pero a cambio de un alto nivel de estrés, y esto no es sostenible en el tiempo», señala el fundador de la startup gallega.

«Nos hemos dado cuenta de que normalmente la salud mental se ve como un simple beneficio más dentro de las empresas, como lo pueden ser la jornada flexible, la formación o el seguro médico», destaca. Y afirma que, cuando se tratan de esta forma, estas soluciones no son aprovechadas por los empleados y generan un escaso impacto dentro de las organizaciones.


«Una estrategia de salud mental en la empresa debe estar basada en datos, no solo en buenas prácticas».


Para Serrano, la salud mental debe ser un pilar estratégico de cualquier organización. «Les hacemos ver a las empresas que, así como tienen una estrategia de ventas y marketing, también deben tener una estrategia de salud mental para los objetivos de negocio». «Esta estrategia debe estar basada en datos y no solamente en buenas prácticas. Solo de esta manera se puede empezar a ver el impacto en los resultados y objetivos del negocio», enfatiza el director de Mentiness.

Actualmente la plataforma se encuentra disponible para empresas con más de 20 empleados. Entre sus clientes hay desde startups como Teimas hasta organizaciones de la talla de ONCE o Warner Bros Discovery Productions. Es importante, no obstante, disponer de un departamento de recursos humanos que tenga la capacidad de ejecutar las diferentes acciones necesarias para generar impacto en la empresa a través de la plataforma.

En esta entrevista, Javier Serrano explica a Economía 3 el funcionamiento de Mentiness y da su percepción sobre la situación general de las empresas en lo que respecta a la salud mental de los trabajadores.

Las posibilidades de Mentiness

-¿Cómo funciona la plataforma?

La plataforma se compone de tres módulos que varían dependiendo de las necesidades de cada organización: módulo de people analytics, módulo de asistencia y módulo de formación.

El módulo de people analytics se encarga de la recogida de datos a través de encuestas que van contestando los empleados. El módulo de asistencia consiste en un directorio de psicólogos con diferentes especialidades a los que los empleados pueden acceder. Además, disponen de un chatbot usando ChatGPT donde pueden conversar para obtener feedback acerca de las respuestas o preguntarle cosas como la diferencia entre el estrés y la ansiedad. El módulo de formación dispone de recursos, tantos propios como externos, acerca de los objetivos que cada empleado de marca.

Por otra parte, los responsables de recursos humanos de las empresas pueden acceder a un panel para ver de manera anonimizada datos estadísticos, reportes y diferentes alertas.

-¿Cómo pueden beneficiarse las empresas al acceder a vuestra plataforma? ¿Y los empleados?

Las empresas se benefician creando estrategias de bienestar que generen impacto, ya que con los datos y las alertas pueden identificar las necesidades reales tanto a nivel global como de los diferentes segmentos. Estos segmentos pueden delimitarse por rol, departamento, sede, antigüedad en la empresa… Siempre con un mínimo número de personas por segmento para garantizar el anonimato. Disponemos de más de 80 indicadores, lo cual permite a las organizaciones entender qué cosas están funcionando bien y cuáles no.

Por su parte, los empleados pueden ver sus propios indicadores y alertas, como si fuera un Fitbit emocional, además de acceder a los servicios de asistencia y formación. Las empresas pueden cubrir sesiones de psicólogos a los empleados pero de una manera que garantiza el anonimato al empleado, ya que es lo más importante para nosotros.

La salud mental en la empresa: ¿Qué retos plantea?

-¿Qué condiciones o problemas de salud mental son los más frecuentes en las empresas?

Los problemas de salud mental más frecuentes en las empresas son el estrés y la ansiedad. Lo más importante de estos dos problemas es que tienen un carácter preventivo muy alto. Con una buena estrategia se pueden mejorar tanto el bienestar como la productividad de las personas.

Si nos imaginamos una fábrica donde la mitad de los empleados tienen una pierna rota entendemos inmediatamente el impacto tanto a nivel de salud como el impacto económico para la fábrica. Las empresas tienen que entender que con el estrés y la ansiedad pasa exactamente lo mismo.


«No sirve de nada trabajar 4 días a la semana si vas a duplicar la carga de trabajo o si el clima o la cultura de la empresa es tóxica».


-¿Habéis observado una relación entre el número de horas trabajadas y la salud mental de los empleados?

Ahora se empieza a hablar de las semanas de 4 días laborables. Para nosotros lo más importante es la calidad y el entorno en el que se trabaja. No sirve de nada trabajar 4 días a la semana si vas a duplicar la carga de trabajo o si el clima o la cultura de la empresa es tóxica.

Por eso es importante entender que cada empresa es un mundo y hay que conocer caso a caso dónde están las problemáticas, entender cuáles son las causas y qué palancas de acción hay que tomar.

-¿Cuáles son los factores que, según los datos que manejáis, más afectan a la salud de los empleados?

Factores como una falta de conciliación, una cultura tóxica, falta de reconocimiento y feedback, una mala comunicación o un mal liderazgo en los equipos. Estos ejemplos hay que tratarlos tanto a nivel organizativo como a nivel personal. Por poner un ejemplo, el feedback tiene que estructurarse a nivel organización de una manera adecuada, pero cada persona tiene que tener también la habilidad y gestión emocional para pedir y dar ese feedback. Y esto es algo que se tiene que tratar de manera individual.

Dentro de los 80 indicadores de los que disponemos, uno de los indicadores que suele estar en rojo es el de la gestión emocional, concretamente las habilidades de afrontamiento. Si no tienes habilidad para enfrentarte a un entorno cercano como familia y amigos, tampoco lo vas a tener con compañeros de trabajo, con tu jefe o jefa o con clientes, y esto es algo que repercute tanto en la persona como en su trabajo.

¿Hacia dónde nos encaminamos?

-¿Percibís un interés creciente de las empresas en el estado de salud mental de sus trabajadores?

Cuando empezamos a principios del 2021 a veces nos preguntaban por qué queríamos hablar de salud mental en el trabajo. Por suerte, esto está cambiando, aunque todavía queda mucho por hacer. Notamos mucho la diferencia entre países del resto de Europa o Latinoamérica donde la salud mental en el trabajo ya está normalizada hace mucho tiempo, mientras que en España todavía está en sus primeros pasos.

-Problemas como el estrés, la ansiedad o la depresión son una constante entre los trabajadores hoy en día. ¿Creéis que existe un aumento de estas situaciones o pensáis que tiene que ver más con que ahora estos casos son más visibles y es relativamente más fácil buscar ayuda?

Estamos mucho más expuestos socialmente que hace 50 años y no se nos educa en la gestión emocional. Hay más concienciación y por lo tanto hay más visibilidad y necesidad de cambio.

Yo siempre pongo el ejemplo de los mineros. Estoy seguro que si le preguntabas a cualquiera si físicamente se encontraban bien después de alguna jornada de trabajo te dirían que sí. Con los años muchos terminaban incapacitados o incluso muertos. Con el avance médico y científico se descubrió que las partículas de carbón entraban en los pulmones causando una enfermedad muy específica llamada neumoconiosis de los mineros del carbón.

En el momento que se descubrió se empezaron a diagnosticar y se le puso la importancia que debería, sólo entonces vinieron las acciones preventivas.

El estrés hoy en día es lo mismo, algo a lo que estamos expuestos diariamente pero que prolongado en el tiempo puede desencadenar muchas enfermedades: de salud mental, enfermedades autoinmunes, problemas intestinales… También se suman otros dos factores que agravaron la situación: el COVID y las redes sociales.

La visibilización, un pilar básico

-¿Qué papel juega la divulgación y la visibilización en un sector como el vuestro?

La divulgación y la visibilización es un pilar básico. El nivel de estigma todavía sigue siendo muy alto en España, tanto en las personas como en las organizaciones. Pero poco a poco estamos contribuyendo a cambiar esto.

Hay otra cosa que hacemos diferente cuando damos las formaciones y las charlas y es hacer que las personas sientan cómo les afecta la salud mental en su día a día. Un error común es hablar de generalidades: inteligencia emocional, estrés, mindfulness, etc. Esto por sí solo no llama la atención de las personas.

Cuando nosotros hablamos de salud mental lo llevamos a ejemplos del día a día de las personas y sus trabajos para que se sientan identificadas. Solo así llamas su atención y generas impacto.

-¿Qué objetivos os marcáis para 2024?

Para el 2024 llevaremos la plataforma un paso más allá generando analítica predictiva utilizando inteligencia artificial. Como decíamos antes, gran parte de los problemas de salud mental tienen un carácter preventiv. Queremos entrenar modelos de IA para generar alertas predictivas que sirvan no solo para que recursos humanos se anticipipe, sino también a nivel individual para que una persona reciba estas alertas y sea más consciente de su propio bienestar emocional.

Implica Corporate Finances
Interglobo Cevisama 2024
ESAT-ranking1-300
Infonif Bases de datos

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.