Gianluca Pereyra, cofundador y CEO de Visor.ai

La nueva era del Black Friday con la llegada de la IA

El Black Friday es una de las épocas donde las empresas tienen una mayor producción e ingresos, ya que es una de las grandes campañas de ventas junto al Cyber Monday, Navidad o las rebajas.

La inflación que hemos vivido durante este 2023, ha hecho que muchas personas no puedan realizar compras a las que antes tenían acceso, por lo que este Black Friday es una muy buena oportunidad para que esas personas aprovechen las grandes ofertas y puedan comprar lo que no han podido durante el resto del año.

De hecho, el informe Black Friday y Cyber Monday 2023, de Webloyalty, prevé que este año las ventas aumentarán en un 20% respecto al año anterior con una media de 162 euros de gasto por cada español. Además, destaca que el comercio electrónico crecerá en un 45% los pedidos respecto al mismo periodo del 2022.

Todo apunta a que el crecimiento de las ventas será mayor cada año durante el Black Friday. Pero, ¿están las empresas españolas capacitadas para asumir un mayor consumo según pase el tiempo? Pues bien, las nuevas tecnologías como la inteligencia artificial (IA) pueden jugar un papel clave en los comercios para obtener el máximo rendimiento al consumo y hacer posible una gestión correcta en las fechas de una gran producción y ventas.

Por ejemplo, invertir en los chatbots impulsados por IA ayuda a aliviar la carga de trabajo de los equipos de atención al cliente, a la hora de responder las preguntas frecuentes que suelen tener, como los plazos de devolución que tiene un producto. Esto les permite centrarse en ayudar a los usuarios a resolver cuestiones más personalizadas y que requieren una mayor atención.

Además, varios estudios apuntan que las campañas como Black Friday estarán marcadas por cómo las empresas irán incluyendo nuevas tecnologías, no solo para mejorar la calidad de atención a los clientes o gestionar stocks, sino para asegurar una economía de datos que garantice la seguridad y privacidad de los consumidores. Entre estos, España Digital 2025 afirma que el 50% de empresas usarán IA y Big Data con el objetivo de ir en el camino de asegurar una política de privacidad, a través de las oportunidades que ofrece la inteligencia artificial.

Cabe recordar que la implementación exitosa de la IA requiere una planificación cuidadosa y una comprensión profunda de las necesidades y preferencias de los clientes. Es decir, un proceso continuo que tenga flexibilidad y adaptabilidad a medida que evolucionan las condiciones comerciales y los comportamientos de los clientes. Es importante mantener actualizados los modelos de inteligencia artificial con datos relevantes y recientes, ya que a medida que las empresas evolucionan los comportamientos de los clientes cambian.

Además, hay que tener en cuenta que todo uso de IA debe estar bajo un uso responsable y ético. Las empresas tienen que asegurar un tratamiento correcto de los datos de los clientes y garantizar que los datos no se usarán con un fin que pueda dañar a la privacidad de los ciudadanos. Por ello, es importante que España, y sobre todo la Unión Europea, contemple una regulación donde se reflejen unas leyes que permitan a las empresas incluir esta tecnología sin tener riesgos de que los datos de sus clientes puedan estar expuestos sin ningún tipo de seguridad.

En definitiva, las nuevas tecnologías se deben de ir incluyendo para hacernos las vida más sencilla donde su implementación efectiva pueda ayudar a las empresas a mejorar la eficiencia operativa, aumentar las ventas y brindar una experiencia de compra más personalizada y satisfactoria para los clientes en épocas como el Black Friday, pero siempre bajo el amparo de leyes que nos tracen un camino ético y seguro para toda la sociedad.

Implica Corporate Finances
Infonif Bases de datos
Interglobo Cevisama 2024
Infonif Bases de datos

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.