Martes, 28 de Mayo de 2024
Pulsa ENTER para buscar
autoridad Portuaria de Valencia

¿Qué tienen en común un quirófano y un hangar?

¿Qué tienen en común un quirófano y un hangar?
Elisa Valero, Directora General en Economía 3

Son las nueve de la mañana de una gélida mañana de febrero y, de todos los lugares donde guarecerse, el último que se me habría ocurrido sería un hangar. Pero, para nuestra sorpresa al entrar en el hangar de Air Nostrum, en la localidad de Quart de Poblet (Valencia), el confort que se respira llama la atención.

«En el hangar trabajamos a tres turnos las 24 horas del día y los 365 días del año, aquí nunca se para» nos comenta Antonio de Nó, director de Marketing y Relaciones Institucionales de Air Nostrum, a quien definiría como uno de esos sabios de su profesión que consiguió despertar nuestro interés por el mundo aeronáutico debido a la pasión con la que nos explicó los entresijos de la compañía.

La directora general de Economía 3, Elisa Valero, y la redactora jefe, Gemma Jimeno, junto a Antonio de Nó (izquierda) y Jorge Aguadé (derecha).

El próximo año la compañía valenciana cumplirá 30 años y debemos estar orgullosos de tener en nuestro país empresas de este calibre, que emplean a más de 1.500 personas y que prestan un servicio a la sociedad enlazando rutas y conectando a miles de personas al año.

La labor en el hangar es minuciosa, trabajan como si de un quirófano se tratara, examinando pieza por pieza cada avión y revisando de forma exhaustiva que no sobre ni falte ninguna y que cada una de ellas ocupe su lugar.

Una infraestructura perfectamente equipada, en la que un ir y venir de mecánicos e ingenieros comprueban y ponen a punto cada una de las partes de la aeronave para que nada falle, con dobles y triples revisiones y todo muy parametrizado para no dejar nada al azar.

Instalaciones de Air Nostrum.

Después de ver esta minuciosidad, la verdad es que una viaja más tranquila.

Continuamos nuestro paseo por la nave y descubrimos que cuenta con espacios más especializados en cuestiones como pintura, motores o tapicería. En definitiva, todo un despliegue de procesos y procedimientos para tener las aeronaves a punto todos los días cuando aterrizan y también cuando cumplen determinadas horas de vuelo.

Una compañía que es una verdadera cantera, ya que ofrece trabajo a la juventud que se forma no muy lejos de allí, en Cheste, además de dar empleo a egresados de otros lugares. Pues, no en vano, en esta compañía se han formado directivos que actualmente están liderando otras aerolíneas.

Desde 1997 tienen un acuerdo de franquicia con Iberia que es la que comercializa los vuelos de Air Nostrum.

Son trabajadores y discretos, pero hay que reconocer que han sido premiados en varias ocasiones como la Aerolínea del año, y también obran en su poder otras distinciones relacionadas con el medioambiente y a la puntualidad.

Es de destacar su apuesta por la sostenibilidad, como dato curioso no verás ni una gota de aceite en el suelo del hangar. Todo residuo es recogido y reciclado para que no impacte en nuestro planeta.

Los robots de Air Nostrum remolcan las aeronaves hasta el hangar.

Durante nuestra visita también tuvimos la suerte de ver como un robot conducía un avión desde el exterior al interior del hangar, justo a la zona donde iba a ser aparcado y revisado. Sin duda la inversión en ingeniería robótica es impactante cuando se ve en directo.

En definitiva, en esta tribuna queríamos poner en valor la labor que hay detrás de una compañía que no solo vela por la seguridad de todos nosotros cuando cogemos un avión, sino que además genera empleo y riqueza en la sociedad.

Perfils UJI
arquitectura diputacion de valencia
arquitectura diputacion de valencia
Ruta de las barracas Alcati

Dejar una respuesta