Jueves, 23 de Mayo de 2024
Pulsa ENTER para buscar
autoridad Portuaria de Valencia

¿Por qué la falta de información nos hace comprar barato?

¿Por qué la falta de información nos hace comprar barato?
Elisa Valero, Directora General en Economía 3

Seguro que todos hemos escuchado la expresión “lo barato sale caro”, y es que a nadie se le escapa que no puede tener la misma calidad un producto barato que uno caro, de modo que lo barato nos obliga a comprar dos veces.

Sin embargo, los consumidores nos hemos acostumbrado, quizás, a ver ciertos precios que nos hacen tener una visión miope sobre qué es lo que hay detrás de ese precio bajo.

Indudablemente detrás de ese bajo precio hay menor calidad. Por ejemplo, determinados productos alimenticios que contienen agua inyectada, ropa hecha con tejidos que producen alergias dermatológicas, electrodomésticos que tienen una obsolescencia programada de meses, etc.

Y en este punto es donde somos varios agentes los que tenemos la responsabilidad de informar al consumidor:

Por un lado, las marcas, que tienen que poner en valor su producto y explicar mejor la diferencia entre una carne buena, un pescado o un marisco buenos y los que no lo son. Explicarle al consumidor cómo puede detectarlo y cómo puede afectar a su salud.

Por otro lado, desde una temprana edad sería deseable que desde el colegio y la enseñanza secundaria se impartiera una asignatura sobre nutrición, ya que según la OMS en España dos de cada diez personas tienen problemas de sobrepeso o son obesas.

Y también los medios de comunicación que debemos dar voz a esas marcas que fabrican productos pensando en la salud de los consumidores, que no escatiman en materias primas de calidad y que por tanto han de ofrecer el producto a un precio que no siempre será el más barato.

Ya que la falta de información concisa y bien explicada es uno de los factores que puede llevar a los consumidores a comprar productos baratos con una mala calidad oculta.

Precisamente, esta semana he tenido la oportunidad de compartir una mesa de debate con empresarios que han apostado por la internacionalización, y uno de los aspectos que se han abordado ha sido el valor que otorgan empresas de otros países a los productos con el sello CE. Es decir, empresas que buscan productos fabricados en la Unión Europea porque garantizamos un estándar de calidad.

Este punto nos ofrece a los europeos y, por ende, a los españoles, una ventana de oportunidad de fabricación que debemos aprovechar. Ha quedado demostrado que la excesiva dependencia de Asia tiene sus riesgos.

También hay que tener en consideración que una empresa que produce en España genera empleo en nuestro país, por lo que es deseable, para todos, que se creen muchas empresas en nuestro país.

Y como la actividad económica se retroalimenta, los consumidores hemos de apostar igualmente por esas empresas y comprar sus productos, para que puedan seguir creando empleo y riqueza en nuestro territorio.

Perfils UJI
campanya renda Generalitat
Mujeres al Timon viaje transformador
Generalitat Matrícula colegios castellano

Dejar una respuesta