Empujón

Un pequeño empujón para tomar decisiones

Un buen libro siempre es un buen compañero de viaje y más en época estival, en la que contamos con más tiempo libre. Durante estos viernes de agosto, en mis tribunas voy a mencionar diferentes obras que considero interesantes, porque de todas ellas se pueden extraer enseñanzas a aplicar tanto en la vida personal como en la profesional.

Empezamos con la primera recomendación, la cual gira en torno a la toma de decisiones.

La forma en la que tomamos decisiones no es fruto de la casualidad, los humanos tenemos dos sistemas cognitivos: el automático, que es rápido e instintivo; y el reflexivo, que es premeditado y autoconsciente. Confiar demasiado en el automático puede llevar a equivocaciones.

Y precisamente, para evitar esas equivocaciones surge el concepto de «Paternalismo Libertario», explicado por el Premio Nobel de Economía 2017, Richard H. Thaler, que junto con Cass R. Sunstein escriben el libro «Un pequeño empujón».

Por un lado, el concepto de paternalismo hace referencia a tratar de influir en la conducta de la gente para hacer su vida más larga, más sana y mejor. Por otro lado, el concepto de libertario hace referencia a que la gente sea libre para elegir.

Es decir, que a través de leves impulsos, a menudo invisibles, tanto los Gobiernos como las empresas pueden incentivar la toma de determinadas decisiones por parte de los ciudadanos, sin mermar por ello su libertad de elección.

Si piensas que tu toma de decisiones respecto al consumo de energía, al plan de pensiones a escoger, a si invertir en bonos o acciones o a elegir un tratamiento médico u otro, no están influidas en cierto modo por cómo te plantean las diferentes alternativas las personas o entidades que te proponen la elección, te invito a leer este libro que hará que te cuestiones cada decisión que tomes, así como el enfoque que realices sobre las decisiones que otros tengan que tomar.

Algunos ejemplos sobre como tomamos decisiones vienen dados porque estamos tan ocupados en el día a día, que no podemos pasar el tiempo analizándolo todo, de modo que tomamos decisiones basadas en heurísticas como:

1-La visibilidad de determinadas circunstancias: Por ejemplo, después de una inundación aumenta la contratación de seguros.

2-El llamado sistema de anclaje: Las organizaciones benéficas para conseguir recaudaciones de 100€ por persona, plantean los donativos de la siguiente forma: 100€-250€-500€, en lugar de hacerlo como sigue 50€-75€-100€.

3-La influencia social: El esfuerzo académico de los estudiantes está influido por sus compañeros, hasta tal punto que la elección del compañero de habitación del colegio mayor es fundamental.

Y como en la toma de decisiones hay un sesgo de error, aquí es donde intervienen los arquitectos de las decisiones, cuya función es la de mejorar la vida de los demás, desde algo tan simple como que un pomo en una puerta indica «tire» y una puerta plana indica «empuje». También unificar las dosis de medicamentos en una toma diaria para evitar olvidos, o el hecho de que el cajero automático obligue a retirar la tarjeta antes que el dinero para evitar despistes con la tarjeta.

Tanto Gobiernos como empresas actúan en esa arquitectura de decisiones que este Premio Nóbel desgrana alrededor del concepto de un pequeño empujón, para que tomes la decisión adecuada.

Si quieres descubrir cómo tus percepciones y decisiones dependen del modo en que se organizan ante ti las opciones, no dudes en leer esta obra.

Para hacerte con la obra haz clic aquí.

prestamo motor CAJAMAR
prestamo motor CAJAMAR
prestamo motor CAJAMAR
infocif-superbuscador-600

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.