Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Balance ASAJA-Alicante 2020

La nueva ley que prohíbe la venta a pérdidas en la agricultura no se cumple

Jóvenes Agricultores insta a los productores a guardar sus contratos para denunciar y reclama que la UE apruebe una directiva para que se respete la norma "histórica"

Publicado el:
Ramón Espinosa, Eladio Aniorte y José Vicente Andreu, en una rueda de prensa en Alicante.

Ramón Espinosa, Eladio Aniorte y José Vicente Andreu, presentando el balance agrario de ASAJA en 2020. /E3

Jóvenes Agricultores ASAJA-Alicante ha alertado de que la nueva ley que prohíbe la venta a pérdidas o “a resultas” no se cumple nueve meses después de su entrada en vigor. Por ello, recomienda a los profesionales del sector guardar los contratos de ventas para comunicarlo, en caso de ser víctimas de estas prácticas desleales.

Tras congratularse por el “hito poco conocido” que ha representado esta normativa que pretende erradicar la comercialización por debajo de los precios de coste de producción que venía realizando la gran distribución alimentaria, el secretario técnico de ASAJA-Alicante, Ramón Espinosa ha lamentado que perduren estas prácticas abusivas.

El decreto del Gobierno español llegó tras las numerosas acciones de protesta por los bajos precios y los desequilibrios, aquellas movilizaciones en varias zonas del país que, en el caso de Alicante, llegaron a cortar la autovía de Madrid con miles de agricultores manifestándose en sus tractores.

A partir de ahora, cada operador tiene que abonar un precio igual o superior al coste de producción. “No obstante, no está funcionando, han pasado nueve meses y se siguen vendiendo productos agrarios en esas condiciones”, ha abundado Espinosa.

A pesar de que el mercado está vigilado por agentes de la autoridad, como el personal de aduanas o los inspectores. El representante de ASAJA-Alicante también ha puesto de relieve que habitualmente, siempre es la Unión Europea la que establece alguna directiva que luego desarrollan con una ley cada Gobierno en su país, pero en la cadena alimentaria ocurre al revés, la iniciativa ha partido de algunos Estados como Francia, Holanda y ahora España. “Esperamos que la UE publique una directiva”, ha resaltado.

Cierre positivo de 2020

Ha sido un buen año, en general, hemos salvado los muebles, en un contexto malo, si bien en algunos subsectores ha ido mal por no producir la llegada habitual de visitantes”, es el balance de la organización agraria alicantina.

Se ha demostrado el “papel estratégico y el valor de la agricultura como motor de recuperación de la economía”, ha añadido Espinosa, sin obviar que mientras en algunos cultivos, los precios han sido buenos, en la parte negativa, se ha producido una caída del canal HORECA (acrónimo de hoteles, restaurantes y cafeterías), en la ganadería y en el vino, el aceite, la patata y la cebolla.

En cuanto a la repercusión de la pandemia del coronavirus, ha afectado a la rentabilidad para los agricultores, por tener que asumir mayores costes de producción en el transporte, mano de obra con menos pericia y el gasto por los protocolos de higiene y prevención.

Asimismo, también se ha dejado sentir aún, un año después, la incidencia de la DANA, aunque las lluvias e inundaciones ocurrieron en 2019, todavía algunas consecuencias, entre otros factores, porque algunos cultivos no se han podido plantar.

En global, se ha pasado de los 475 millones de euros de valor de la producción alicantina el año pasado -un ejercicio pésimo por la DANA- a 521 millones en 2020, aunque el potencial queda lejos, puesto que en 2018 el sector superó los 600 millones.

En la presentación de este balance anual, José Vicente Andreu, presidente de ASAJA-Orihuela, ha destacado la buena evolución de los cítricos, que han “salvado” la campaña y compensado los malos datos de otros cultivos, inicialmente por el mayor consumo de vitamina C durante el confinamiento, si bien ese efecto se ha ido diluyendo y ahora hay “incertidumbre” en el sector, por el descenso acusado de consumo en el canal HORECA.

Y el presidente de ASAJA-Alicante, Eladio Aniorte, ha recordado la importancia crucial del agua y los trasvases del Tajo al Segura y ha criticado con dureza a la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera. “Resultan ilógicas estas intenciones viscerales de exterminar de cualquier manera y a cualquier precio el entramado agrícola y agroalimentario del sureste español con acciones como la reducción de transferencias de forma unilateral, incluso desoyendo el consejo de su propio Comité de Expertos, perjudicando a un sector que en plena pandemia ha sido declarado como esencial e insustituible y que en las semanas más duras de confinamiento dio, y lo sigue haciendo, el 200%, poniéndose en riesgo para seguir produciendo alimentos para la población española y europea”.


Mantente informado cada día con nuestra newsletter. Suscríbete gratis.