Crisis por el coronavirus

Los hoteles Don Pancho y Río Park de Benidorm cierran por la cuarentena británica

Los dos establecimientos retrasan sus reaperturas después de haber renovado sus instalaciones y ven frenado su relanzamiento tras reposicionarse en el mercado

Vista del Hotel Don Pancho de Benidorm. /E3

Dos hoteles de Benidorm reformados en el último lustro que se encuentran en fase de relanzamiento con una profunda renovación de su imagen y sus instalaciones -el Don Pancho y el Río Park– han cerrado sus puertas en plena temporada alta debido a la cuarentena impuesta por el Gobierno británico a sus ciudadanos que regresen de España tras hacer turismo.

Lamentamos enormemente comunicarles que finalmente nos hemos visto obligados a retrasar la fecha de apertura que teníamos prevista para este 31 de julio“, anuncia en su web el Hotel Don Pancho, que justifica su “dificilísima decisión” por “la situación tan extraordinaria que se ha producido este fin de semana a nivel internacional con las nuevas restricciones impuestas por el Reino Unido así como la incertidumbre que estamos sufriendo en el país fruto de la evolución de los contagios, todo ello de última hora y ajeno a nuestra voluntad“.

Este establecimiento ganó en la última edición de la feria FITUR uno de los premios Hotels & Tourism de CaixaBank, al “Mejor Reposicionamiento o Reforma” en su segunda edicion nacional.

Está considerado una referencia como icono del lujo desde que se inauguró, en 1972, cuando asistió a su apertura el ministro de Información y Turismo de la época, y en el último lustro se ha sometido a una renovación a fondo sin perder su estética azteca.

“Todo el equipo del hotel lleva semanas luchando y trabajado sin descanso para que el hotel pudiera abrir sus puertas en la fecha comunicada por lo que esta noticia es muy dura para todos nosotros”, por lo que piden disculpas a sus clientes. De momento, aplazan al 1 de septiembre su esperada reapertura, según sus estimaciones.

En similar tesitura se han visto en el Hotel Río Park, cuyas obras son más recientes y ya habían iniciado la actividad tras el levantamiento del confinamiento por el estado de alarma, aunque apenas unas pocas semanas y se ven obligados también a parar su actividad. “Lamentamos que, como resultado del impacto de los recientes cambios en las informaciones sobre Covid-19 del Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido, nos vemos obligados a tomar la decisión de cerrar temporalmente a partir del 30 de julio“, se puede leer en su página de Internet.

Alternativas del mismo grupo

En su caso, ofrecen alternativas de alojamiento a los turistas interesados, en otros tres establecimientos del mismo grupo empresarial (propiedad de Azora, aunque gestionados por Med Playa, su dueño original): “Los hoteles Regente, Agir y Riudor permanecen abiertos y esperamos que elija uno de estos hoteles en Benidorm durante este periodo”.
La cadena Med Playa -con sede central en Girona- ha invertido el año pasado 12,2 millones de euros en actualizar y reposicionar el Hotel Río Park al pasar de dos a cuatro estrellas, antes de su venta, junto con otros hoteles, al grupo Azora, con el que mantiene una alianza de cooperación en otros proyectos.
No se trata de los únicos cierres hoteleros en Benidorm después de la drástica medida adoptada por el Gobierno de Boris Johnson y, de hecho, la agrupación empresarial Hosbec ha cifrado la repercusión económica para el sector de este varapalo en 200 millones de euros de pérdidas y 300.000 pernoctaciones canceladas, con el agravante de que para algunos alojamientos, se trata prácticamente de su único mercado emisor, al estar especializados en este visitante.
Suscríbete a nuestra newsletter