Propuestas de ocio

Una cena de empresa diferente con ‘escape room’ y ‘Cluedo’ en vivo

La empresa valenciana 'The Room Escape' ofrece una original propuesta con diversión y enigmas para amenizar los compromisos navideños

Archivado en: 

Los dinamizadores son dos personajes que intervienen para darle ritmo a la historia| E3

Familiares y amigos de la alta sociedad parisina se reúnen para cenar en una mansión. La agradable velada se verá interrumpida por un misterioso asesinato que cambiará el destino de la noche, donde los asistentes, ninguno de ellos libre de sospecha, intentarán recopilar pistas para descubrir al autor del crimen, mientras tratarán de mantener ocultos los grandes secretos que guardan cada uno de ellos.

Podríamos estar redactando la sinopsis de una película de cine negro o de una novela policíaca, pero en realidad, hablamos del argumento del mítico juego de mesa de detectives y misterio Cluedo, creado en 1948 por Anthony Pratt (Inglaterra).

Recrear este escenario, donde nuestros compañeros de trabajo y jefes son los protagonistas del juego, es la propuesta original que ofrece la empresa valenciana ‘The Room Escape’ para hacer algo diferente en la típica cena de empresa. ¿Quién será el asesino(a)?…


El negocio de las escape room está pleno auge, solo en la ciudad de València ya hay cerca de 30 empresas dedicadas a este sector


En Economía 3 entrevistamos a al confundador de la empresa, Álvaro Martínez y a  Adrián González, manager y director de Cluedo, para que nos expliquen los detalles de esta actividad, que se desarrolla en distintas estancias del hotel NH Les Arts de València.

-¿Cómo surge la idea de crear una actividad de cena con Cluedo?

Álvaro: Era un nicho de mercado a explotar, ya que no lo hacía casi nadie en València. También, porque como ya realizamos una escape room en una habitación del hotel, conocíamos las instalaciones del hotel y veíamos zonas, como los salones, a los que se le podía sacar partido.

Además, nos dieron todas las facilidades para combinarnos con ellos. Nosotros organizamos el juego, pero de la cena se encarga el personal del restaurante del hotel, tanto los cocineros elaborando el menú, como los camareros atendiendo a las mesas.

-¿En qué consiste esta actividad?

Adrián: La actividad consiste en jugar al Cluedo, el clásico juego de mesa llevado a la vida real. Unos días antes, se envía a los comensales una ficha con el personaje que tienen que asumir como rol dentro del juego, donde además, cada integrante tiene un secreto muy importante que ocultar, y que tendrán que mantener en secreto.

La velada esta ambientada en una familia de clase alta parisina, en la que el anfitrión recibe a sus familiares y amigos en una mansión. En este cena ocurre algo que va a cambiar la situación. Todos son sospechosos, todo el mundo tiene algo muy importante que ocultar y algún motivo para matar, y el asesino está sentado en esa mesa.

Para que sea más dinámico y hacer que fluya la situación, hay dos dinamizadores de la empresa, el investigador y la forense, que intervienen en la historia como personajes pero no son jugadores.

Todo ello ocurre en varias estancias del hotel, ya que se combina también con escape room, para encontrar pistas e intentar averiguar que ha pasado. No solamente están en la mesa cenando mientras resuelven cosas, si no que se mueven.

-¿Cómo organizáis los grupos?

Adrián: Los grupos se separan en temas por mesa en un salón privado del hotel. Normalmente son grupos de un mínimo de 6 personas hasta un máximo de 11. No obstante, también adaptamos la historia a grupos más grandes como por ejemplo ahora para una cena de empresa.

-¿Cómo determináis o repartís los roles?

Adrián: Asignamos los personajes en función de la edad y del género. Pero normalmente la persona que reserva es la que lleva la dinámica y da las indicaciones, por ejemplo, según sus gustos o preferencias a la hora de interpretar determinados papeles.


“La gente no se cansa del escape room. Obviamente hay que renovarse, pero esto engancha”


Otra cosa que también se indica en la ficha es la relación entre los personajes durante la actividad. A nosotros nos llega información de todas las personas que van a participar en la velada y decidimos y les indicamos con quién tienen una buena o mala relación durante la actividad, independientemente de como sea en la vida real.

Para que salga bien, se debe guardar en secreto todos los detalles del rol que ha sido asignado, hasta que llega la hora. Todo empieza en el cocktel de recepción, que tiene una duración de aproximadamente 20 minutos, primer momento donde interactuan “los personajes”.

-¿Y la gente se mete en el papel?

Adrián: Sí. Además, en la propia ficha que enviamos también damos recomendaciones de cómo pueden ir vestidos, como comportarse y también cómo manejarse en las conversaciones, principalmente para la gente más tímida. No obstante, para eso estamos los dinamizadores, que somos dos personajes que intervenimos en la historia pero que no jugamos como tal.

Álvaro: Al final de la actividad damos una serie de premios a la mejor interpretación, vestuario y al ganador del Cluedo.

-¿Cuál es el objetivo principal del juego?

Adrián: El objetivo principal del Cluedo es descubrir al asesino (o asesina) y cómo ha cometido este crimen, además  de intentar descubrir la mayor cantidad de secretos posibles del resto de personajes. Las pistas pueden compartirlas entre ellos o no porque, por ejemplo, puedes encontrar pruebas que te incriminen a ti directamente y tienes que guardártelas. Pero el juego te hace interactuar con todos los personajes de la mesa para tratar de ganar la partida.

-¿Cuándo se pone en marcha ‘The Room Escape’?

Álvaro: Somos tres socios y empezamos en octubre de 2016 después de ir juntos a un escape room. Nos lanzamos a ellos con nuestras ideas y los juegos que creamos nosotros y directamente pusimos un local, por suerte no es un negocio que necesites una inversión enorme.

El primer local lo abrimos en la avenida del Doctor Waksman, con dos salas. Una es ‘Wonderland’ que es de “Alicia en el país de las Maravillas” donde además de estar dirigido a adultos, lo adaptamos a niños, enfocado a celebraciones para ampliar el público. ‘Nightmare’ es la sala de miedo, y se caracteriza por la inmersión directa en el local, algo muy demandado por los clientes.

Actualmente, llevamos 3 salas y en septiembre vamos a abrir una cuarta. A parte, además de la cena con Cluedo para grupos en el NH Les Arts, tenemos una habitación para hacer escape room que se ofrece a los clientes de este hotel. Otro proyecto en marcha es la apertura en Madrid en los próximos meses de un escape room con cinco salas, estamos en plena expansión.

Somos tres socios y en la empresa trabajan 8 personas.

-El negocio de las escape room está pleno auge…

Álvaro: Está muy de moda. en València hay entre 25-30 empresas actualmente, cada uno con sus juegos.  No sabemos cuanto va a durar, pero en los últimos tres años está muy en auge y parece que no baja y que tiende a establecerse como un opción de ocio cultural. No es un tipo de actividad que hagas una vez y no vuelves a repetir porque siempre es lo mismo. Aquí cada vez entras en un juego diferente, con su propia ambientación…la gente no se cansa. Obviamente hay que renovarse, pero esto engancha.

Suscríbete a nuestra newsletter