Obras

El castillo de Peñíscola, recta final para la segunda fase de su restauración

La Diputación de Castellón está ultimando las obras de restauración de las cubiertas, los paramentos verticales y el polvorín de la fortaleza

Vista del castillo de Peñíscola | E3

La Diputación de Castellón está ultimando las obras de restauración de las cubiertas, los paramentos verticales y el polvorín de la fortaleza del castillo de Peñíscola, dentro de la segunda fase del plan director que pretende convertirlo en el “más visitable” de España. Estas obras está previsto que se completen en abril con la restauración ambiental del interior de las salas principales que rodean el patio de armas, según fuentes de la corporación provincial. Estas actuaciones están cofinanciadas por la Unión Europea con Fondos Feder.

El vicepresidente primero y diputado provincial de Cultura, Vicent Sales, ha explicado que estos trabajos pretenden convertir el Castillo de Peñíscola en “el gran polo de atracción de visitantes” y “la mejor puerta a un turismo internacional con capacidad de irradiar oportunidades turísticas y riqueza a toda la provincia”.  Según Sales, esta actuación hace de la recuperación de espacios y la investigación arqueológica e histórica “la mejor base científica para una transformación completa de la visita al monumento convirtiéndola en toda una experiencia turística”. 

Además, ha explicado que en las obras de restauración de paramentos se están consolidando muchos impactos de los bombardeos, en los que había materiales pétreos disgregados que caían a la vía publica y ponían en peligro la seguridad de las personas, ya que los lienzos de sillería recayentes junto a la Iglesia de la Ermitana presentaban un gran deterioro y se veían muy afectados.

Aprovechando las obras de restauración se ha continuado con el plan de catas arqueológicas en todos los espacios ya iniciado en las obras de 2015, ya que el monumento sufrió muchas reformas en el siglo XX y la mayoría de pavimentos se modificaron en el siglo pasado.  Así se están documentando vestigios de niveles más antiguos de pavimentos que ya se detectaron en los estudios previos del proyecto y que en la cubierta del patio de armas se dejaran a la vista, informan las mismas fuentes.

Protección a las aves

Las obras en el monumento cuentan también con la autorización de la dirección territorial de la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente, con quien se han mantenido varias reuniones para poder compatibilizar las obras de conservación del monumento con la protección de las aves, en concreto los vencejos.

Así, con el fin de no impedir el anidamiento de estas aves que suelen llegar en primavera, la dirección de obra ha consensuado una serie de medidas con los técnicos de la Conselleria y de la agencia medioambiental, que se van a adoptar, como la realización de una serie de nidos compensatorios para poder consolidar los huecos de los muros que presentan mayor peligro para la seguridad.

En la primera fase del plan director de restauración ya ha supuesto la recuperación y acondicionamiento de las salas de la planta baja del castillo y las salas pontificia, abriendo al visitante todas las salas que anteriormente se dedicaban a labores administrativas y que ahora se concentran en el faro, también habilitado por la Diputación

Suscríbete a nuestra newsletter