La información económica de los líderes

La oposición vota en contra y acusa a la norma de obviar las recomendaciones de la Policía Local

Bicicletas y patinetes ya tienen ordenanza de movilidad en València

Grezzi, feliz de haber aprobado sus ordenanza (Foto Efe | Manuel Bruque)

El pleno del Ayuntamiento de València ha aprobado, con el voto favorable del equipo de gobierno (Compromís, PSPV y València en Comú) y en contra de PP, Ciudadanos (Cs) y la edil no adscrita, la nueva ordenanza de movilidad que incluye la regulación de los nuevos modelos de movilidad eléctrica.

El documento da prioridad a los peatones y al transporte público, prohíbe que bicis y patinetes eléctricos circulen por las aceras y recomienda tener un seguro a los conductores de vehículos de movilidad personal, entre otras novedades.

La oposición ha reprochado que la ordenanza hace caso omiso a las recomendaciones de la Policía Local y ha tenido nulo proceso participativo, además de que incumple el reglamento general de circulación y, entre otras cuestiones, no revierte la prohibición de poder aparcar de noche en el carril bus.

El concejal del PP Alberto Mendoza ha recriminado que en el texto “se prime la bicicleta ante el peatón” y ha calificado de ridícula la suspensión del servicio de alquiler de patinetes eléctricos el pasado verano al no existir marco legal.

También ha criticado que no se haya escuchado a la Policía Local, la prohibición a las motos de circular por el carril bus y que permita a patinetes y bicis circular por las aceras, aunque ha valorado que se exija tener un seguro a los vehículos de movilidad personal.

Para el edil de Cs Narciso Estellés hay “laxitud” en algunas sanciones y se trata de una ordenanza “ciega” y “sorda” porque no escucha a sus propios empleados como la Policía Local.

La concejal no adscrita María Dolores Jiménez ha argumentado para su voto en contra que no incluye a todos los sectores sociales participativos, solo a ciclistas, se salta el reglamento general de circulación y las infracciones y sanciones están mal redactadas. EFE

Suscríbete a nuestra newsletter